UGT afirma que la Semana Santa "reduce el paro" a base de "empleo estacional"

Publicado 04/05/2017 13:28:17CET

   LOGROÑO, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   La Rioja ha reducido el paro en abril en 871 personas hasta los 18.136, y lo hace de manera similar entre hombres y mujeres. Una importante caída que, no obstante, "es claramente coyuntural por el aumento de la actividad en servicios ligados al turismo" durante la Semana Santa, que protagoniza casi el 60 por ciento de la caída del paro (-490 desempleados) frente a los sectores Sin Empleo anterior y Construcción, donde el paro sube en 11 y 8 personas, respectivamente, ha destacado UGT en un comunicado.

   Muestra del carácter coyuntural de este descenso del paro es el gran volumen de contratos efectuados en abril, con 10.488 contrataciones, 1.377 más que en abril de 2016. De ellos, sólo el 8,75 por ciento fueron indefinidos, lo que significa que 9 de cada 100 contratos son temporales.

   Del total de contratos, 6.456 pertenecen al sector Servicios, lo que indica la profunda temporalidad del empleo creado en este sector. Y lo que es más preocupante aún, el sector industrial registró más de 2.300 contratos pese a que el paro sólo cayó en la Industria en 137 personas, lo que indica una generalización de la precariedad en este sector, tradicionalmente estable, con 17 contratos para un solo puesto de trabajo.

   Es decir, "se cumple el modelo de empleo estacional y precario promovido por la actual política económica y apoyado en un débil mercado laboral". De modo que, UGT "sigue mostrando su preocupación por que la recuperación del empleo se está basando en un modelo productivo ya conocido que permite mejoras en etapas vacacionales y que se sustenta en actividades de menor valor añadido".

   UGT considera que el Gobierno ha dirigido el mercado de trabajo y la economía hacia un sistema basado en bajos costes laborales, con escasa incorporación de inversión en tecnologías y formación, y en el que prima el trabajo precario, temporal y a tiempo parcial, exigiendo una menor cualificación de las personas. Junto a ello, un elevado volumen de desempleo estructural, de larga duración, sin derecho a prestaciones, y que limita la vuelta de muchas personas al empleo.

   Un modelo que, sin las políticas económicas y de empleo adecuadas, "conduce hacia un deterioro de la calidad del empleo y de la calidad de vida de los riojanos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies