El Gobierno alemán niega cualquier responsabilidad en el caso Volkswagen

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Ante la Eurocámara

El Gobierno alemán niega cualquier responsabilidad en el caso Volkswagen

Publicado 20/10/2016 12:49:48CET

Argumenta que el Ejecutivo alemán actuó "inmediatamente" y que nadie tenía conocimiento de las manipulaciones

BRUSELAS, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Transportes e Infraestructura Digital de Alemania, Alexander Dobrindt, ha negado este jueves en el Parlamento Europeo cualquier responsabilidad del Gobierno actual ante el escándalo de manipulación de emisiones de Volkswagen, al mismo tiempo que ha asegurado que actuó "inmediatamente" tras conocer el caso y que nadie podía sospechar que existiese.

"Inmediatamente tras el anuncio de las acusaciones de las autoridades de Estados Unidos contra Volkswagen actuamos y hasta la fecha somos el único país de la Unión Europea que ha tomado acciones completas para ir al fondo de la cuestión", ha defendido Dobrindt en su intervención inicial ante la comisión europarlamentaria de investigación.

El ministro de Transportes alemán ha explicado que, tras conocerse el escándalo en septiembre del pasado año, convocó una reunión de expertos para investigar las acusaciones y en octubre reclamó al fabricante alemán un calendario detallado con las medidas que iba a tomar para deshacerse de los dispositivos de manipulación.

También ha destacado que el Ejecutivo alemán "forzó" a Volkswagen a retirar y acondicionar los vehículos afectados. En total, Dobrindt ha cifrando en 2,4 millones los vehículos retirados hasta enero de este año por Volkswagen en Alemania.

La comisión de investigación alemana, ha asegurado Dobrindt, se ha reunido 63 veces y ha elaborado un "amplio" informe cuyos resultados están disponibles al público y contiene conclusiones extraídas en mediciones de emisiones en situaciones de conducción real.

NO CONOCÍA EL USO DE DISPOSITIVOS DE MANIPULACIÓN

Asimismo, preguntado por si alguien conocía antes de 2015 la existencia de dispositivos de manipulación, el ministro germano ha negado que fuesen conocidos. "No, no lo sabía nadie porque vimos lo que pasó en Estados Unidos y no había sido documentado entes", ha señalado.

"Estoy asumiendo que nadie sabía sobre esto en el pasado. De otra forma el caso Volkswagen, que llegó como una sorpresa para todos, no hubiese sido una sorpresa", ha argumentado.

En la misma línea se ha pronunciado el ministro de Economía, Empleo y Transporte de Baja Sajonia, Olaf Lies, que también ha participado este jueves en la audiencia de la comisión europarlamentaria de investigación por el escándalo de emisiones.

"En setiembre del año 2015 nos enteramos y nos pusimos inmediatamente a dilucidar. No sabíamos que se hubiesen tomado medidas para obtener valores de medición en pruebas que no se ajustaban a las condiciones de conducción real", ha garantizado. "Desconocíamos estas discrepancias, por lo que era lógico que las autoridades pensáramos que se cumplían de forma legal", ha añadido.

ACTUALIZAR LAS NORMAS

Dobrindt también ha subrayado que este caso afecta al conjunto de la UE y no sólo a Alemania, a la vez que ha recalcado que las normas europeas actuales sobre homologación de vehículos y el uso de dispositivos no son "suficientemente claras" y ha advertido de que será necesario modificarlas para eliminar manipulaciones similares a las del caso Vokswagen en el futuro.

"No veo a la Comisión (Europea) a la vanguardia de este movimiento para cambiar el marco legal", ha criticado Dobrindt. "Espero mucho que la Comisión venga con un borrador legislativo y animo a la comisaria (por la comisaria de Industria, Elzbieta Bienkowska) a hacerlo en persona. "Si no vemos propuestas no seremos capaces de eliminar la manipulación", ha enfatizado.

A su juicio, las reglas europeas no son "suficientemente claras" y el caso Volkswagen mostró que "la legislación no puede seguir como en la actualidad". En este sentido, Dobrindt ha afirmado que será necesario mejorar todo el marco y no sólo los controles de homologación. Por ello, ha defendido la creación de una autoridad para resolver los casos en los que la autoridades nacionales difieren en sus análisis para la verificación de vehículos.

Sin embargo, ha descartado que la competencia para homologar vehículos pueda traspasarse a la UE en lugar de pertenecer a las autoridades nacionales de los socios comunitarios. "La homologación puede ser llevada a cabo por los Estados miembros, la cuestión es tener las mismas normas", ha matizado, antes de afirmar que "Alemania tiene unas normas más estrictas que otros países".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies