Presente y futuro de la comunicación científica a debate en congreso UNIR

Campo Vidal en Congreso de la UNIR
Foto: UNIR
Actualizado 28/05/2015 18:13:33 CET

LOGROÑO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) ha celebrado durante dos días el II Congreso Internacional 'Comunicación y Sociedad Digital', en el que expertos del mundo de la ciencia y de la comunicación han debatido sobre el presente y el futuro de la comunicación científica.

   Luis Pablo Francescutti, periodista científico y profesor de la universidad Rey Juan Carlos, ha participado en este congreso organizado por UNIR en el que ha manifestado que "el perfil de la audiencia que consume contenidos científicos suelen ser jóvenes y hombres, mientras  que las mujeres se interesan por otros temas".

   Además, ha señalado que "en épocas de crisis la ciencia es una información que tiene poca presencia en los medios. Pero internet ha permitido que la ciencia se aproxime a la sociedad y se ha convertido en una biblioteca de babel en cuanto a temas de divulgación científica. Gracias a internet se han multiplicado las audiencias. Hay un gran número de blogs o radios digitales especializados en estos temas. La mayoría de estos comunicadores son profesores universitarios".

   Francescutti ha insistido que "los medios de comunicación generalistas no ofrecen una oferta de divulgación científica centrada en los jóvenes", mientras que en las webs y radios digitales sí existe lo que ha denominado como una "Ciencia Pop" que va dirigida a ese público.

DIVULGACIÓN POR PERIODISTAS

   A lo largo del congreso los diferentes expertos han aportado sus opiniones, como Francisco Segado, director  del grupo de investigación "Comunicación y Sociedad Digital de UNIR, profesor y coordinador de este congreso. "Las nuevas generaciones son más visuales. La forma de dar clases ha cambiado gracias a la tecnología". En este sentido, Ignacio Díez, catedrático de las UCM, ha apuntado que "los especialistas son los mejores y los que deben hacer la divulgación científica. Las universidades tendrían que ser las que divulgaran, no los blogueros o periodistas".

   Pero el auge de los blogs científicos y el éxito en redes sociales de perfiles dedicados a la divulgación científica "apuntan a la potencialidad de los nuevos canales de comunicación que fomentan el interés por la Ciencia", añade Francisco Segado.

   La ponencia de la redactora jefe de la sección de Ciencia y Tecnología de El País y directora de Materia, Patricia Fernández de Lis, invitada a este congreso, ha versado sobre las características y retos de la divulgación científica en los medios digitales.
"Por primera vez internet se sitúa por encima de la televisión como fuente de información científica en España.

   Internet ha incrementado las posibilidades de obtener información científica. La audiencia es activa, te permite estar atento y corregir inmediatamente algún error", señala Patricia Fernández.

   "Hay problemas con la forma de consumir la información en internet: blogs,  comentarios o tuits que alteran la información hasta el punto de distorsionar o desvirtuar el mensaje".

CIENCIA Y PERIODISMO, UNA RELACIÓN COMPLICADA

   "El periodista no tiene tiempo, tiene que escribir rápido y busca un titular llamativo, es lo que le diferencia del divulgador científico. La ciencia en los medios generalistas debería ser accesible, rigurosa, entretenida, comprensible y acercar lo desconocido", afirma Patricia Fernández.

   Los medios generalistas deberían "denunciar la pseudociencia y frenar a los charlatanes que hablan de cualquier cosa como remedios para curar enfermedades. Tenemos que contrastar siempre la información", indica la directora de Materia.

   Lucas Sánchez, investigador del Centro Nacional de Biotecnología y comunicador científico, ha participado también en este II Congreso de UNIR y ha propuesto un decálogo de cómo debe ser el comunicador científico. "Tiene que ser responsable, los comunicadores científicos somos intérpretes. Debe comunicar con rigor, minimizar el número de conceptos e intentar no faltar a la realidad en el proceso. Tiene que usar el mismo lenguaje que su audiencia, utilizar metáforas rigurosas".

   "Un buen comunicador tiene que emocionar con la ciencia. Tener los pies en las redes sociales. Defender la ciencia, mostrar el lado humano y enseñar el método científico. También tiene que ser crítico con la ciencia, muchas veces los datos se maquillan. Un buen divulgador científico tiene que combatir la pseudociencia. Crear una cultura de la curiosidad, en la ciencia básica está la curiosidad, la  audiencia quiere conocer el recorrido de la información no solo el final. Explorar todos los formatos y defender la divulgación, divulgar es difícil pero necesario. La comunicación será crucial en los próximos años", ha añadido.

   La clausura del congreso contó con la presencia de Manuel Campo Vidal, presidente de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión y de Antonio Martínez Ron, periodista y divulgador científico.

   "El periodismo especializado en épocas de crisis es el más perjudicado, pasa a un segundo nivel. El estado de salud de la ciencia en los medios no es bueno. La ciencia necesita recuperar su espacio en los medios generalistas no solo en los especializados. Y se requiere también de una formación específica por parte del periodista. El periodismo científico tiene futuro si se conquistan los espacios", señala Campo Vidal.

   Por su parte, Antonio Martínez Ron, habló de los blogs y comentó que gracias a ellos disponemos de "una plataforma de publicación inmediata. Los blogs han cambiado la manera de comunicar y el lenguaje".
Además, añadió que "los blogs de divulgación científica han cubierto una demanda que otros medios como la radio o la televisión no tienen. Y como herramienta educativa también son muy útiles".

   En cuanto a los temas que generan más polémica en el ámbito de la ciencia, destacó que "suelen ser los relacionados a los transgénicos, la homeopatía o las energías".

SOBRE UNIR

   Cien por cien online, la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) se caracteriza por tener un modelo pedagógico propio con una metodología que permite desarrollar una formación de calidad y personalizada. Los alumnos reciben clases online en directo, se imparten más de 1.350 clases online semanalmente.

   El estudiante tiene un tutor que le acompaña y ayuda durante toda su carrera y dispone de un campus virtual con la tecnología más innovadora y los recursos académicos que necesita. En la actualidad UNIR tiene más de 20.000 alumnos, de los cuales 5.000 son latinoamericanos y 1.500 empleados (1.050 docentes e investigadores). Se imparten 17 Grados, 3 cursos de adaptación, 27 Másteres Universitarios y 33 Títulos Propios. Fue aprobada oficialmente en el año 2009 y desde entonces se han graduado más de 11.140 estudiantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies