UGT valora positivamente la incorporación de las plantas de Antolin en Lear, pero sigue "alerta"

Coordinadora Lear de UGT FICA
UGT FICA
Actualizado 16/03/2018 16:53:42 CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los responsables de las secciones sindicales de UGT FICA en Lear Corporation han valorado positivamente la incorporación de las plantas del Grupo Antolin en la empresa americana, pero han acordado mantenerse "en alerta" ante posibles cambios que puedan afectar a los planes de la compañía y a la situación de sus trabajadores.

Grupo Antolin vendió su unidad de asientos a Lear Corporation en febrero del año pasado, en una operación en la que el negocio quedó valorado, una vez tenida en cuenta la deuda, en 286 millones de euros.

En un comunicado, la organización sindical destaca que seguirá de cerca las necesidades de los fabricantes de automóviles que puedan afectar a los planes de la compañía y a la situación de sus trabajadores, con el objetivo de anticipar las medidas que pudieran adoptarse.

Además, analizará las modalidades de contratación que se están aplicando en Lear y acordó llevar a cabo un mayor seguimiento de las mismas para asegurar que no se crean nichos de desregulación con relación a las condiciones laborales y la temporalidad del actual marco laboral.

Por otro lado, profundizará en los mecanismos sindicales para potenciar la coordinación de la información de los distintos centros, para asegurar así una acción sindical unitaria y conjunta en todos ellos.

En relación con la industria del automóvil española, subraya la "alta competitividad" de la que gozan actualmente las plantas nacionales.

No obstante, subraya la necesidad de que el sector se mantenga "vigilante" durante la profunda transformación que va suponer la llamada Industria 4.0. A este respecto, alerta sobre la aparición de nuevos puestos de trabajo, las menores necesidades de mano de obra y los nuevos requerimientos formativos.

UGT FICA también cuenta con un representante español en el comité europeo de Lear para "facilitar una visión anticipada y global" tanto de la situación del grupo en el 'Viejo Continente' como de las repercusiones en las plantas nacionales de las decisiones que se puedan adoptar.

La coordinadora acordó seguir insistiendo en reivindicar el mantenimiento del contrato relevo específico para el sector; en conseguir la supresión de las empresas multiservicios; en exigir un plan formativo a nivel estatal y en las empresas para todos los trabajadores adecuado a los cambios industriales de futuro; en reclamar un marco estatal de estabilidad en el empleo y en abogar por la jornada de 35 horas semanales.