Varias ONG denuncian que las fuerzas de Bahréin atacaron el sábado a los participantes en un funeral

Publicado 28/03/2017 7:53:31CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Varias organizaciones no gubernamentales han denunciado este lunes que las fuerzas de seguridad de Bahréin emplearon el sábado gases lacrimógenos y escopetas de perdigones contra los participantes en un funeral.

El funeral fue celebrado por la muerte el 24 de marzo de Mustafá Hamdan, de 18 años, quien llevaba cerca de dos meses en coma tras ser tiroteado por las fuerzas de seguridad durante una sentada en Diraz.

La intervención policial durante el funeral se saldó con un número indeterminado de heridos, entre ellos el fotoperiodista Mazen Mahdi, tal y como han indicado estas ONG.

Las organizaciones --el Centro de Bahréin por los Derechos Humanos (BCHR), el Instituto de Bahréin por los Derechos y la Democracia (BIRD), Americanos por la Democracia y los Derechos Humanos en Bahréin y el Centro Europeo por la Democracia y los Derechos Humanos-- han reclamado a las fuerzas de seguridad "que pongan fin a su excesivo uso de la fuerza contra dolientes y manifestantes".

Las autoridades han sido acusadas en numerosas ocasiones de atacar a manifestantes pacíficos y a participantes en funerales con escopetas de perdigones, gases lacrimógenos y fuego real, siendo el propio Hamdan una de las víctimas de estas prácticas.

Por ello, las citadas ONG han pedido al Gobierno "que ponga fin inmediatamente a los ataques contra reuniones pacíficas, que respete los funerales y que investigue seriamente el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos".

Las autoridades de Bahréin han incrementado en los últimos meses las presiones contra los partidos y los activistas opositores a través de la aprobación de medidas destinadas a acabar con la crítica a las autoridades.

Bahréin, aliado de Estados Unidos y las monarquías del Golfo, ha reprimido violentamente las protestas prodemocráticas de 2011. En dicho contexto, impuso la Ley de Seguridad Nacional en marzo de ese año, lo que conllevó la entrada de tropas saudíes y emiratíes en el país para aplastar las protestas.

La oposición ha denunciado en reiteradas ocasiones las medidas violentas utilizadas por las fuerzas de seguridad y ha afirmado que han fallecido más de 80 personas desde el inicio de las protestas, la mayoría de ellas por inhalación de gases lacrimógenos y atropellos de vehículos policiales.

Desde el inicio de las manifestaciones, cientos de personas han sido condenadas a penas de cárcel por su presunta pertenencia a organizaciones terroristas, así como por participar en manifestaciones o disturbios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies