Las presas de Gran Canaria comienzan a recoger agua de la lluvia

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Las presas de Gran Canaria comienzan a recoger agua de la lluvia

Balsa del Sequero
CEDIDA POR EL CABILDO DE GRAN CANARIA
Publicado 26/10/2016 14:54:45CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El agua de las lluvias que comenzaron ayer en Canarias ha empezado a entrar en las presas de Gran Canaria, como sucede en la de Chira, donde a primera hora su nivel había aumentado en 20 centímetros, si bien la previsión es que continúe entrando en las próximas horas, según ha informado el Cabildo de Gran Canaria.

Así, la presa de Chira aumentó estos 20 centímetros gracias a los 49 litros por metro cuadrado registrados durante el martes, lo que equivale a 15 días de suministro de agua. También la presa de Ayagaures de momento mantiene el mismo nivel, aunque el agua ya ha comenzado a entrar por la cola de la presa tras caer 34 libros por metro cuadrado el martes.

En el Mulato cayeron 31 litros por metro cuadrado y a por la mañana el nivel había subido 14 centímetros, mientras en Gambuesa cayeron 18 litros que, de momento, no afectado al nivel de la presa.

En la presa de Soria también ha comenzado a llegar el agua, aún sin cuantificar, y en Vaquero y Candelaria cayeron 29 y 33 litros sin que por la mañana hubiera llegado a la presa, al igual que Fataga, que aún está pendiente de recibir agua.

RIEGO GARANTIZADO CON EL TRASVASE NORTE-SUR

El agua industrial que entra en las presas por el trasvase norte-sur ejecutado por el Cabildo de Gran Canaria permite, en cualquier caso, garantizar el agua de riego en el sur y mantener la capacidad en torno al 10 por ciento ante la escasez de lluvia habida hasta el momento.

Según ha subrayado el consejero de Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo, los embalses del sur, a falta de actualizar los datos cuando acaben las lluvias de esta semana, disponen de 2.1 millones de metros cúbicos de agua, un 9,24 por ciento de su capacidad total, frente a los 2,3 millones de metros cúbicos que había en otoño de 2015, con lo que se ha logrado mantener el nivel después de casi cinco años de continuas bajadas en las precipitaciones.

El trasvase ha sido posible por la instalación de una nueva red de tuberías y a la reorganización de las infraestructuras existentes, para lo que el Consejo Insular de Aguas invirtió el pasado año más de 950.000 euros, de forma que es posible recopilar parte de la producción de Las Palmas de Gran Canaria, Telde y Arinaga y enviarla al sur y sus medianías.

El panorama hidrológico de Gran Canaria ha cambiado en los últimos cinco años desde que en 2011 se llegara a máximos históricos de capacidad en los embalses, alimentados por las abundantes lluvias previas, lo que situó el nivel en casi un 83 por ciento de la capacidad total.

Pero en 2012, los recursos hídricos ya habían bajado hasta un 52 por ciento y continuaron en esa línea, de forma que en 2013 las presas no tenían más de un 37 por ciento de agua y en 2014 apenas superaban el 20 por ciento.

La preocupante situación llevó al Cabildo a ejecutar este "cordón umbilical" que garantiza el riego de las plantaciones del sur en caso de sequía, aunque la previsión es que estas lluvias contribuyan a contar con mejores reservas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies