Trump se pone por delante de Clinton tras aceptar la nominación republicana, según sondeo

Donald Trump, precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos
NANCY WIECHEC/REUTERS
Actualizado 27/07/2016 3:20:59 CET

NUEVA YORK, 27 Jul. (Reuters/EP) -

El candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, ha conseguido una ventaja de dos puntos porcentuales sobre su rival, la demócrata Hillary Clinton, según se extrae del último sondeo de Reuters/Ipsos publicado este martes, en la primera vez que la supera desde inicios de mayo.

El avance de Trump tiene lugar tras aceptar la nominación de su partido en la Convención Nacional Republicana, que se celebró durante cuatro jornadas la semana pasada en Cleveland, en el estado de Ohio, y después del primre día de la convención demócrata, que se desarrolla en Filadelfia, en el estado de Pensilvania, una reunión que se ha visto afectada por divisiones y la renuncia de la presidenta del Comité Nacional Demócrata.

La encuesta, realizada del 22 al 26 de julio, indica que el 39 por ciento de los probables votantes apoya a Trump, mientras que el 37 por ciento lo hace a Clinton y el 24 por ciento no optaría por ninguno de ellos en las elecciones presidenciales, previstas para el 8 de noviembre.

La encuesta tiene un margen de error de 4 puntos porcentuales, lo que significa que los dos candidatos deben ser considerados con niveles similares de apoyo.

En el anterior sondeo, del pasado viernes, y con el mismo margen de error, Clinton tenía una ventaja de tres sobre Trump.

La candidata demócrata y única mujer en acceder a la carrera presidencial ha superado a Trump en los sondeos durante la mayor parte de la carrera presidencial de este año.

A principios de mayo, Trump sacó una breve ventaja sobre Clinton después de que sus rivales para la nominación del Partido Republicano se salieran de la carrera, cuando registró 0,3 puntos porcentuales sobre Clinton en el sondeo del 9 de mayo, la última vez que estuvo nominalmente por delante.

Trump perdió terreno en las encuestas cuando se peleó con los jefes del partido después de algunos de sus comentarios sobre hispanos, musulmanes e inmigrantes, pero este mismo mes se recuperó, gracias a que su candidatura estuvo en el centro de atención. Los candidatos presidenciales suelen tener un impulso en popularidad después de las convenciones de sus partidos.