8M.- Los sindicatos reivindican políticas "activas y reales" contra la "triste" realidad socio laboral de la mujer

Concentración frente a la Subdelegación por el 8M
EUROPA PRESS
Lectura del manifiesto
Publicado 08/03/2018 15:24:36CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Intersindical Canaria (IC), con el apoyo de Comisiones Obreras y UGT, ha reivindicado al Gobierno del Estado políticas "activas y reales" contra la "dura y tiste" realidad socio laboral a la que se ve sometida a mujer, eliminando la precariedad laboral y la supresión de la brecha salarial, y fomentando la promoción de la conciliación de la vida familiar y laboral.

A su vez, el sindicato exige la no discriminación por el hecho de ser mujer en el acceso al empleo, la lucha efectiva contra las situaciones de acoso sexual en el ámbito laboral y social, y la erradicación de la violencia y el maltrato hacia el que están sometidas muchas mujeres.

Así lo recoge un manifiesto que fue leído y presentado por Intersindical Canaria en la sede de la Subdelegación del Gobierno, donde este mediodía ha habido una concentración multitudinaria con motivo de la huelga convocada este jueves, 8 de Marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, y que fue secundada también por Comisiones Obreras y UGT.

La secretaria de Mujer de IC, Patricia Hernández, indicó a los medios que la convocatoria de hoy, "aunque parezca simbólica, es un paso al frente en la lucha de la conquista de la igualdad de género". Añadió que llevan muchas décadas en donde el Día de la Mujer salía muy poca gente a la calle, pero destacó que con esta convocatoria se ha logrado que el debate de la igualdad entre hombres y mujeres "esté en la calle desde hace semanas".

Por su parte, la secretaria insular de Mujer de CCOO, Ana González, resaltó que la convocatoria "ha sido un éxito" y espera que la sociedad "se dé cuenta de que queremos igualdad, ser un ser humano más y que tengamos los mismos derechos que los hombres, porque hasta ahora sólo tenemos obligaciones", afirmó. También reivindicó que los libros escolares no diferencien en roles a la mujer y el hombre, que las niñas puedan salir a la calle con la misma tranquilidad que los niños, que las mujeres tengan las mismas posibilidades en el trabajo que los hombres, los mismos sueldos y que no haya techos de cristal.

Elsa López, secretaria de Organización de UGT-Canarias, señaló que han hecho esta convocatoria por "todas las diferencias que por condición de género existen en España, por la brecha salarial, la violencia de género y las condiciones laborales que sufren las mujeres". Espera que la huelga les permita visualizar esta lucha y que los gobiernos se involucren "por fin" en los planes de igualdad de que "deberían estar desarrollándose hoy día".

AUSENCIA Y PRECARIEDAD.

El manifiesto de IC recoge que la pobreza entre las mujeres está directamente relacionada con la dependencia socioeconómica que las mismas tienen por su ausencia y su precariedad en el mercado de trabajo (inferiores salarios, contratos temporales, jornadas parciales que sobrepasan jornadas estipuladas en contrato, dificultades de acceso al empleo, de estabilidad y promoción laboral, abandono laboral, etcétera).

El texto añade que dicha situación se ve agravada en las islas, en donde la crisis económica ha azotado con mayor fuerza al conjunto de la población, abriendo una nueva brecha salarial si se comparan los salarios de las mujeres canarias con los de otras mujeres del Estado español, con una pérdida de 14 puntos de diferencia para las isleñas.

A su vez, se alude a que es frecuente encontrar entre las mujeres canarias a un gran número de ellas sin empleo, encargándose del trabajo que suponen las cargas familiares y dependiendo económicamente de sus parejas o de las "míseras" ayudas que les llegan desde el Gobierno, mientras otras muchas compatibilizan el cuidado de sus familiares con unas "precarias" condiciones laborales por las que ganan "a duras penas" 500 euros al finalizar el mes, "dejando su salud en el camino".

También hace referencia a que la sobre explotación por parte de los empresarios se hace mayor con las féminas, obligándolas a realizar jornadas laborales que sobrepasan las horas reales del contrato sin que las mismas tengan compensación económica a final de mes; haciendo especial mención a la "altísima" precariedad y marginalidad laboral femenina existente en los ámbitos laborales de hostelería y de la trabajadora rural de las islas.

PLANO SOCIAL.

En el plano social, el manifiesto señala que el machismo entre la sociedad sigue encontrando mayor cabida, aumentando exponencialmente en adolescentes. Ello, unido a la falta de recursos económicos, al fracaso escolar existente en Canarias, así como a la ausencia de verdaderas políticas que contribuyan a la construcción de una sociedad de iguales, provocan que sean las islas las que se encuentren en el entorno más adecuado para que la violencia de género, los embarazos no deseados entre menores y la diferencia social entre mujeres y hombres sea mayor que en otros territorios del Estado, con el agravante de que siguen siendo las mujeres las que peor paradas salen de todo ello, agrega el texto.

Por todo ello, desde Intersindical Canaria reivindican al Gobierno políticas "activas y reales" contra esta "dura y tiste" realidad socio laboral a la que se ve sometida a mujer. También ve necesario destinar el presupuesto suficiente para el desarrollo de "verdaderas" campañas que trabajen en la conquista de la igualdad social y laboral de la mujer, y mejorar y destinar los recursos necesarios en la escuela para poder educar realmente en valores que lleven a acabar con la desigualdad de género.

Asimismo, el sindicato aboga por anular el uso de la imagen de la mujer como estereotipo sexista de programas y anuncios televisivos, erradicar cualquier tipo de discriminación y violencia por razón de género en el mundo laboral y social. Para ello, considera que hacen falta aplicar políticas activas que acaben con tanta desigualdad, así como la modificación de la legislación existente a favor de la protección de la mujer de cualquier tipo de violencia machista.

"Para caminar realmente hacia una sociedad de iguales entre mujeres y hombres hace falta una implicación consciente y real de los distintos gobiernos, que permita que el papel que juega la mujer actual en la sociedad sufra una transformación social con la que alcanzar la conquista real de los mismos derechos de los que disfruta el hombre en todos los sentidos, incorporando a sus políticas día a día la problemática actual de la mujer como objetivo de primer orden, con el presupuesto necesario para que dichos objetivos puedan alcanzarse en un corto plazo de tiempo", concluye el manifiesto.