La Guardia Civil detiene a un camionero en Santomera que superaba cinco veces la tasa de alcoholemia

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Circulaba por la N-340 (Cádiz-Barcelona)

La Guardia Civil detiene a un camionero en Santomera que superaba cinco veces la tasa de alcoholemia

La Guardia Civil Detiene A Un Camionero Que Superaba Cinco Veces La Tasa De Alco
EUROPA PRESS/GUARDIACIVIL
Publicado 14/11/2016 15:12:15CET

Arrojó un resultado de 0,73 y 0,75 mg. de alcohol por litro de aire espirado, siendo la máxima 0,15 en conductores profesionales

MURCIA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha interceptado y detenido en Santomera al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas por quintuplicar la tasa máxima de alcoholemia permitida para conductores profesionales, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Los hechos se produjeron mientras efectivos del Sector de Tráfico de la Benemérita se encontraban realizando un control de condiciones técnicas de vehículos con una unidad móvil de de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) concertada con la Dirección General de Tráfico (DGT) en la carretera N-340 (Cádiz-Barcelona), a la altura de El Siscar-Santomera.

En el transcurso de una inspección sobre un camión articulado de 40 toneladas de masa máxima autorizada (MMA), los guardias civiles observaron cómo su conductor aparentaba un comportamiento extraño, lo que les llevó a sospechar que pudiera haber tomado sustancias prohibidas e incompatibles con la conducción de vehículos.

Identificado el conductor del vehículo articulado, un varón, español y de 35 años-, fue sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia, en las que arrojó un resultado positivo de 0,73 y 0,75 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, en sendas pruebas reglamentarias, quintuplicando, por tanto, la tasa máxima permitida, que en el caso de conductores profesionales es de 0,15 mg./litro.

Por este motivo, el camionero, que realizaba un transporte de chatarra desde Santomera hasta Molina de Segura, fue detenido como presunto autor de delito de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al superar con creces las tasas establecidas, siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia para la celebración del correspondiente juicio rápido.

Debido a la elevada tasa de alcoholemia, el vehículo quedó inmovilizado en el lugar, conocido como báscula de El Siscar, dada la peligrosidad que comporta la circulación de un vehículo de gran tonelaje en estas condiciones y la merma de reflejos que la influencia de alcohol supone, hasta que la empresa titular del mismo dispuso que se trasladara un conductor alternativo que, sometido a las pruebas preceptivas, tras verificar que reunía las condiciones reglamentarias adecuadas para hacerlo, pudo continuar el desplazamiento proyectado.

Además, al arrestado se le formularon cuatro denuncias administrativas, dos de ellas ante la Dirección General de Transportes, Costas y Puertos de la Región de Murcia, por irregularidades en materia de tacógrafos que suponen sendas multas de 1.001 euros y las otras dos ante la Jefatura Provincial de Tráfico por infracciones a los Reglamentos Generales de Conductores y de Vehículos, respectivamente, que llevan aparejadas multas de 200 euros cada una de ellas.

Se da la circunstancia de que este conductor ya había sido detenido anteriormente por la Guardia Civil en 2013 por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, en aquel caso triplicaba la tasa máxima permitida.

Asimismo, en su historial delictivo a este conductor le constan dos suspensiones temporales de permiso de conducir dictadas por sendos Juzgados de lo Penal de Murcia durante los años 2013 y 2014, respectivamente.

DELITO CON PENAS DE PRISIÓN

La Guardia Civil recuerda que el delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas superiores a 0,60 miligramos/litro, se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, se practicarán las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados.

Estas actuaciones tienen la finalidad de concienciar a los ciudadanos de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción, dada la merma de reflejos y capacidades que para el control de los vehículos suponen, y garantizar así la seguridad vial en las carreteras.

Asimismo, la Guardia Civil quiere llamar la atención de los ciudadanos para que sin dudarlo, como en este caso, avisen al teléfono 062 o 112, cuando se encuentren con situaciones o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol.

Por otro lado, el Sector de Tráfico de Murcia informa que, conforme a la normativa, con la finalidad de garantizar la seguridad vial y preservar el medio ambiente, periódicamente se realizan inspecciones técnicas en carretera a los vehículos comerciales mediante Unidades Móviles de ITV.

EL TERCER CASO EN MENOS DE DIEZ DÍAS

Con este ya son tres los casos de conducción bajo la influencia de drogas o alcohol que se han registrado en las carreteras murcianas en menos de diez días, de un total de diez vehículos de estas características que han sido interceptados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia ha durante el presente año 2016.

El 12 de febrero , en la carretera N-344 (Alcantarilla-Fuente La Higuera) fue detenido el conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad húngara, que superaba en ocho veces la tasa máxima de alcoholemia.

Asimismo, el 12 de febrero en la carretera N-344 (Alcantarillla-Fuente La Higuera), en las proximidades de Jumilla, fue interceptado el conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad española que circulaba habiendo consumido cannabis.

El 1 de marzo, en la carretera N-344 (Alcantarilla-Fuente La Higuera), cerca de Jumilla fue detenido el conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad polaca, que septuplicaba la tasa máxima de alcoholemia.

Asimismo, el 21 de abril, en la carretera RM F-14 (Autovía A-30-Torre Pacheco), en las proximidades de Torre Pacheco, fue interceptado el conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad española que circulaba habiendo consumido cocaína y cannabis.

El 12 de mayo, en la carretera RM-714 (Jumilla-Caravaca de la Cruz), en las proximidades de La Venta del Olivo (Cieza), fue interceptado el conductor de un camión, de nacionalidad española que circulaba habiendo consumido cannabis.

Igualmente, el 25 de junio en la carretera N-344 (Alcantarilla-Fuente La Higuera), cerca de Yecla, fue detenido el conductor de conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad española que circuló de moto temerario durante más de 70 kilómetros habiendo consumido cocaína.

El 11 de septiembre en la autovía A-7 (Algeciras -Barcelona), cerca de Murcia, fue detenido en conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad portuguesa, que triplicaba la tasa máxima de alcoholemia.

El 5 de octubre, en la autovía A-30 (Albacete-Cartagena), en las proximidades de Valladolises, fue interceptado el conductor de un camión, de nacionalidad española que circulaba habiendo consumido cannabis y anfetaminas.

El 2 de noviembre, en la carretera RM E-12 (A-30-Fuente Álamo por Balsapintada), a su paso por la pedanía de Balsapintada, fue detenido el conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad española, que casi quintuplicaba la tasa máxima de alcoholemia.

Finalmente, el 5 de noviembre, en la carretera RM F-14 (Autovía A-30 - Torre Pacheco) a su paso por la pedanía de El Jimenado fue interceptado el conductor de un vehículo articulado, de nacionalidad española que circulaba habiendo consumido cocaína.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies