Catalá afirma que la imputación de los directivos de Caja de Madrid demuestra que el sistema judicial funciona

Publicado 28/01/2015 15:19:38CET

Niega que España sea un país corrupto porque las excepciones las corrigen los tribunales

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha manifestado este miércoles que la decisión del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu al imputado a 78 antiguos miembros del Consejo de Administración y exdirectivos de Caja Madrid por el uso que hicieron de las 'tarjetas black' demuestra que "nuestro sistema judicial funciona"

"Cuando hay cualquier indicio de alguna irregularidad la Fiscalía, la Judicatura y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad identifican estas situaciones y los jueces hacen su trabajo y por lo tanto demuestran que el derecho es igual para todos, que las leyes son iguales para todos", ha manifestado el ministro en la sede del Poder Judicial, donde asistió a la entrega de los Premios Calidad de la Justicia.

Preguntado si este tipo de noticias abundan en el desprestigio de los políticos ante los ciudadanos, Catalá ha manifestado que desde el Gobierno se están promoviendo promoviendo reformas importantes en la lucha contra la corrupción y por la regeneración democrática.

"Nuestro planteamiento va enfocado permanentemente a trasladar a los ciudadanos que España no es un país corrupto, que en España hay muchos políticos profesionales que se dedican diariamente con mucho esfuerzo, con muy poca compensación económica y con mucho sacrificio personal a la gestión de los intereses comunes", ha añadido el titular de Justicia.

Para Catalá "eso es lo generalm y las escasas excepciones que existen la justicia funciona y corrige esos funcionamientos", ha dicho en relación con los casos de corrupción abiertos en los juzgados españoles.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha imputado este miércolse a 78 antiguos miembros del Consejo de Administración y exdirectivos de Caja Madrid, integrada desde 2011 en Bankia, por el uso que hicieron de las 'tarjetas black' opacas al fisco, en la que cargaron en gastos personales por valor de 15,2 millones de euros entre 2003 y 2012.

En su auto el juez imputa genéricamente a todos ellos por un delito de administración desleal o bien otro de apropiación indebida, aunque únicamente cita entre los días 16 y 18 de febrero a 27 miembros del Consejo de Administración de Caja Madrid y Bankia.

El juez, que ya imputó por estos hechos a los expresidentes de Caja Madrid Rodrigo Rato y Miguel Blesa y al exdirector financiero Ildefonso Sánchez Barcoj, amplía la responsabilidad, entre otros, a exconsejeros como Ricardo Romero de Tejada, Estanislao Rodríguez Ponga y Jesús Pedroche (PP), Antonio Romero y Virgilio Zapatero (PSOE), José Antonio Moral Santín (IU), José Ricardo Martínez (UGT) y Rodoldo Benito (CCOO).