El papel de Rusia en Siria y el bloqueo del acuerdo comercial con Canadá centrarán la cumbre europea

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El papel de Rusia en Siria y el bloqueo del acuerdo comercial con Canadá centrarán la cumbre europea

Publicado 19/10/2016 20:25:19CET

Será la primera cita europea para la británica Theresa May, de quien se espera detalles sobre el 'Brexit'

BRUSELAS, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reúnen este jueves y viernes en Bruselas con el reto de lograr superar el bloqueo de la región belga de Valonia a la firma del acuerdo de libre comercio con Canadá (CETA, por sus siglas en inglés) y de discutir la presión que debe jugar el bloque sobre Rusia por su papel en Siria.

Los líderes dedicarán la cena de la primera jornada a una reflexión "estratégica" sobre el futuro de las relaciones con Rusia, aunque las fuentes consultadas han descartado ninguna medida que implique sanciones contra el Kremlin por los bombardeos contra civiles en Alepo.

"Es el momento de una discusión franca, honesta y abierta, sin la presión de tener que tomar decisiones (sobre nuevas acciones)", ha argumentado un alto funcionario europeo, que recuerda que la UE ya prorrogó hasta el próximo enero sanciones económicas a Moscú por desestabilizar Ucrania.

Por ello no se espera que sea una cumbre con decisiones de calado --tampoco en otros asuntos clave de la agenda como la migración, el 'Brexit' y la política comercial--, sino de discusión para acercar posturas y que permita, además, reiterar el mensaje suscrito por los ministros de Exteriores el lunes respecto a la grave situación en Siria, aunque con un lenguaje "más duro".

"Nuestro valor es la unidad, pese a las diferencias", ha destacado el propio presidente del Consejo, Donald Tusk, al ser preguntado por la presión sobre Rusia en la víspera de la cumbre.

BLOQUEO AL CETA

Los mandatarios deberán afrontar también las dificultades para ratificar el acuerdo de libre comercio con Canadá a tiempo para la cumbre prevista con este país para el próximo 27 de octubre, que peligra por la negativa de la región belga de Valonia a dar su visto bueno al pacto.

Los Veintiocho temen el "duro golpe a la credibilidad" de la Unión Europea que supondría no firmar el CETA en los próximos días y defienden las virtudes de la política comercial común, habida cuenta de que "uno de cada siete empleos" en la UE dependen de las exportaciones extracomunitarias, según cifras del Consejo.

La Comisión Europea, que es quien negocia en nombre de los 28 los pactos comerciales, y el Gobierno belga han intensificado las conversaciones con Valonia, para tratar de superar sus reservas introduciendo nuevos matices en la declaración que se ha negociado para calmar las dudas de los Estados miembros más reticentes.

También Rumanía y Bulgaria se resisten a un acuerdo comercial con un país que sigue exigiendo visados a sus ciudadanos, pese a no pedírselo al resto de ciudadanos extracomunitarios.

De manera más amplia, los Veintiocho abordarán la necesidad de reforzar los instrumentos de defensa comercial frente a prácticas desleales de otros países que, como China, exportan producciones derivadas del acero subvencionadas, por debajo del precio de mercado.

BREXIT, PRIMERA CUMBRE PARA MAY

Será también la primera cita de líderes europeos a la que asista la británica Theresa May, a la que el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha pedido que informe a sus aún socios comunitarios sobre el calendario que prevé para iniciar el divorcio.

Londres ha adelantado que activará el proceso formal en marzo de 2017 a más tardar, pero aspira a poder entablar conversaciones, al menos informales, con el resto de países de la UE antes de ese momento.

El bloque, sin embargo, se mantiene fiel al principio de que "no habrá negociación, sin notificación" de la activación del artículo 50 del Tratado de la UE, que es el paso necesario para comenzar las negociaciones e inicia la cuenta atrás de dos años para cerrar la salida británica.

Así las cosas, el 'Brexit' sólo forma parte de la agenda como "punto informativo" por parte de May y no de discusión, aunque las capitales esperen más detalle sobre la 'hoja de ruta' que quiere diseñar Reino Unido. La líder británica, por su parte, espera escuchar del resto de líderes cuáles son sus "limitaciones" y planes para el futuro de las relaciones, según han revelado fuentes diplomáticas.

Mientras los Veintisiete niegan cualquier señal de negociación con Londres, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha previsto un almuerzo de trabajo con la 'premier' británica el viernes, al término de la segunda jornada de Consejo europeo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies