Comienzan las obras de rehabilitación de la Casa Tolosa, en Puerto de la Cruz

Nota De Prensa Y Fotografías: Puerto De La Cruz Casa Tolosa
CABILDO DE TENERIFE
Publicado 17/01/2018 14:57:40CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consorcio Urbanístico para la Rehabilitación de Puerto de la Cruz (Tenerife) ha iniciado las obras de rehabilitación de la Casa Tolosa, ubicada en la zona de San Antonio.

Esta actuación, que se encuentra en el Plan de Mejora y Modernización (PMM) de Puerto de la Cruz, recupera una de las primeras haciendas que las familias inglesas construyen en Tenerife y cuyo espacio será destinado a centro de cultura contemporánea y de innovación, de acuerdo a la propuesta que realizada por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz.

La ejecución de esta primera fase, que cuenta con un presupuesto de 688.941,90 euros, tiene un plazo de 8 meses y los trabajos se centrarán principalmente en la consolidación y rehabilitación de los actuales módulos edificatorios.

Para ello se llevará a cabo la ejecución de un nuevo sistema de cubierta que garantice la evacuación correcta de las aguas de lluvia, un refuerzo estructural mediante estructura metálica auxiliar, así como la recuperación de las carpinterías de madera de cubiertas, balcón, puertas, ventanas y pisos.

Para la realización de la rehabilitación de este inmueble histórico, propiedad del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, se cuenta con el informe favorable del Área de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife.

El inmueble fue fundado en 1750 por parte del alférez Antonio José Borges Temudo y su esposa María Pereira y Gervalán. Terminada la construcción de la ermita se llevó a cabo la plaza, que posteriormente se incluyó en la casa de los White o Blanco.

El inmueble cuenta con una planta en forma de 'U', con la ermita adosada a uno de sus brazos (este).

Un muro almenado que parte desde la ermita conforma una pequeña plaza frente a la entrada de la hacienda y la espadaña de la ermita se sitúa en uno de estos muros.

El muro de cerramiento de la casa, hacia la misma plaza, es igualmente almenado, un recurso que no es inusual en la arquitectura de las haciendas canarias.