Condenan a tres mujeres a más de 4 años de cárcel por obligar a abortar a una joven

 

Condenan a tres mujeres a más de 4 años de cárcel por obligar a abortar a una joven

Contador
Publicado 16/06/2017 18:08:05CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a tres mujeres, que responden a las iniciales de S.O., M.O.E. y A.Y.N., todas de nacionalidad nigeriana, a cuatro años y seis meses de cárcel a cada una por obligar a abortar a una joven en Gran Canaria.

Además, según recoge la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), tendrán que indemnizar conjuntamente a la víctima con 4.000 euros por el daño moral causado.

Esta decisión se adopta después de que el tribunal haya recogido como hechos probados que S.O conocida como Mama Princesa o Lizzi, M.O.E. conocida como Mama Osato, en situación irregular en España, junto a A.Y.N. conocida como Doris, y E.M. conocida como Mama Ame, habían obligado a abortar a una joven.

En concreto, la joven era obligada a ejercer la prostitución para quien la había traído a España, Mama Osato, y a consecuencia de esta actividad la mujer se quedó embarazada mientras ejercía la prostitución en Palma de Mallorca. Así, debido a que esta situación impediría a la joven trabajar durante varios meses y, por lo tanto, "dejando de pagar su deuda", Mama Osato junto a Mama Princesa y Doris, actuando todas de común acuerdo, lagolpearon y pegaron en varias ocasiones.

Asimismo, le indicaron que "estaba obligada a abortar, sin perjuicio de obligarla a seguir prostituyéndose" mientras estaba embarazada y hasta que abortara; además de aumentarle la deuda en 15.000 euros como castigo.

Sin embargo, la joven les dijo que no quería abortar, que quería tener a su hijo pero para las acusadas era "una mera mercancía", por lo que el 3 de marzo de 2010, Mama Osato la llevó a la clínica Gara de Telde, en Gran Canaria, para que le practicaran el aborto, algo a lo que la clínica se negó aporque el estado de gestación de la chica era de 18 de semanas, y "no está autorizada para la realización de abortos con ese nivel de gestación por ser considerados de alto riesgo".

Esto hizo que trasladaran a la joven a Madrid, acudiendo al domicilio de la acusada E.M., quien también actuaba en connivencia con las otras acusadas, siendo ella la encargada de llevar a la mujer a la clínica Isadora el día 16 de marzo de 2010.

Ese día la joven firmó los documentos para la realización del aborto pero "sin que realmente prestara su consentimiento libremente, puesto que ya había sido golpeada" previamente por las acusadas, así como amenazada con causarle a ella o a miembros de su familia males físicos, tal y como le recordaban las acusadas constantemente, ya que antes de salir de Nigeria había sido obligada a realizar a un rito de vudú para someterla psicológicamente a las acusadas, a la par de atemorizarla ante cualquier acto que la testigo pudiera hacer y que pudiera desvelar las acciones que las acusadas le obligaban a realizar.

Finalmente el aborto se realizó, dándole el alta a la paciente el día 17 de marzo de 2010, siendo el precio del aborto abonado por Mama Princesa, Mama Osato y Doris, incluyendo los gastos el billete de
avión a Madrid, así como la estancia en la casa de E.M. Teniendo que pagar la joven 1.600 euros.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies