Domínguez destaca que La Rioja registra un saldo migratorio positivo que "constata la recuperación económica"

Calle Portales de Logroño
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2018 13:03:32CET

   LOGROÑO, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, ha afirmado que, por primera vez desde la crisis, La Rioja registra un saldo migratorio positivo que "constata la recuperación económica". Ha sido durante la presentación de la publicación 'Principales características demográficas de La Rioja, 2017'.

   Para ello ha estado acompañado de la directora del Instituto de Estadística de La Rioja, Natalia Ríos. El consejero ha recordado que la publicación se ha convertido en una herramienta estratégica a la hora de tomar decisiones y afrontar uno de los retos más importantes que nos hemos fijado para esta legislatura, el demográfico".

   Domínguez ha resaltado que el Gobierno de La Rioja cuenta con la Agenda de la Población de La Rioja 2030, "que define la estrategia riojana para revertir la actual tendencia demográfica de la región, que como se desprende de esta publicación se caracteriza por la baja natalidad, el envejecimiento de la población y un fuerte desequilibrio territorial".

   En este sentido, ha destacado el papel del Instituto de Estadística de La Rioja para hacer frente a este reto, "para lo que recientemente ha elaborado una serie de indicadores demográficos que nos permiten conocer de manera más detallada las características sociodemográficas y la estructura de la población, fundamental a la hora de definir las políticas públicas para atajar esta cuestión" y que se pueden consultar en su página web www.larioja.org/estadistica en el apartado de Indicadores demográficos básicos.

   Como principal conclusión de la edición de este año, Domínguez ha señalado "el leve descenso de tan solo el 0,06 por ciento de la población riojana en 2017". De tal forma, que a 1 de enero de 2017 la población riojana era de 312.624 habitantes. Con todo, en la última década (2007-2017) la población riojana ha crecido un 1,5 por ciento, lo que equivale a 4.506 habitantes más.

   Para entender este comportamiento, el consejero se ha referido a uno de los fenómenos demográficos que más ha influido en la sociedad riojana en los últimos años, los flujos migratorios, y ha destacado "que La Rioja presenta en 2016 (último dato disponible) un saldo migratorio positivo con 119 movimientos de entrada más que de salida, lo que nos confirma que La Rioja vuelve a mostrarse como una tierra de acogida, en la que viven algo más de 33.000 personas de procedencia foránea, de las que un 15 por ciento ha nacido en España".

   En este sentido, ha destacado que "se trata de la primera vez, desde el inicio de la crisis, que La Rioja presenta un saldo positivo" y se ha referido a "la relación directa que hay entre las migraciones y la situación económica, tanto del territorio de partida como de llegada".

   Para el consejero, estos datos avalan la política económica del Gobierno de La Rioja, que nos ha permitido consolidar tres años de crecimiento económico continuado y situar a La Rioja como una de las regiones con mayor calidad de vida. Una política que se verá reforzada, tal y como anunció recientemente el presidente regional, con la aprobación de dos nuevas leyes para impulsar la economía regional, la Ley de Implantación regional y la de Simplificación y Mejora de la Regulación Económica.

   Por otro lado, ha señalado que en el leve descenso de la población influyen fenómenos como la reducción gradual de los nacimientos. De hecho, el número de defunciones superó al de nacimientos por tercer año consecutivo en 2016, lo que implica que hubo un saldo vegetativo de -305 personas. En este descenso influyen cuestiones como el aumento de la edad media a la maternidad del primer hijo que es de 30,8 años, "lo que incide en el número medio de hijos por mujer, que según el Indicador Coyuntural de Fecundidad es de 1,4 hijos en La Rioja", ha explicado el consejero, "por debajo del 2,1 necesario para asegurar el reemplazo generacional".

   "Este hecho, unido al incremento de la esperanza de vida en La Rioja que es de 83,8 años, mientras que en España es de 83,1, son las principales causas del envejecimiento progresivo de la población riojana", ha afirmado Domínguez.

   Además, ha señalado que la población riojana no está uniformemente repartida, sino que hay una gran concentración en Logroño y su entorno, donde viven más de 180.000 habitantes; mientras que 134 de los 174 municipios no superan los 500 habitantes.

   Estas son las principales singularidades de La Rioja en el ámbito demográfico, ha afirmado el consejero, que ha insistido en la importancia de incluir el reto demográfico en el nuevo modelo de financiación, "de tal forma que junto con los costes fijos, se tengan en cuenta otras variables como la dispersión territorial, la superficie y el envejecimiento de la población".

   "El desafío demográfico es sin duda uno de los retos del Gobierno de La Rioja para esta y las próximas legislaturas", ya que como ha explicado "las proyecciones de Población para el periodo 2016-2031 indican un retroceso progresivo de la población en La Rioja, con especial incidencia entre la población más joven; una baja natalidad, un fuerte envejecimiento de la población y una ligera feminización".

ESTRUCTURA POR EDADES Y SEXO

   El monográfico 'Principales características demográficas de La Rioja' nos ofrece también un análisis de la población riojana según el sexo y la edad. Si atendemos a este último condicionante, ha señalado Ríos, la publicación indica que el grupo más numeroso de riojanos son aquellos que tienen entre 16 y 44 años, ya que representan el 35,3 por ciento de la población. Le sigue en importancia numérica, la franja de 45 a 64 años con un 28,4 por ciento; el intervalo de 65 años en adelante que representa el 20,6 por ciento; y por último, el grupo de niños y jóvenes hasta los 15 años con el 15,7 por ciento.

   De esta manera en 2017, uno de cada cinco riojanos tenía más de 65 años. Si comparamos nuestras cifras con la media nacional se aprecia un mayor envejecimiento de la población riojana, ya que el intervalo de mayores de 65 años es nuestra comunidad de un 20,6 por ciento mientras que en el conjunto del país es de un 19 por ciento.

   Por sexos, podemos destacar, como en años anteriores, que las mujeres solo superan a los hombres en el grupo de mayor edad, en el que hay un 22,7 por ciento de féminas frente al 18,5 por ciento de varones.

POBLACIÓN EXTRANJERA

   En 2017, la población extranjera residente en nuestra comunidad era de 33.026 personas que representan el 10,6 por ciento del total. A lo largo del último año, el número de extranjeros ha descendido en 177 personas y el peso relativo de los extranjeros en la sociedad riojana se mantiene en el último año. De hecho la evolución de la población extranjera alcanzó un máximo con 45.864 foráneos en 2009 y desde entonces, el número de extranjeros residentes ha descendido hasta alcanzar las cifras actuales.

   Si nos centramos en el lugar de origen de los extranjeros residentes en La Rioja, el 49,3 por ciento tiene nacionalidad de algún país europeo. En porcentaje le siguen los nacionales de África (25,8 por ciento), los procedentes de algún país americano (17,3 por ciento) y los asiáticos (7,6 por ciento). En concreto, Rumanía es el país con la mayor comunidad extranjera en nuestra región con 10.132 ciudadanos; le sigue Marruecos, con 6.483; Portugal, con 1.905; Pakistán, con 1.728 y Colombia, con 1.413 personas.

   Por último, entre 2006 y 2016, han adquirido la nacionalidad española un total de 11.584 personas que residían en La Rioja y el motivo más frecuente ha sido residir en España durante un periodo de al menos dos años. Concretamente, en 2016 se han concedido 1.205 concesiones de nacionalidad española en la región.