El primer ministro de Sajonia niega una "caza de extranjeros" en Chemnitz (Alemania)

Manifestación ultraderechista en Chemnitz
REUTERS / MATTHIAS RIETSCHEL
Actualizado 05/09/2018 15:12:06 CET

DRESDE (ALEMANIA), 5 (DPA/EP)

El primer ministro del estado federado alemán de Sajonia, Michael Kretschmer, ha pedido este miércoles luchar "con todas las fuerzas" contra la ultraderecha en la región, al tiempo que ha negado que se haya desatado una "caza de extranjeros" en la ciudad de Chemnitz.

"Creo firmemente que el extremismo de derecha es la mayor amenaza para la democracia", ha dicho, tras las manifestaciones de ultraderecha registradas los últimos días en Chemnitz (este) a causa de la muerte de un alemán a manos supuestamente de un iraquí y un sirio.

El político democristiano ha anunciado la creación de un comisionado para la protección de las víctimas. Además, el Poder Judicial está trabajando en una estrategia de tolerancia cero y en hacer que los procesos judiciales sean más breves.

En este sentido, Kretschmer ha señalado que el "terrible homicidio" que precedió a las revueltas se aclarará completamente y que los autores serán castigados.

Asimismo, ha aprovechado para darle las gracias a la Policía por haber logrado garantizar la seguridad en Chemnitz a pesar de la escasez de personal. "Está claro que no hubo ni una turba, ni caza ni pogromos", ha afirmado.

Sin embargo, esta declaración contrasta con la de la canciller alemana, Angela Merkel, que a finales de agosto indicó que existen grabaciones de video de "cacería, de que hubo odio en las calles". "Eso no tiene nada que ver con nuestro Estado de Derecho", dijo.

Además, la Fiscalía de Dresde informó hace pocos días de que aún no ha concluido la evaluación de los vídeos, si bien un portavoz apuntó que en la parte revisada "no se ha encontrado ninguna evidencia de que pudiera haber habido tales persecuciones".

El portavoz del Gobierno de Merkel, Steffen Seibert, respondió que "sin embargo, sigue siendo cierto que las imágenes de los vídeos muestran cómo se localizaba a las personas de origen extranjero y cómo se las amenazaba".

La propia Merkel ha reiterado este miércoles que las imágenes de las protestas en Chemnitz mostraron "muy claramente" el "odio" y la "persecución de personas inocentes".

"Uno debe distanciarse de eso. Eso es lo que dijo Seibert y lo que estoy haciendo ahora y ya he hecho anteriormente", ha resaltado, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

El 26 de agosto, un joven de 35 años nacido en Chemnitz de padre cubano fue asesinado a primera hora de la madrugada. Otros dos alemanes resultaron gravemente heridos en el ataque con cuchillos.

La detención de los dos sospechosos desencadenó una serie de manifestaciones contra los extranjeros convocadas por la ultraderecha en Chemnitz desde hace más de una semana.

La última tuvo lugar el pasado sábado, cuando unas 8.000 personas participaron en la llamada 'Marcha del silencio', convocada por el partido de tinte xenófobo Alternativa para Alemania (AfD) y por el movimiento islamófobo PEGIDA.

Contador