La Policía turca detiene a dos profesoras en huelga de hambre

Un agente de Policía en Turquía
REUTERS
Publicado 22/05/2017 18:35:37CET

ANKARA/ESTAMBUL, 22 May. (Reuters/EP) -

La Policía turca ha detenido a dos profesoras que llevaban en huelga de hambre más de dos meses para protestar contra la purga que ha llevado a cabo el Gobierno turco tras el intento de golpe de Estado que tuvo lugar el pasado 15 de julio, en la que miles de trabajadores públicos, entre ellos muchos profesores, han sido suspendidos.

A medida que la noticia de su detención, que se ha producido en plena noche del domingo, ha llegado a oídos de los habitantes de Ankara, alrededor de 150 personas se han concentrado en lugar donde la profesora de Literatura Nuriye Gulmen y la profesora de Educación Primaria Semih Ozakca habían estado reuniéndose durante los últimos dos meses para protestar.

Las dos maestras habían explicado en ocasiones anteriores que estaban haciendo huelga de hambre para llamar la atención de las autoridades y así poder denunciar que más de 150.000 funcionarios públicos han sido suspendidos o despedidos después de la asonada militar. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, culpa del intento de golpe de Estado a los seguidores del clérigo opositor Fetulá Gulen.

Antes de ser detenida, Gulmen escribió el siguiente tuit: "El Departamento de Policía está intentando entrar en la casa, han roto la puerta. ¡No nos hemos rendido y no nos rendiremos nunca!".

La Policía turca les ha detenido porque temían "que su huelga de hambre acabase suponiendo su muerte y eso provocase nuevas manifestaciones como las del parque Gezi", según ha explicado el abogado de las dos maestras, Selcuk Kozagacli.

"Soy abogado desde hace muchos años y nunca antes había visto a nadie ser arrestado por una cosa así", ha asegurado Kozagacli. "La ley turca no contempla este tipo de arrestos preventivos basados en hechos que no han tenido lugar aún", ha añadido.

CANSADAS Y EN PRISIÓN

Gulmen and Ozakca han sobrevivido durante los últimos dos meses a base de una dieta líquida de agua con limón, sal y azúcar. Como consecuencia han perdido una enorme cantidad de peso y sus médicos han informado de que la salud de ambas jóvenes se ha deteriorado enormemente.

Kozagacli ha contado que las ha visto por la mañana en la cárcel y que las dos estaban cansadas, pero que planean rechazar las soluciones de azúcar y agua con sal como protesta por su arresto.

Ebru Timtik, otro de los abogados de las profesoras, ha asegurado que cuenta con un grupo de magistrados está trabajando a contrarreloj para intentar que el fiscal retire los cargos.

"Turquía ha suspendido o despedido a más de 150.000 jueces, profesores, policías y funcionarios y ha arrestado a otras 50.000 personas, a las que acusa de estar vinculadas al clérigo Gulen, que vive exiliado en Estados Unidos desde hace años.

Las autoridades turcas alegan que la campaña de arrestos y despidos es necesaria porque el movimiento que encabeza el clérigo, denominado Hizmet, ha creado "un estado alternativo dentro del Estado" que amenaza la seguridad nacional.

Los críticos de Erdogan señalan que el mandatario está utilizando el golpe de Estado como excusa para eliminar a sus oponentes y acabar con cualquier tipo de disidencia. El mes pasado ganó un referéndum que le otorga aún más poderes ejecutivos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies