El Cabildo de La Gomera impulsa nuevas acciones para el control del rabo de gato

Rabo de gato
CEDIDA - Archivo
Publicado 20/08/2018 12:08:21CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Cabildo de La Gomera y la Asociación Ambiental Matorrisco han impulsado acciones de voluntariado para el control de especies invasoras como el rabo de gato. Se trata de una nueva iniciativa enmarcada en un proyecto más amplio, dirigido al control de esta especie en diferentes puntos donde se ha localizado.

El presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, ha señalado que las tareas de control y planificación son "primordiales" para lograr frenar la propagación de estas especies" e insistió en el trabajo coordinado y la planificación como los pilares para cumplir los objetivos marcados desde la Institución y en el que se trabaja desde varias vertientes: la parte técnica con la Unidad de Medio Ambiente y las tareas de voluntario con asociaciones como Matorrisco.

Las salidas de campo están previstas para los días 25 y 26 de agosto. Durante estas dos jornadas se actuará en la zona de Majona y para ello se ha dispuesto de una programación que posibilita participar los dos días y pernoctar en la zona, o realizar la actividad sólo el domingo 26. Según explica el consejero de Sostenibilidad, Alfredo Herrera, "es una oportunidad para conocer y valorar la incidencia negativa que tiene esta especie en los espacios naturales de la isla".

Al mismo tiempo, asegura que esta programación permite al voluntariado conocer cómo deben llevarse a cabo las labores de retirada de ejemplares de rabo de gato, debido al alto grado de proliferación que tiene y para lo que se ha realizado un trabajo previo de diagnóstico e inventariado.

El traslado de los participantes se realizará por medio de Autobuses Mesa, empresa colaboradora con el proyecto. Para participar sólo es necesario inscribirse en el correo electrónico etimeideas@gmail.com, o llamando al teléfono 644.445.302. En estos mismos contactos se proporcionará toda la información necesaria.

La Gomera, con 369,8 km2 y un tercio de su superficie bajo alguna figura de protección, incluyendo el Parque Nacional de Garajonay, fue declarada en su totalidad Reserva de la Biosfera en el año 2012. Se trata de un punto caliente de biodiversidad que alberga la mayor densidad de especies endémicas por km2 de toda Europa.

Sin embargo, esta situación se ve gravemente amenazada por razones como la proliferación de especies invasoras, que son una de las principales causas de pérdida de biodiversidad, especialmente, en los ecosistemas insulares.