Rusia, Siria e Irán cierran filas con un encuentro entre sus ministros

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Rusia, Siria e Irán cierran filas con un encuentro entre sus ministros

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, y su homólogo sirio, Al Muallem
SERGEI KARPUKHIN/REUTERS
Publicado 28/10/2016 15:58:59CET

MOSCÚ, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Exteriores de Rusia, Siria e Irán han mantenido este viernes un encuentro a tres bandas en Moscú en la que han evidenciado su sintonía política en relación al conflicto sirio y han defendido la necesidad de seguir combatiendo el "terrorismo" con sus matices habituales.

El jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, y sus homólogos sirio e iraní, Walid al Muallen y Mohamad Javad Zarif, respectivamente, han comparecido en rueda de prensa para abogar por una solución negociada a la guerra y llamar al diálogo.

Lavrov ha lamentado que no se haya aprovechado la "pausa humanitaria" decretada la semana pasada para las zonas rebeldes de Alepo, objeto de una intensa ofensiva por parte de las fuerzas rusas y sirias, según informa la agencia de noticias oficial Sputnik.

El ministro esperaba que Estados Unidos aprovechase la paralización temporal de los bombardeos para "convencer a la denominada oposición moderada" de que se "separara" de organizaciones como el antiguo Frente al Nusra, que según Moscú "lideran de facto a todos los grupos de la oposición armada en el este de Alepo".

"Lamentablemente, esta separación no se ha producido. De hecho, los terroristas han cerrado los corredores humanitarios para (evacuar a los) civiles", ha criticado Lavrov, que comparte con Al Muallem la tesis de que no cabe ya distinción entre los grupos que operan en el este de Alepo.

En este sentido, ha insistido en que si los opositores moderados no marcan distancias con los grupos catalogados como terroristas por la ONU, será "igual de legítimo" atacarles. "Nuestros aliados occidentales hacen acusaciones infundadas o falsifican los hechos y, en realidad, apoyan a los terroristas en vez de rematarlos", ha advertido Lavrov.

El jefe de la diplomacia siria, por su parte, ha seguido la línea marcada por Lavrov y ha esquivado cualquier atisbo de autocrítica: "No reduciremos nuestros esfuerzos para luchar contra el terrorismo, liberar Alepo y restaurar la unidad de la ciudad".

Al Muallem ha admitido que es necesario "tener en cuenta" la situación humanitaria, pero ha descartado que la delicada situación de la población civil sea culpa del régimen de Bashar al Assad. El ministro sirio ha asegurado que quedó "meridianamente claro" durante el alto el fuego "quién impide la evacuación de los civiles y los heridos".

SUPUESTAS INVENCIONES

La "fabricación" de informaciones se ha plasmado en las últimas horas en las denuncias sobre un ataque contra una escuela en Idlib, según Lavrov, que ha vuelto a negar en nombre de su Gobierno cualquier relación. Estados Unidos sólo ve posible que el ataque haya sido obra de los aviones rusos o sirios, pero para Lavrov se trata de una acusación infundada rebatida en las últimas horas con "hechos".

El jueves, el Ministerio de Defensa de Rusia negó la presencia de cazas en la zona donde tuvo lugar el ataque y, en cambio, informó de la supuesta actividad de un 'drone' de Estados Unidos. Lo cierto, en cualquier caso, es que 22 niños y seis profesores perdieron la vida, según el balance difundido por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Los tres ministros han coincidido en cuestionar la política seguida por Estados Unidos, que lidera una coalición internacional para combatir a grupos como Estado Islámico o el antiguo Frente al Nusra. Al Muallem ha sugerido que Washington no tiene "voluntad política" de resolver la crisis.

El ministro sirio ha puesto como ejemplo de esta aparente falta de compromiso el fracaso de la tregua pactada en septiembre entre los gobiernos norteamericano y ruso. "Si Estados Unidos quisiera realmente comprometerse con ese acuerdo, la situación estaría ahora más cerca de una disminución de las tensiones, pero no quiere y aplica una política que sirve a los intereses de algunos países de la región", ha esgrimido.

Asimismo, ha puesto en duda la capacidad militar de la coalición noteamericana, que dos años después de su puesta en marcha no habría logrado avances significativos. Al Muallem ha asegurado que "nadie cree" que Raqqa, capital del autoproclamado califato, pueda ser liberado en unas pocas semanas.

ECONOMÍA

Lavrov ha reclamado una iniciativa para contribuir a la reconstrucción de Siria similar al 'plan Marshall' que ayudó a la Europa de posguerra a mediados del siglo XX. El ministro de Exteriores ruso ha alertado de que la actual política de sanciones termina pagándola la población civil siria.

Moscú y Teherán prevén aumentar la contribución económica a Damasco, "para que alcance el nivel que ya tiene la ayuda militar y política brindada por esos dos países amigos de Siria", ha apostillado Al Muallem.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies