Solo 20 instituciones públicas canarias pasan el corte de la Ley de Transparencia

 

Solo 20 instituciones públicas canarias pasan el corte de la Ley de Transparencia

Darias y Cerdán, con el informe
EUROPA PRESS
Publicado 03/07/2017 13:45:30CET

Los salarios y currículum vitae de políticos, altos cargos y personal de confianza, principales demandas de información

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Apenas 20 instituciones públicas canarias, concretamente la Comunidad Autónoma, tres cabildos y 16 ayuntamientos --el 20,8%-- han pasado el corte de evaluación de la Ley de Transparencia de Canarias correspondiente al ejercicio de 2016, según recoge el 'Índice de Transparencia' hecho público este lunes.

El informe, presentado ante los medios de comunicación por el Comisionado de la Transparencia, Daniel Cerdán, otorga una nota de 7,69 puntos a la Comunidad Autónoma, si bien en el análisis se han incluido de forma muy superficial las más de 80 entidades públicas dependientes del Ejecutivo, por lo que ha pronosticado que en el futuro, esta calificación bajará probablemente.

Este documento, que Cerdán ha expuesto que aún es una "aproximación" de lo que se quiere hacer en el futuro, analiza, entre otras variables, el grado de publicidad activa de cada institución, los hechos comprobados desde el propio Comisionado o la información obtenida a través de un cuestionario que se les ha remitido donde se demanda información.

Cerdán no ha querido utilizar expresiones como "aprobar o suspender" y ha dicho que se ha optado por un ranking de calificaciones que va del 0 al 10 que fomenta la competitividad entre las instituciones.

En esa línea, ha precisado que desde el Comisionado están "abiertos" a que se les corrija o utilizar otros modelos.

En el caso concreto de la Comunidad Autónoma, ha comentado que el "reto" para el próximo año es analizar en detalle a los 81 entes públicos dependientes, que no se ha podido hacer por la limitad estructura de su organismo.

A modo de ejemplo, ha tildado de "paso atrás" la decisión del Servicio Canario de Salud (SCS) de no actualizar mes a mes las listas de espera --desde la entrada de José Manuel Baltar como consejero de Sanidad se realizarán cada seis meses--.

En cuanto a los cabildos, las mejoras notas son para Tenerife (5,61), Gran Canaria (5,54) y La Palma (5,49), siendo especialmente llamativo el caso de El Hierro, con una puntuación de 0,76 puntos por carecer de portal de transparencia.

En el caso de los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, encabeza Las Palmas de Gran Canaria con 7,14 puntos seguida de Arrecife, Los Realejos, La Laguna, Candelaria, Arona y Santa Cruz de Tenerife, con 5,07 puntos.

Entre los ayuntamientos pequeños, el primer puesto es para Fasnia con 8,90 puntos, seguido de Fasnia, Güímar, Arico, El Sauzal, San Juan de la Rambla, Valverde, Tuineje y Santiago del Teide.

Además, un total de ocho ayuntamientos no contestaron a ningún requerimiento del Comisionado para ofrecer información --algunos varias veces y alargando plazos--, caso de Granadilla, La Oliva, Pájara, El Paso, Los Silos, Tazacorte, Tijarafe y La Victoria.

LLAMADA DE ATENCIÓN A LAS UNIVERSIDADES

El informe destaca un capítulo especial a las dos universidades públicas canarias, que no llegan al nivel de "transparentes", sino más bien, "translúcidas", de ahí que se les demande un "esfuerzo" por publicar información, especialmente como instituciones que deben ser "modelo" de buenas prácticas.

En el caso de la Ulpgc, por ejemplo, debe tener a la vista los estados financieros y las cuentas anuales actualizadas.

En general, aunque los resultados aún no son óptimos, Cerdán ha valorado la mejoría con respecto a 2015 cuando "casi nadie tenía los deberes hechos", y ha apuntado también que el Comisionado no tiene entre sus competencias "ser controladores" del 'Buen Gobierno'. "Si nos ponen a investigar o acabamos todos locos o lo haremos mal", ha destacado.

En total ha habido 180 solicitudes de información, una cifra aún "pequeña", si bien la evolución es que este año se cierre con unas 300, y 91 reclamaciones, de las que seis no fueron admitidas, principalmente porque lo que demandaban no era información pública.

Para Cerdán, ha quedado demostrado que a la gente "no le interesa demasiado la transparencia" --menos del 1% de la población ha hecho una consulta--, aunque ha hecho autocrítica reconociendo que hay que buscar sistemas más prácticos y accesibles para ofrecer los datos.

"A la gente no le interesan los tochos", ha explicado, insistiendo en que los ciudadanos y los propios periodistas deben ser más "exigentes" en la demanda de información porque "sin presión sobre los poderes públicos, la transparencia no se va a mover".

En cuanto al tipo de petición, ha señalado que se mantienen las mismas de los últimos años como los salarios y currículum vitae de dirigentes políticos, altos cargos y personal eventual y de confianza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies