Theresa May aplaude la decisión del G-7 de mantener las sanciones a Rusia

Theresa May
REUTERS / HANNAH MCKAY - Archivo
Publicado 10/06/2018 1:09:11CET

LA MALBAIE (QUEBEC), 10 Jun. (Reuters/EP) -

La primera ministra británica, Theresa May, ha aplaudido el comunicado conjunto emitido tras la cumbre del G-7 en el que se reconoce la necesidad de mantener las sanciones a Rusia después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, sugiriendo la vuelta de Moscú al grupo.

May también ha reiterado la necesidad de evitar llevar a cabo acciones vengativas a raíz de las recientes disputas en materia de comercio que han surgido entre la Unión Europea y Estados Unidos, aunque ha apuntado que Reino Unido ya ha expresado "su profunda decepción ante la enorme falta de justificación de la decisión por parte del mandatario estadounidense de aplicar aranceles a las importaciones de alumnio y acero".

May declaró este sábado que espera que los parlamentarios reconozcan la importancia que tiene aprobar nuevas normativas que pongan fin a la membresía de Reino Unido de la Unión Europea con motivo de los aranceles de Estados Unidos.

Por su parte, Trump ha insistido en que no permitirá que el resto de países del G-7 impongan "aranceles y fuertes barreras comerciales" al comercio de Estados Unidos, en sus primeros comentarios tras partir hacia Singapur, después de la cumbre de los siete países mantenida en Charlevoix (Canadá).

"Grandes encuentros con los seis líderes, especialmente porque saben que no puedo permitirles aplicar grandes aranceles y fuertes barreras al Comercio de Estados Unidos", ha escrito Trump en su cuenta de Twitter.

"Entienden perfectamente mi postura, ¡después de muchas décadas, va a ocurrir un comercio justo y recíproco! Estados Unidos no permitirá que otros países impongan aranceles masivos y barreras comerciales a sus agricultores, trabajadores y empresas", ha añadido.

No obstante, Trump sale tras firmar una declaración conjunta donde se señala un compromiso para "reducir las barreras arancelarias y no arancelarias" pero también para desarrollar "unas nuevas reglas que equilibren el campo de juego", en una concesión al presidente norteamericano, Donald Trump, que ha denunciado en la cumbre que su país estaba en "desventaja comercial".

Contador