Un cura de Cenicero "hace una llamada de atención" con una carta "contra el abuso de poder político y de la banca"

POBREZA, MENDIGO, POBRE
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 19:08:40 CET

LOGROÑO, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El párroco de Cenicero, Jesús Javier Alesanco, ha decidido "hacer una llamada de atención y una toma de conciencia contra el gran abuso de poder político y de la banca", aunque ha aclarado en declaraciones a Europa Press que "no va directamente contra nadie".

A través de un poema colgado en la iglesia cenicerense, el sacerdote pretende dejar claro que "Dios está con los pobres y con los que sufren" y mostrar su disconformidad "con gobernantes corruptos, cómplices de ladrones y amigos de sobornos en busca de regalos".

La primera parte de la carta se dirige a "la gran patronal", la que para el cura "pisotea al pobre y elimina los derechos del país", a la que le acusa de pedir al Gobierno una nueva reforma laboral "para abaratar aún más los costes sociales y poder exprimir a los por cuatro perras".

El poema del párroco también tiene un mensaje para las entidades financieras a las que les dice "¡Ay de los bancos que desahucian casa a casa y hunden empresa a empresa hasta dejar el país sin mínima esperanza! Sus sucursales serán derribadas, su poder aniquilado, su altanería por tierra... para jamás levantarse".

POLÍTICOS

Los políticos también se llevan su parte, a los que Alesanco señala que "no protegen el derecho de los parados, ni impiden el crimen de los desahucios. Inútiles nos gobiernan, incompetentes nos dirigen, villanos y arrogantes. ¿Hasta cuándo?".

"Odia a quien lleva los corruptos al tribunal, detestan a quien denuncia sus manejos, ellos que hicieron la ley a su medida, pesadísima para el pobre y ligera para el rico, que saben que, al final, no habrá nadie, ni uno que les pueda hacer pagar, ¡qué ilusos!, por sus crímenes", prosigue la misiva.

"Se sienten muy seguros y blasfeman: no hay Dios que nos pida cuentas. Son gente lenguaraz, hechos a la mentira", ha dejado escrito el párroco.

"DIOS ESTÁ CON LOS QUE SUFREN"

"Pero Dios está con los que sufren... podrán burlarse de los planes del desvalido, de la esperanza de los pobres, pero el Señor es su refugio. ¡Señor, que venga desde tu iglesia la salvación de los últimos!", finaliza el poema colgado en la iglesia de Cenicero.

El párroco ha apuntado que esta idea no es algo nuevo, ya que el profeta Isaías, por ejemplo, ya había realizado una defensa de los pobres. Así, encontramos en la Biblia: "¡Ay de los que dictan leyes injustas y prescriben tiranía, para apartar del juicio a los pobres y para privar de su derecho a los afligidos de mi pueblo; para despojar a las viudas y robar a los huérfanos!", Isaías, 10.

"¿Y qué haréis en el día del castigo? ¿A quién os acogeréis para que os ayude cuando llegue de lejos el desastre? ¿En dónde dejaréis vuestras riquezas? Sin mí se inclinarán entre los presos y caerán entre los muertos. Pero ni con todo esto ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida", continúa el capítulo del profeta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies