Las CCAA del PP defienden que la libertad de las familias para elegir centro se plasme en el pacto educativo

Méndez de Vigo interviene ante la Comisión General de las Comunidades Autónomas
EUROPA PRESS
Publicado 27/03/2017 16:42:22CET

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las comunidades gobernadas por el PP han defendido que la libertad de las familias para elegir centro educativo se plasme en el pacto por la educación que se negocia en el Congreso, y que este acuerdo sirva también para mejorar la preparación de los docentes, con una carrera profesional que les permita tener la mejor formación y también estar motivados.

Las autonomías participan este lunes junto al ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, en una sesión de la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado, que se ha reunido para debatir sobre el pacto de Estado por la educación en el que trabaja el Congreso de los Diputados.

El consejero madrileño, Rafael Van Grieken, ha defendido el derecho de los padres a elegir, la autonomía de los centros, el apoyo a los profesores y "un buen sistema de rendición de cuentas". Ha admitido los problemas causados por las pruebas que estableció la LOMCE, pero ha apostado por alguna forma de evaluación como las de su comunidad, que son sólo informativas, pero que a su juicio "ayudan a mejorar".

Alberto Galiana, consejero de La Rioja, ha hecho hincapié en mejorar la formación de los docentes, con un estatuto básico, para afrontar el "relevo generacional" que según ha dicho va a afrontar el sistema por las jubilaciones que se van a producir. Para los nuevos profesores, ha pedido otro sistema de selección y una formación diferente, así como una carrera profesional que les mantenga motivados, con incentivos y formación continua.

Galiana ha apostado también por evaluaciones externas para el sistema y la libertad de las familias para elegir sobre "el sancta sanctorum", la educación de los hijos.

"46 MILLONES DE GURÚS DE LA EDUCACIÓN"

En la comisión ha participado también el consejero de Castilla y León, Fernando Rey, quien ha empezado por reivindicar los buenos resultados educativos que registra su comunidad según el informe PISA, cuando es una región con una renta per cápita por debajo de la media nacional, ha reivindicado.

Con respecto al pacto de Estado, el consejero ha considerado que hay "demasiado ruido en el debate" porque España ha pasado a ser un país de entrenadores de fútbol a serlo de "46 millones de gurús de la educación".

Fernando Rey ha defendido un sistema educativo que respete las peculiaridades de cada comunidad, también las lenguas propias, pero ha asegurado que también es necesaria "cierta homogeneidad" porque todos los alumnos tienen idénticos derechos "y hay diferencias muy profundas" entre territorios. Por ejemplo, se ha mostrado partidario de un examen único e idéntico de acceso a la universidad en el país, "no 17".

El consejero ha pedido igualmente autonomía para colegios e institutos porque "los profesores pueden gestionar la educación mejor que nadie", y que se mantenga la complementariedad entre la escuela pública y la concertada.

Román Rodríguez, consejero de la Xunta de Galicia, ha apostado por un esfuerzo para lograr la permanencia de los alumnos en el sistema educativo hasta los 18 años, "que ninguno se marche", mediante "itinerarios flexibles" que se adaptan a las distintas necesidades.

También ha apostado por el plurilingüismo, "un sistema en equilibrio entre las dos lenguas oficiales y una extranjera, el inglés", asunto sobre el que ha ofrecido "humildemente" la experiencia gallega. Por último, y entre otros asuntos, ha reivindicado apoyo para los profesores y cambiar su preparación porque "hoy no puede regirse por las mismas competencias" que hace unos años.

En cuanto al Gobierno de Murcia, la consejera María Isabel Sánchez-Mora ha asegurado que un pacto requiere fijar principios esenciales del sistema, que a su juicio son la calidad, la libertad y la igualdad de oportunidades, ha dicho.

Ha defendido así la "sólida educación" en contenidos, la libertad para elegir centro educativo y el modelo de formación que las familias quieran, así como compensar las desigualdades sociales, culturales y a poder ser también personales de los alumnos, "exigiendo el esfuerzo necesario y estimulando a todos para que desarrollen sus talentos", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies