Mujer joven, con estudios superiores y menos de un año en paro, perfil de las emprendedoras de la Cámara de Tenerife

Emprendedoras En La Cámara
CEDIDA
Actualizado 24/01/2012 18:37:30 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Mujer de entre 25 y 35 años, con estudios superiores y menos de 12 meses en la cola del paro es el perfil de las emprendedoras que lograron poner en marcha su idea de negocio a través de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Cerca del 44% de las pymes que abrieron sus puertas con el apoyo de la Ventanilla Única Empresarial (VUE) estaban lideradas por el colectivo femenino. A pesar de su formación, una gran mayoría de las mujeres termina refugiando sus iniciativas en el sector servicios, informa la Cámara en un comunicado.

Entre las principales razones que empujan a las mujeres canarias a montar su negocio y, por lo tanto, a crear su propia fuente de ingresos, se encuentra el desempleo. De hecho, el 77% de las más de 1.395 mujeres asesoradas a través del Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM) de la Cámara, estaban registradas en las oficinas del Servicio Canario de Empleo, mientras el resto eran trabajadoras por cuenta ajena.

También resulta significativo el hecho de que hasta el 64% de las mujeres paradas atendidas llevaran menos de un año en situación de desempleo, en gran medida para aprovechar el pago único de la prestación por paro para poner en marcha la empresa.

El objetivo del PAEM, que cuenta con el respaldo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Fondo Social Europeo, es facilitar el acceso de la mujer a la actividad empresarial y económica en las islas.

A esto hay que sumar el asesoramiento 'on line' específico para las mujeres a través de la web 'www.e-empresarias.net', cuyo objetivo es dar respuesta inmediata a las consultas y acercar a las emprendedoras y empresarias todo tipo de consejos e información práctica sobre ayudas, gestión y trámites administrativos y financiación. A través de este servicio, la Cámara ha atendido y resuelto 438 consultas a lo largo de 2011.

La mayoría de las empresas puestas en marcha por las mujeres ciñen su actividad a trabajos relacionados tradicionalmente con el colectivo femenino, como los servicios personales (peluquería, guardería),actividades profesionales (gestores, abogadas, enseñanza),servicios a empresas y el comercio al por menor.

PERFIL DE LAS NUEVAS EMPRESARIAS

Por grupos de edad, el 45% de las emprendedoras y mujeres empresarias atendidas en la VUE y el PAEM tienen entre 25 y 35 años. Es el grupo mayoritario, por delante de las que tienen edades comprendidas entre los 36 y los 45 años, que representaron el 28% del total. Las menores de 25 años son las que menos han optado por la creación de empresas.

Las mujeres con estudios superiores son las que más apuestan por la creación de empresas, seguidas de las que disponen de titulación de Bachillerato y de Secundaria. De hecho, del total de consultas atendidas, hasta el 45% se corresponden a mujeres con Bachillerato Superior y Medio, y el 37% poseen diplomaturas o licenciaturas universitarias.

PRINCIPALES BARRERAS

Según una encuesta de la Cámara de Comercio, los principales obstáculos a los que se enfrenta la mujer a la hora de constituir, crear y consolidar sus empresas son diversos. Aunque algunas de estas dificultades son comunes a las de sus compañeros empresarios, tienen mayor peso sobre ellas.

Así, las trabas relacionadas con una estructura social articulada en torno a la diferencia de género y modelos familiares que dan un papel preponderante a la mujer en el cuidado de los hijos y las tareas domésticas suponen un gran handicap para materializar el espíritu emprendedor de este colectivo.

Otro de los grandes frenos que impide a las mujeres materializar sus iniciativas empresariales es la dificultad de acceso a la financiación, que afecta más a la mujer porque sus empresas nacen con un capital relativamente bajo, que suele proceder de fondos propios o del entorno familiar.

Además, es frecuente que carezcan de formación y de información financiera, con lo que se les cierra el paso a otras vías de financiación alternativas, según explica la responsable del servicio de Creación de Empresas de la Cámara de Comercio.

En el sondeo cameral también se refleja el limitado acceso a la formación continua que tienen las mujeres por sus restricciones de tiempo y movilidad, motivada por sus obligaciones familiares, así como la mínima presencia y falta de participación en asociaciones y organizaciones empresariales.

APOYO DE LAS CÁMARAS

Dentro de la política de apoyo a las mujeres emprendedoras y empresarias a lo largo de 2011, la Cámara también ha organizado junto al Consejo Superior de Cámaras y la Secretaría de Estado de Igualdad del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, un Taller sobre Oportunidades para las Mujeres en Sectores Emergentes, con las claves para aprender a identificar las ideas de negocio más resistentes a la crisis y con mayores garantías de éxito.

La Cámara de Comercio también participa de forma activa en los Planes de Igualdad de Oportunidades de organismos como los Consejos Municipales de la Mujer del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y de La Laguna, así como en el Consejo Insular del Cabildo. Además, la Comisión de Mujeres Empresarias de la Cámara trabaja para de conocer los principales problemas de las mujeres empresarias, y diseñar propuestas para darles respuesta.