La violación de hombres y niños en la República Centroafricana, un crimen "en gran medida ignorado"

Militar de la misión de la ONU en República Centroafricana
REUTERS / BAZ RATNER - Archivo
Actualizado 05/03/2018 11:45:24 CET

DAKAR, 5 Mar. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Varios grupos armados en la República Centroafricana han violado a hombres y a menores durante años en lo que constituye un patrón de violencia sexual "poco denunciado y en gran medida ignorado", según una investigación de All Survivors' Project.

El estudio ha sido uno de los primeros en documentar los crímenes sexuales contra los hombres en el país y, en él, la organización ha identificado decenas de casos de hombres y niños que sufrieron violaciones durante ataques en los que se les secuestró o porque se negaron a unirse a grupos armados.

"Las conclusiones de nuestra investigación apuntan a la existencia de un patrón de victimización sexual masculina que necesita atención urgente", ha recalcado All Survivors' Project.

La República Centroafricana ha estado dividida por un conflicto sectario desde 2013, cuando los rebeldes Seleka, mayoritariamente musulmanes, expulsaron del poder al entonces presidente, François Bozize, lo que provocó la respuesta de las milicias anti-balaka, mayoritariamente cristianas.

Los combatientes han utilizado violencia sexual contra hombres y niños como una herramienta para "humillar, castrar y aterrorizar" a aquellos que perciben como enemigos, ha declarado la directora de All Survivors' Project, Charu Lata Hogg. "Nuestras investigaciones apenas permiten entrever lo que está pasando", ha añadido Hogg.

Según varias organizaciones humanitarias, el 14 por ciento de las víctimas de la violencia en el país en 2016 fueron hombres. Ese número fue probablemente inferior al real por dos razones: la vergüenza y el estigma impiden que los hombres denuncien las violencias que han sufrido y los trabajadores humanitarios no están pendientes de las víctimas masculinas, ha recalcado Hogg.

Por eso, los supervivientes masculinos rara vez reciben tratamientos médicos y de apoyo psicológico, ha denunciado la activista. "Estamos ante una situación donde nadie está preguntando a los hombres si han sido víctimas de abusos", ha recalcado la directora.

MÁS INVESTIGACIONES SOBRE EL TEMA

Human Rights Watch (HRW) ha documentado cientos de casos de mujeres y niñas que han sido violadas en la República Centroafricana, pero el investigador Lewis Mudge ha reconocido que solo se ha topado con "un puñado" de víctimas masculinas.

Mudge ha admitido que es posible que el abuso sexual de hombres y niños haya sido sistémico, pero que se necesitaría más investigaciones para comprobarlo.

"De muchas maneras no tendemos a pensar en que el abuso sexual sea algo que también pueda afectar a los hombres", ha declarado Mudge. "Espero que esta investigación provoque que la gente comience a pensar en ello", ha zanjado.