Rusia desea que se vuelva a desplegar una fuerza de pacificación en Siria

Sergei Lavrov
LEHTIKUVA LEHTIKUVA / REUTERS
Actualizado 30/10/2012 9:37:29 CET

MOSCÚ, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha expresado el deseo de Moscú de que se vuelva a desplegar una fuerza de pacificación en Siria, a pesar de que el enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi, ha manifestado que no existen planes para enviar una misión de paz al país árabe, aunque ha reconocido que se trata de "una posibilidad".

A través de la cuenta oficial en la red social de microblogging Twitter del Ministerio de Exteriores ruso, Lavrov ha recalcado que "Rusia trabajará para conseguir el retorno de la misión de observación de Naciones Unidas a Siria y para incrementar su número (de efectivos)" poco después de mantener una reunión con el propio Brahimi.

Asimismo, ha dicho que "el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no ha enviado tropas de pacificación a Siria", al tiempo que ha recalcado que "esta decisión puede ser tomada únicamente por el Consejo de Seguridad con el consentimiento del Gobierno (sirio)".

"Rusia ayudará los esfuerzos de Naciones Unidas y la Liga Árabe para estabilizar Siria e iniciar un diálogo político basado en las provisiones del documento final de la Cumbre de Ginebra", ha apuntado Lavrov, quien ha puntualizado que Rusia "es probablemente el único país del Grupo de Acción para Siria que acepta hablar con todas las partes en conflicto".

El 30 de junio, los ministros de Exteriores de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad y de los países vecinos de Siria propusieron en Ginebra la creación de un gobierno de transición en Damasco que incluya a miembros del Gobierno de Bashar al Assad y de la oposición.

La Misión de Supervisión de la ONU para Siria (UNSMIS) se retiró del país en agosto debido a la situación de seguridad que atraviesa Siria. En junio, el jefe de la UNSMIS, el general noruego Robert Mood, anunció que sus operaciones quedaban suspendidas debido a la escalada de violencia en Siria, insistiendo en que se reanudarían lo antes posible, aunque finalmente no ocurrió.

A pesar de ello, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas decidió en julio prorrogar 30 días el mandato de la UNSMIS, que consistía en verificar el cumplimiento del plan de paz del exenviado especial de la ONU y la Liga Árabe a Siria, Kofi Annan, que contempla la retirada de las tropas y del armamento pesado de las ciudades, el cese de las hostilidades, el acceso de las agencias humanitarias y de la prensa internacional a las zonas en conflicto y el inicio de un diálogo nacional. En su nueva etapa, la misión estuvo encabezada por el general senegalés Babacar Gaye.

Desde entonces, Rusia ha abogado por la reanudación de las actividades de la misión de pacificación, y en agosto el Ministerio de Exteriores recalcó a través de un comunicado que las propuestas de Annan "siguen teniendo significado" y son "un punto de referencia para la solución pacífica de los problemas sirios". Sin embargo, el resto de países del Consejo de Seguridad no han apostado por la reactivación de la UNSMIS.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies