El presidente de Túnez insta al primer ministro a dimitir si la crisis económica en el país continúa

El presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi
ZOUBEIR SOUISSI/REUTERS - Archivo
Publicado 16/07/2018 3:34:13CET

TÚNEZ, 16 Jul. (Reuters/EP) -

El presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, ha hecho un llamamiento este domingo para que el primer ministro del país, Youssef Chahed, presente su dimisión o se enfrente a una moción de confianza si la crisis política y económica que asola al país continúa, retirando por primera vez de forma oficial su apoyo al mandatario, que ha tenido enfrentamientos con su hijo.

El hijo del presidente, Hafed Caid Essebsi, líder del partido en el Gobierno, Nidá Tounes, ya pidió públicamente la dimisión del primer ministro, al que acusa de haber sido incapaz de reactivar la economía del país. Su llamamiento fue compartido por uno de los sindicatos más influyentes de Túnez, UGTT, que ha rechazado en todo momento las reformas económicas propuestas por Chahed.

"Existe una diferencia entre los partidos, las organizaciones nacionales y el Gobierno, así como entre el Gobierno y algunos actores claves en el proceso como el UGTT", ha asegurado el presidente en una entrevista retransmitida por la televisión local Nesma TV.

"Si esta situación continúa, el primer ministro debe dimitir o ir al Parlamento y solicite una moción de confianza", ha emplazado. Al contrario de lo que ocurre con la moción de censura, en el caso de una moción de confianza es el propio jefe de Gobierno el que la presenta ante el Parlamento.

Chahed, que fue apuntado por Essebsi en 2016, ha acusado al hijo del presidente de destruir el partido Nidá Tounes y ha dicho que la crisis política que sufre la formación se ha trasladado a las instituciones públicas.

Por su parte, el partido islamista moderado Ennahda ha asegurado que la salida del primer ministro del Gobierno supondría un duro golpe para la estabilidad política del país en un momento en el que lo que necesita Túnez son reformas económicas.

Túnez ha sido bautizado como el único sistema político que ha sobrevivido con éxito la denominada como Primavera Árabe, ya que las protestas que tuvieron lugar en 2011 acabaron con el régimen de Zine El Abidine Ben Ali sin desencadenar un conflicto armado, como es el caso de Libia o Siria.

No obstante, desde entonces han pasado por el poder hasta nueve Ejecutivos diferentes, que han tratado sin éxito solucionar la crisis económica del país, que se ha traducido en una tasa de paro muy alta y una grave inflación.