Sáinz atribuye a "un conflicto sindical" la ausencia de policías locales las noches de este fin de semana en Logroño

Miguel Sáinz
EUROPA PRESS
Publicado 03/07/2017 13:45:47CET

   LOGROÑO, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El concejal de Interior, Miguel Sáinz, ha atribuido a "un conflicto no organizativo, sino sindical y de retribuciones económicas y salariales" la ausencia de policías locales durante las noches de este fin de semana en Logroño.

   "Detrás de la situación de este fin de semana, con bajas inesperadas y abultadas, no hayn un problema organizativo, sino un problema sindical y de retribuciones económicas y salariales", ha insistido el edil, quien ha incidido en que "la seguridad en la ciudad de Logroño ha estado totalmente garantizada" durante el fin de semana.

   Así ha sido, ha señalado, gracias "a la gran colaboración que tenemos con Policía Nacional", cuerpo al que se notificó las ausencias de agentes locales, "y, con su ayuda, se ha tenido un fin de semana normal en todo momento", por lo que ha tranquilizado a los ciudadanos "porque todo está en buenas manos y garantizado".

   Ha argumentado que "en el mes de mayo, acabó el acuerdo de horas extra en la Policía Local", al que estaban adscritos más de 140 agentes del total de 224 de la plantilla. Un acuerdo por el que dejan su teléfono para que los mandos les puedan llamar si es necesario hacer horas "a lo que pueden contestar sí o no".

   La Policía Local, ha seguido explicando el concejal, divide su trabajo en tres turnos: mañana, tarde y noche. El turno de noche, a su vez, cuenta con dos secciones, de 22 agentes cada una, que se trabajan una semana sí y una no. "Este pasado lunes, de forma repentina, se comunicaron varias bajas" en la sección correspondiente, hasta llegar a 8 confirmadas el martes, ha apuntado Sáinz.

   A ello se sumaban 7 personas más que, a lo largo de la semana, se iban incorporando a sus vacaciones y una más, con horas sindicales por convenio. "De este modo -ha detallado- de una sección con 22 agentes, había 16 no operativos. No es normal en absoluto esta situación, que podría responden a la situación de conflicto con la Policía Local".

   Con todo, el concejal ha apuntado que "tampoco hay que echar mucho la vista atrás para encontrar una situación parecida, en Navidad, y se da con cierta frecuencia desde el fin del acuerdo de horas extra el pasado mes de mayo", lo que ha obligado, por ejemplo, a suspender algunos cursos con ciclistas o a aplazar una carrera nocturna en la ciudad.

   Pero, aún así, lo ocurrido este pasado fin de semana, "con tanta baja", ha sido "algo anormal, desproporcionado y sin parangón" que, en sus palabras, no era posible solventar con tan poco espacio de tiempo "porque no se puede exigir a los agentes que cubren el turno de mañana y de tarde que doblen los turnos". De este modo, solo se podía recurrir a los policías "fuera de turno".

   En estos casos, "se les podría intentar mandar una Resolución de Alcaldía" para cubrir las horas extra "algo que no es tan sencillo, no se les puede dar la notificación en mano si no pasan por la Comisaría, hay casi que 'cazarlos'".

   En cualquier caso, estas notificaciones no se hacen con tan poco tiempo, sino que, según Miguel Sáinz, a los trabajadores de estos turnos de la semana pasada, se les está notificando la posibilidad de que, si la situación persiste, tengan que cubrir las horas extra este próximo fin de semana, y, la semana que viene, se hará para el siguiente "para que no se doble ningún turno".

   De este modo, ha resumido el concejal, este pasado fin de semana ha habido en Logroño un agente de Atestados, "un patrullero al que sí se logró localidad y comunicar una Comisión de Servicio" y cuatro agentes más, en seguridad estática en espacios municipales, en total, seis policías locales, cuando lo normal es que haya "dos o tres parejas más".

   "Los agentes, en contra de lo que está diciendo algún sindicato, no se están ofreciendo de forma voluntaria para cubrir las horas, no atienden el teléfono y están dificultando la entrega de las Resoluciones de Alcaldía. No hay ninguna voluntariedad de cubrir las bajas de los compañeros", ha aseverado el concejal.

   A juicio de Miguel Sáinz, todo se reduce "a querer cobrar más". En este sentido, ha asegurado que, en las negociaciones, "los sindicatos están haciendo peticiones abultadas, exigentes, exageradas y no aceptables en los tiempos que corren".

   Como ejemplos, ha especificado que "están cobrando 32 euros al mes por dejar el móvil para que se les pueda llamar, sin estar obligados a cubrir las horas, y plantean subir esta cantidad a 200 euros al mes, 2.000 euros al año". También plantean, en palabras del edil, subir un 25% el precio de la hora extra, que está en 26 euros la diurna y 29 euros la nocturna "lo que no está nada mal pagado".

   Igualmente, reclaman, ha dicho Miguel Sáinz, "cobrar un mínimo de 6 horas por cada movilización a la que salgan", independientemente de las horas extras reales que hagan, "y ahora están cobrando 4 mínimo", así como subir también los tiempos de compensación cuando, en vez de en metálico, la retribución por hora extra se cobre en tiempo libre.

   "En resumidas cuentas, se piden subidas en las retribuciones muy altas, para una Policía Local que está muy bien pagada frente a otros Cuerpos de Seguridad del Estado", ha dicho el concejal, quien ha desvelado que un agente local gana una media bruta anual de 36.850 euros, con un sueldo mensual bruto de 2.400 euros durante el día o 2.600 por la noche, "600 euros más por el turno de noche y 400 más por el de día que un policía nacional".

   "El problema es éste, no nos equivoquemos. Los policías locales están bien retribuidos, bien formados y trabajan muy bien, pero, cuando llega la hora de la negociación, por la fuerza y por medidas de presión, nos lleva a tener que tragar con situaciones como la de este fin de semana, que se intenta solventar notificando como se puede y con la colaboración de la Policía Nacional", ha afirmado.

   Esta situación, en palabras del concejal, "puede durar un tiempo", aunque ha asegurado que "vamos a seguir negociando", si bien ha advertido que, por la normativa nacional a la que están sujetos todos los funcionarios "no se pueden hacer aumentos retributivos si no hay a cambio una mejora en el servicio prestado".

   "No se da algo a cambio de nada, pero tenemos una capacidad de resistencia y de negociación infinita", ha recalcado Miguel Sáinz, quien ha aprovechado para pedir "responsabilidad" al resto de Grupos Municipales. "Estamos ahora mismo lejos de llegar a un acuerdo, todo tiene un límite, pero las cosas van a cambiar y para bien", ha concluido el concejal de Interior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies