UNICEF denuncia que los estudiantes más pobres reciben hasta 18 veces menos recursos públicos que los más ricos

Estudiantes
REUTERS
Publicado 22/01/2015 14:34:21CET

La agencia apuesta por la educación para "romper el ciclo persistente de la pobreza y las desventajas para los niños"

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha denunciado este jueves que los estudiantes más pobres a nivel mundial reciben hasta 18 veces menos recursos públicos para su aprendizaje en comparación con los más ricos, por lo que ha hecho un llamamiento a los gobiernos, donantes y al sector privado para que inviertan más y de forma más inteligente en la educación.

"Sabemos que la educación puede romper el ciclo persistente de la pobreza y las desventajas para los niños, las familias y los países. Pero para hacer esto, los gobiernos y el sector privado tienen que invertir no sólo más fondos, sino también invertir de forma más inteligente en la educación", ha explicado la directora ejecutiva adjunta de UNICEF, Yoka Brandt

Según su último informe, en muchos países del mundo se destinan más fondos públicos para la educación del 20 por ciento de sus ciudadanos más ricos en vez de hacerlo para mejorar la enseñanza de el 20 por ciento de los más pobres. Esta diferencia puede llegar a ser 18 veces mayor, ha concretado.

De hecho la agencia ha subrayado que en los países pobres el 46 por ciento de la financiación para la educación pública beneficia directamente al 10 por ciento de los estudiantes más instruidos. Una cifra que sube hasta el 26 por ciento en los países de renta mediana y baja. "Este desequilibrio favorece desproporcionadamente a los niños de los hogares más ricos, que normalmente alcanzan los niveles más altos de la educación", ha lamentado UNICEF.

"Hay cerca de 1.000 millones de niños en edad escolar primaria y del primer ciclo de secundaria en el mundo. Hay por tanto 1.000 millones de razones para invertir en la educación", ha subrayado Brandt. "Muchos de estos niños no reciben educación de calidad debido a la pobreza, el conflicto y la discriminación por razones de género, discapacidad y origen étnico", y por ello "necesitamos revisar radicalmente las prácticas actuales, proporcionando más recursos y asignándolos de manera más equitativa", ha sentenciado.

Ante esta realidad, ha pedido "un gasto más equitativo en la educación" y que los gobiernos establezcan como prioridad a los niños más marginados, "que son los pobres, las niñas, las minorías étnicas y lingüísticas, los niños con discapacidades y los que viven en zonas de conflicto", ha concretado.

ACCESO ESTANCADO

El informe pone de relieve otra situación: el acceso a la educación se ha estancado. "Con 58 millones de niños en edad escolar primaria que no van a la escuela, está claro que no se cumplirá el segundo Objetivo de Desarrollo del Milenio", ha advertido UNICEF, un objetivo por el que se debería lograr la enseñanza primaria universal.

Además, la agencia asegura que muchos de los niños que van a clase realmente no están aprendiendo. Según sus datos, 130 millones de niños que llegan al cuarto grado educativo no dominan las bases de la lectura y la aritmética.

"Esta situación va a empeorar a medida que aumente la población en edad escolar. Para lograr la educación básica universal, el mundo tendrá que matricular a otros 619 millones de niños con edades comprendidas entre los 3 y los 15 años en 2030", explica el informe.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies