Tres vertederos de Lorca ilegales almacenan 500 tn de neumáticos y la planta de Ceutí arde 3 veces en últimos 11 años

Incendios en planta neumáticos Ceutí, vertederos
112/ECOLOGISTAS/PSOE
Publicado 20/05/2016 14:06:14CET

Ecologistas en Acción advierte que "hay vertederos ilegales en todas las comarcas" de Murcia

MURCIA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción tiene puesto el punto de mira en varios vertederos de neumáticos ilegales ubicados en Lorca, así como advierte del elevado riesgo que supondría para la población que por cuarta vez en los últimos 11 años volviera a registrarse un incendio en la planta de reciclado de neumáticos en Ceutí, ubicada en el Polígono Industrial de Los Torraos.

Y es que, ha resaltado, "hay vertederos ilegales en todas las comarcas que almacenan escombros, residuos plásticos, vegetales, enseres, neumáticos, electrodomésticos, amianto y fibrocemento". Los más peligrosos son aquellos que abarcan una mayor superficie y los que almacenan material que son de fácil inflamación y en su descomposición pueden emitir gases.

En concreto, según fuentes de dicha organización y de IU-Lorca consultadas por Europa Press, estos tres vertederos en Lorca almacenarían unas 500 toneladas de neumáticos, teniendo en cuenta que el ubicado en la rambla del Estrecho ocupa una superficie de 1.000 m2.

Mientras que la planta de Ceutí, donde se acumulan grandes cantidades de neumáticos para ser procesados, ha registrado en los últimos 11 años (2005, 2012 y 2015) tres incendios que han generado alarma en la población y grandes columnas de humo visibles desde la autovía.

En dos ocasiones los bomberos necesitaron hasta cuatro días para su extinción total y labores de enfriamiento y en el registrado el pasado año, dos trabajadores de la planta y un trabajador del Ayuntamiento de Ceutí sufrieron intoxicación leve por inhalación de humo.

Aunque Ecologistas puntualiza que es una planta legal, deja claro que el fuego y la contaminación "no entiende de estas cosas. Y cuando se genera un incendio de grandes cantidades de neumáticos se emiten contaminantes a la atmósfera que afectan a la población del entorno", ya que hay que tener en cuenta que la planta está cerca de núcleos de población como Ceutí, Lorquí, Archena o Molina de Segura.

El primer incendio en la planta se registró el 31 de julio de 2005. En aquella ocasión ardieron 4.000 toneladas de neumáticos. El segundo de ellos ocurrió el 27 de febrero de 2012 y en esta ocasión, los empresarios de la zona advirtieron que las medidas de seguridad no eran suficientes.

A tenor de estos incendios, Ecologistas plantea si, al menos, hasta ahora se han estado haciendo bien las cosas en esa planta, ya que "un incendio de este tipo de materiales genera grandes nubes tóxicas que afectan a la población".

PELIGROSIDAD DE INCENDIOS DE NEUMÁTICOS

Los incendios de neumáticos son peligrosos, según Ecologistas, porque entre las sustancias que se emiten a la atmósfera en grandes cantidades están, según los estudios de la agencia estadounidense de medio ambiente EPA, "las partículas PM10 o sustancias muy peligrosas como los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), los cancerígenos benceno y benzo(a)pireno, dioxinas, furanos e importantes cantidades de metales pesados".

"No es de extrañar, por tanto, que esta agencia recomiende que, ante un incendio de neumáticos, cualquier área expuesta a la columna de humo o sujeta a exposición por vientos cambiantes debería ser evacuada como medida de precaución", advierte José Antonio Herrera, miembro de Ecologistas en Acción.

En esta línea, la organización lamenta la existencia de "muchos vertederos ilegales en la Región y que en algunos de ellos se almacenen neumáticos", que aunque no adquiere las dimensiones del registrado en Seseña, sí que son preocupantes en el sentido de que se encuentran cercanos a núcleos de población y las emisiones y gases tóxicos que se generan.

Si se habla de vertederos ilegales, Herrera destaca que sólo en Cieza existen 100 puntos negros y han sido en multitud de ocasiones denunciados por la organización ecologista, debido a la superficie que ocupan y el volumen de residuos.

En el caso de Lorca, el concejal de IU, Pedro Sosa, comenta, en declaraciones a Europa Press, la existencia de, al menos, tres vertederos de neumáticos que en su conjunto podrían llegar a almacenar unas 500 toneladas.

El más importante, por la superficie que abarca y debido a la masa forestal ya que está pegado a la sierra, es el de la rambla del Estrecho, que ha sido objeto de numerosas denuncias en los últimos años; así como en el paraje de la Huerta del Nublo, en la diputación de Río, en el que, además de neumáticos, se depositan desechos de ordenadores; y otro en la diputación de Purias, estos dos últimos abarcan unos 100 m2 de extensión.

La peligrosidad de estos vertederos radica en las altas temperaturas que la llamada Ciudad del Sol registra en verano, además de las sierras colindantes. De hecho, recuerda el fuego registrado el 6 de agosto del pasado año en la sierra de Almirez que afectó a una superficie total de 228 hectáreas, de las que 225 correspondían a superficie forestal.

Sosa ha manifestado que Lorca "es el pueblo más contaminado de Europa por los vertidos de neumáticos y los plásticos de invernaderos, además de las partículas en suspensión y de ozono".

Precisamente, hace unos días el PSOE de Lorca reclamó la retirada urgente de los neumáticos de la rambla del Estrecho para "evitar un desastre como el de Seseña (Toledo)". El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Lorca, Diego José Mateos, exigía la eliminación de este vertedero ilegal "ante el riesgo que esta acumulación ilegal de toneladas de neumáticos supone para este paraje natural".

Desde el Ayuntamiento se contestaba al PSOE que los neumáticos depositados en dicha rambla "son de propiedad privada, así como los propios terrenos". Por ello, el Ayuntamiento de Lorca remitió a los propietarios de los mismos un aviso advirtiéndoles de la existencia de los neumáticos en su propiedad, del mismo modo que se les instó a que procedieran a su retirada.

Otro de los vertederos que es foco de atención es el de Abanilla, que ocupa una superficie de 40 hectáreas, debido a la "mala gestión" que se hace de los residuos que se almacenan ya que "presenta problemas de lixiviado y que ha registrado varios incendios", advierte Ecologistas.

"El volumen y la extensión del mismo es muy grande", puntualiza, para después dejar claro que los casos de Ceutí y Abanilla "son ejemplos de la mala gestión y es caos absoluto". Por ello, alertan del riesgo de contaminación en el suelo y acuíferos, de emisiones contaminantes a la atmósfera y de incendios.

El pasado año, el organismo comunitario decidía llevar ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea a las autoridades españolas por la existencia de 61 vertederos ilegales, de los que tres están ubicados en la Región.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies