El primer año de Trump en 10 tuits y medio

Contador
Donald Trump en la pantalla de un teléfono
REUTERS
Actualizado 13/01/2018 20:03:01 CET

MADRID, 13 Ene. (EDIZIONES) -

Donald Trump se incorporó a Twitter en 2009 por recomendación del responsable de marketing Peter Costanzo, quien le sugirió que participar en la emergente red social le proporcionaría al nuevo libro del magnate, 'Piensa como un campeón', la atención apropiada. Dado que no podía usar la identificación @donaldtrump porque ya era empleada por un usuario anónimo – con carácter paródico sobre la persona de Trump –, el empresario seleccionó el denominador @realdonaldtrump y debutó con un mensaje previo a su aparición en el show del presentador David Letterman.
En 2017, @realdonaldtrump se ha convertido en el canal oficial de los pensamientos de Trump hasta el punto de que el departamento de comunicación de la Casa Blanca ha tenido que adaptarse al ritmo infernal marcado por el ahora presidente de Estados Unidos, una especie de "corriente de conciencia digital" en la que el mandatario vuelca sin freno opiniones, reflexiones, invectivas, peroratas y amenazas sin filtro, adulteración o respeto por la sintaxis, en muchas ocasiones emitidas a horas intempestivas o bien publicadas al hilo de la noticia correspondiente del canal favorito de Trump, la conservadora Fox News.
Esta "Presidencia digital" ha transformado la visión de las redes sociales (y de Twitter en particular) en lo que se refiere al uso que hacen de ellas los mandatarios. Trump, que ha flirteado en esta red con la posiblidad de iniciar una guerra nuclear con Corea del Norte, ha obligado a la compañía a introducir una excepción a sus propias normas, en este caso la cancelación de cuentas por discurso de odio argumentando que los tuits del presidente norteamericano tienen "interés histórico", ha generado un entorno de confusión en la propia Casa Blanca entre lo que son opiniones personales, intenciones presidenciales y política real, e impulsado un ecosistema de críticos, partidarios y cuentas automatizadas que compiten entre sí por publicar la primera respuesta a sus mensajes con el objetivo a su vez de ganar seguidores, retroalimentando un círculo vicioso con un único beneficiado: el propio Donald Trump. Así ha sido su primer año como presidente 'tuitero'.
LOS TRES MÁS RETUITEADOS
1.- "#FraudNewsCNN #FNN"

Trump en su máxima expresión. El presidente usa un crudo vídeo viral, un "meme", que remite a su aparición en un espectáculo de lucha libre para acusar a su némesis, la cadena CNN, de abanderar una campaña de "noticias falsas" en su contra. Con más de 360,000 "retuits", el mensaje desató una respuesta inmediata de la cadena, que le acusó de promover la violencia contra los periodistas. "Seguiremos haciendo nuestro trabajo. Él debería empezar a hacer el suyo", recomendó el departamento de Comunicación del medio.
2.- "HOY HACEMOS DE NUEVO GRANDE A AMÉRICA" Mensaje emitido el día de las elecciones. El lema de su campaña. Seis palabras que condensan sus intenciones: la construcción de una América aislacionista que antepone más que nunca sus propios intereses por delante de las relaciones internacionales, con ánimo de borrar de la existencia tanto los logros como los fracasos de la administración precedente, la de Barack Obama y Hillary Clinton, representación física de todo lo que Trump prometió eliminar en campaña: un estado ultraburocrático e ignorante de las necesidades del americano blanco medio. 331.000 retweets.
3.- "¿Por qué Kim Jong Un me insulta llamándome viejo? Yo NUNCA le diría que es gordo y bajo", ha escrito Trump en su cuenta. "Oh, en fin, con lo que intento ser su amigo - ¡y quizás algún día pueda suceder!"
Otro tuit de Trump en respuesta a declaraciones de las autoridades norcoreanas después de que le describieran como un "dotard" (viejo chocho). Ejemplo sobre su forma de abordar las relaciones diplomáticas pero, en particular, sobre su forma de abordar la confrontación internacional. En Corea del Norte, Trump parece haber encontrado a su contrincante dialéctico favorito: uno con el que comparte la misma verborrea inflamatoria. Trump ha llegado a fardar ante el líder norcoreano, Kim Jong Un, de que su "botón nuclear es más grande", una exaltación bulliciosa y masculina que enlaza directamente con el lado misógino del presidente, quien describió en su día a su rival, Hillary Clinton, como un "asco de mujer" – término que ha empleado ocasionalmente para describir los movimientos feministas – y llegó a enmarcar su frase "Agarradlas por el coño" como una tradicional "charla entre hombres". 271.000 retuits.

TRUMP Y OBAMA

4.- "¡Esto es terrible! Acabo de descubrir que Obama pinchó mis teléfonos en la Torre Trump justo antes de la victoria. No encontraron nada. ¡Esto es McCarthyismo!" Este mensaje, publicado el 4 de marzo, enlaza directamente con una de las obsesiones de Trump, la eliminación de todo vestigio de la administración anterior, una que durante años intentó deslegitimar dudando de la nacionalidad del entonces presidente Obama, de quien exigió su certificado de nacimiento para constatar que había nacido en América. En uno de sus primeros conflictos con la administración, el Departamento de Justicia tuvo que desmentir inmediatamente que tal "pinchazo" hubiera ocurrido realmente.

TRUMP Y LA GUERRA CULTURAL

5.- "El reparto y los productores de Hamilton, que según tengo entendido está profundamente sobrevalorada, debería disculparse inmediatamente ante Mike Pence por su terrible comportamiento". Trump contestaba aquí al mensaje de unidad emitido en plena función por los responsables del exitosísimo musical Hamilton (caracterizado por incorporar la cultura del hip-hop a la historia fundacional del país que explica la obra) al vicepresidente Mike Pence, presente en la sala. Es un tuit descriptivo de la actitud combativa que Trump ha mantenido contra lo que describe como la cultura elitista y liberal de los núcleos urbanos, y que con el tiempo ha ido enfocando más hacia un sector concreto: la cultura elitista, liberal y negra (como el reparto de Hamilton), simbolizada por el jugador de fútbol americano Colin Kaepernik, quien decidió hincar la rodilla en mitad del himno estadounidense en señal de protesta. Trump llamó a su despido inmediato y de cualquiera que "faltara al respeto a la bandera".

TRUMP Y EUROPA

6.- "@theresa_may, no te centres en mí, sino en el destructivo Terrorismo Radical Islámico que está ocurriendo en Reino Unido. ¡A nosotros nos va muy bien!" Al segundo intento (el primer mensaje fue dirigido a una Theresa May equivocada, quien tuvo que ocultar temporalmente su cuenta) Trump respondió en estos términos a la primera ministra británica después de las críticas que recibió el mandatario por dar voz a un tuit de la responsable de un grupo de extrema derecha británico, Jayda Friesen, que proporcionaba ejemplos (falsos, según se verificó después) de crímenes cometidos por los musulmanes descendientes de inmigrantes . Trump entiende Europa como un relato admonitorio que describe el peor escenario posible en su imaginación: uno donde los inmigrantes campan a sus anchas, orquestando atentados y destruyendo los valores identitarios y nacionalistas. "Mirad lo que ha pasado esta noche en Suecia", llegó a decir Trump ante sus simpatizantes en un mítin el pasado mes de febrero, sobre un hipotético atentado en el país nórdico, que nunca sucedió.

TRUMP Y EL NACIONALISMO BLANCO

7.- "Todos debemos unirnos y condenar lo que el odio representa. No hay lugar para esta clase de violencia en América. "Unámonos como si fueramos uno solo". El primer tuit de Trump tras conocer los incidentes en una marcha de la extrema derecha en Charlottesville, que desembocaría en el asesinato de la contramanifestante Heather Heyer por un participante en la marcha nacionalista. Un mensaje que despertó las críticas por su carácter generalizador en un momento en el que incluso políticos republicanos responsabilizaron directamente a la marcha nacionalista de generar la violencia, y que Trump remató en una posterior conferencia de prensa en la que aseguró que "hay gente buena en todas partes". Trump acabó condenando los mensajes de odio emitidos desde la extrema derecha, sin convencer a nadie. "Recomendaría al presidente que recordara", escribió uno de los rostros públicos del KKK, David Duke, "que fueron los americanos blancos quienes le pusieron en el poder, no los radicales de izquierda".

TRUMP Y EL ESTABLISHMENT

8.- "Ahorra tu energía, Rex. Haremos lo que haga falta" El 1 de octubre, Trump revocó en vivo y en directo a través de Twitter los intentos de su secretario de Estado, Rex Tillerson, para aplacar la tensión con Corea del Norte. El mensaje fue una demostración de que Trump solo obedece a los instintos de una persona, él mismo. Trump usa Twitter en ocasiones para expresar su disconformidad con la forma en la que se han hecho las cosas hasta que el llegó al poder, bien por sus propios nombramientos, bien por el Partido Republicano al que pertenece – y a cuyos congresistas ha acusado de incapacidad a la hora de eliminar la reforma sanitaria de Obama --, bien por el "pantano" al que se ha referido habitualmente en su cuenta y en sus discursos, metáfora de la lentitud burocrática de Washington, y que ha prometido eliminar.

TRUMP Y LA INMIGRACIÓN

9.- "¡La gente, los abogados y los tribunales lo pueden llamar como les dé la gana, pero yo lo llamo como lo que es: UNA PROHIBICIÓN DE VIAJE!"   Un mensaje profundamente controvertido por su impacto legal. Trump describió lo que hasta entonces había sido denominado por la Casa Blanca como una medida de seguridad antiterrorista como una prohibición directa de viaje contra ciudadanos de países de mayoría musulmana, una decisión ordenada directamente por su antiguo asesor ideológico, Steve Bannon, sin contar con la opinión del Departamento de Justicia. Tal fue la reacción que varios jueces llegaron a plantear la idea de que, con ese tuit, Trump habría violado los principios de su propia orden ejecutiva, alimentando la idea de que el mandatario usa Twitter como boletín oficial del estado. En términos ideológicos, es una manifestación más de sus principios anti-inmigratorios y sus recelos hacia la población hispanohablante de Norteamérica y America Latina, la más propensa a la inmigración a Estados Unidos por su proximidad, como se puede apreciar en mensajes donde aboga por el levantamiento del muro con México o sus críticas al Gobierno puertorriqueño por su supuesta incapacidad para distribuir ayuda tras el paso del devastador huracán María.

TRUMP Y RUSIA

10.- "Tuve que despedir al general Flynn porque mintió al vicepresidente. Se declaró culpable de estas mentiras. Es una lástima porque sus acciones durante la transición fueron legales. ¡No había nada que esconder!
Con este tuit, Trump justificó el cese de su entonces asesor de Seguridad Nacional, el general Michael Flynn, investigando por presuntas conexiones con Rusia. Rusia se ha convertido en un pozo de frustraciones para el presidente norteamericano, que ha usado la red social para asegurar que la investigación contra su campaña por supuestas conexiones ilegales con personas afines al Gobierno ruso – bien para manipular el resultado de las elecciones, bien para obstruir la política de seguridad de la Administración Obama, bien para obtener información sobre Clinton --, no es más que una "caza de brujas". Es Trump en su modo más exaltado y frenético.

TRUMP, A SECAS

11.- "A pesar de la constante prensa negativa covfefe"
Un tuit enviado poco después de la medianoche, borrado poco después, y sustituido por otra expresión más enigmática, enmascarando lo que probablemente se trató de un error de tecleo en forma de acertijo "¿Quién puede averiguar el significado de covfefe? ¡Disfrutad!". Clásico tuit viral de Donald Trump, que despertó una oleada de reacciones humorísticas – en particular la de la cuenta del diccionario Merriam-Webster "Me levanto, compruebo Twitter, me voy de Twitter" --. Rarezas como esta demuestran la prominencia de Trump en esta red social, incluyendo su aspecto más lúdico.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies