Turquía rechaza el alto el fuego propuesto por el PKK como 'táctica'

Actualizado 09/10/2015 14:59:49 CET

ESTAMBUL, 9 Oct. (Reuters/EP) -

El viceprimer ministro turco, Yalcin Akdogan, ha rechazado la propuesta del alto el fuego de los milicianos kurdos por considerarlo una táctica de cara a las elecciones del 1 de noviembre, reiterando que el Gobierno pide que entreguen las armas y dejen Turquía.

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que lleva 31 años en conflicto con el estado, resurgió nuevamente en julio, cuando Turquía comenzó a bombardear los campamentos de los milicianos como respuesta a los ataques a las fuerzas de seguridad, poniendo fin al alto el fuego declarado en marzo de 2013.

Un alto cargo del PKK insinuó en la columna de un periódico esta semana un posible alto el fuego como forma de reforzar el partido pro-kurdo Partido Democrático Popular, que consiguió por primera vez representación parlamentaria en las elecciones de junio, en las la AKP logro un resultado peor del esperado

Pero Akdogan, quien está al cargo del expediente kurdo para el Gobierno, desestimó cualquier movimiento, como estrategia política.

"A menudo hemos visto como el grupo terrorista ha recurrido a este tipo de tácticas políticas cuando ha sido acorralado, dirigidas hacia sus campamentos de invierno o para beneficiarse de las extensiones políticas" ha declarado al canal Haberturk el jueves por la tarde.

"Estamos hartos de esto. Queman y destruyen todo, oprimen y matan a la gente, están en guerra contra el Estado... y ahora dicen que no quieren que la seguridad de las elecciones se vea afectada," ha añadido, insistiendo en que deben dejar Turquía.

CIENTOS DE MUERTOS EN LOS ÚLTIMOS ENFRENTAMIENTOS

El conflicto ha empañado aún más el panorama político de Turquía desde la votación no concluyente de junio, mientras que el conflicto en Siria, su país vecino, se intensifica.

El diputado del HDP, Ertugrul Kurkcu, afirmó que un alto el fuego evitaría que el gobernante AKP aprovechara la situación de seguridad para imponer zonas militares restringidas y desmontaría las denuncias la AKP de que los ciudadanos votan por el HDP bajo presión del PKK

Ankara ha declarado una serie de toques de queda y varias zonas militares en el sudeste pero el intento de situar las zonas de votación alejadas de las áreas conflictivas -- lo que aumentaría la dificultad de ciertos votantes de acceder a las urnas-- ha sido rechazado por la junta electoral.

El PKK ya había anunciado otros altos el fuego en el pasado, también en otras elecciones, a menudo con el fin de entablar negociaciones. Por su parte, el Ejército turco no ha declarado el alto el fuego.

Declarado como grupo terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea, el PKK se levantó en armas en 1984 y más de 40.000 personas han muerto en el marco del conflicto. El Estado inició negociaciones de paz con su líder encarcelado en 2012.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies