La UE y la Eurocámara examinan las relaciones con Turquía tras el referéndum la próxima semana

 

La UE y la Eurocámara examinan las relaciones con Turquía tras el referéndum la próxima semana

Erdogan durante un mitin para el referéndum
UMIT BEKTAS / REUTERS
Publicado 18/04/2017 11:35:25CET

BRUSELAS, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintiocho y la Eurocámara discutirán la próxima semana las relaciones entre el bloque y Turquía tras el ajustado resultado del referéndum en el país euroasiático para otorgar plenos poderes al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, e instaurar un régimen presidencialista con el 51,41% de los votos a favor frente al 48,59% en contra.

Los jefes de la diplomacia europea discutirán el próximo 28 de abril los acontecimientos "actuales" de la agenda internacional, incluida la situación en Turquía tras el referéndum, en el marco de su reunión informal conocida como Gymnich en La Valeta, bajo presidencia maltesa de la UE.

Por la tarde, los Veintiocho se reunirán con sus homólogos de los países candidatos a la adhesión a la Unión Europea "para discutir cuestiones de preocupación común", según la agenda facilitada por la presidencia maltesa de la UE. Todavía no está claro si el ministro turco irá a la reunión en Malta, según han explicado fuentes diplomáticas.

La Unión Europea ha avisado a Ankara de que la reforma constitucional y su aplicación "serán evaluadas en función de las obligaciones de Turquía como país candidato a la Unión Europea y como miembro del Consejo de Europa" y ha reclamado a las autoridades turcas "que busquen el consenso nacional más amplio para su posible aplicación" a la luz del resultado "ajustado" del referéndum y "el alcance de las implicaciones de las enmiendas constitucionales" en un comunicado del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker; la Alta Representante de la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, y el comisario de Política de Vecindad y Ampliación, Johannes Hahn.

Las relaciones entre la UE y Turquía se han deteriorado enormemente a raíz de la campaña de represión contra la población emprendida por el Gobierno turco en respuesta al fallido intento de golpe de Estado del pasado mes de julio, aunque las negociaciones de adhesión apenas han avanzado en los últimos años, entre otros por los retrocesos en materia democrática y libertades fundamentales en Turquía y las dudas sobre la adhesión turca en países como Alemania y Francia.

Austria ha sido el único país que abiertamente ha venido reclamando desde agosto suspender las negociaciones con Turquía, algo que también reclamó la Eurocámara el pasado mes de noviembre, aunque la UE ha evitado hasta ahora consciente de la relación estratégica con Turquía, incluido para frenar el paso de inmigrantes a través del Egeo y combatir el terrorismo yihadista.

LA PENA DE MUERTE, LÍNEA ROJA

Eso sí, la UE ya ha dejado claro a Ankara que si reintroduce la pena de muerte en el país, algo que Erdogan ha vuelto a defender que someterá a referéndum si el Parlamento turco no lo aprueba, así como las negociaciones de adhesión con la UE, supondría "una línea roja", que marcaría el fin de las negociaciones de adhesión. Su abolición en 2004 en Turquía fue una condición previa para abrir las negociaciones de adhesión, un año después.

El pleno de la Eurocámara discutirá por su parte las relaciones con Turquía a la luz del referéndum constitucional --que los observadores internacionales han constatado que no ha cumplido los estándares democráticos-- el próximo 26 de abril.

El líder del grupo popular europeo, el democristiano alemán Manfreb Weber, ha dejado claro tras el referéndum que "Turquía se aleja del Estado de Derecho y la democracia" y "la adhesión turca a la UE está fuera de la mesa" pero ha abogado por buscar "un nuevo inicio" y una relación "entre buenos vecinos".

El líder socialista, Gianni Pittella, ha avisado de que "Erdogan ha cerrado su puerta a la UE con este referéndum" y ha defendido que "las discusiones de adhesión a la UE deben suspenderse en cuanto Turquía decida aplicar las 18 enmiendas constitucionales".

El líder conservador y reformista, Syed Kamall, ha admitido preocupación por el referéndum pero ha defendido la necesidad de "continuar" la "cooperación estratégica" con Turquía para atajar la amenaza terrorista y la crisis de refugiados, mientras que el portavoz liberal, Guy Verhofstadt, ha lamentado "el resultado muy ajustado en el referéndum" y ha defendido que "si Erdogan persiste, la UE debe parar las discusiones de adhesión".

El grupo de la Izquierda Unitaria ha manifestado preocupación por las denuncias de "manipulación" del resultado a favor del sí en el referéndum y también ha alertado de que la reintroducción de la pena de muerte en Turquía supondrá su "alejamiento ulterior de la UE y sus valores", mientras que desde el grupo de los verdes han pedido "no subestimar" la oposición pública "amplia" en Turquía a la concentración del poder en manos del presidente y ha defendido que "la relación como hasta ahora no es una opción".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies