Ciudadanos quiere "sacudir conciencias" con su propuesta de nombramiento de jueces del TC

 

Ciudadanos quiere "sacudir conciencias" con su propuesta de nombramiento de jueces del TC

Rueda de prensa de Juan Carlos Girauta en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 07/03/2017 13:56:12CET

Plantea endurecer el sistema de incompatibilidades, candidatos con 25 años de experiencia y audiencias parlamentarias

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos ha presentado este martes una proposición no de ley con un nuevo sistema para designar a los magistrados del Tribunal Constitucional (TC), con la que pretende "sacudir las conciencias" del PP y del PSOE, que en la última renovación de cargos en este órgano han hecho un nuevo "intercambio de cromos".

Tras registrar la iniciativa en el Congreso de los Diputados, el portavoz de Cs, Juan Carlos Girauta, la ha enmarcado en el contexto actual, tras "una nueva edición de intercambio de cromos" entre los "viejos partidos".

Así se ha referido al acuerdo entre ambas formaciones para repartirse las cuatro plazas del TC, que se materializará en el Senado esta semana con la votación de los cuatro aspirantes --dos promovidos por el PP y dos por el PSOE--, "supuestamente" a propuesta de los Parlamentos autonómicos.

"Han vuelto a demostrar que ignoran completamente el país en el que viven. La crítica, el estado de opinión y las exigencias de democratización, de limpieza y de regeneración", ha declarado Girauta a los periodistas, lamentando que, una vez más, 'populares' y socialistas hayan practicado el modelo de "yo pongo al mío a cambio del tuyo".

Ante unos partidos que "siguen creyendo que se puede hacer eso impunemente y que no pasa nada", Ciudadanos quiere "sacudir las conciencias", y por eso presenta su propuesta sobre un nuevo sistema de nombramiento de los magistrados del TC. No obstante, el portavoz ha indicado que este es solo el planteamiento de Cs, uno más entre los que presentarán los distintos grupos parlamentarios para generar un nuevo modelo.

MÁS INDEPENDENCIA Y MÁS RAPIDEZ EN LOS PRONUNCIAMIENTOS

La formación naranja quiere que el Congreso inste al Gobierno a promover la creación de un grupo de trabajo con la participación de todos los grupos parlamentarios para que, en un plazo máximo de seis meses, presente un texto para reformar el Tribunal Constitucional de manera que se refuerce su independencia y se garantice la rapidez y eficacia de sus pronunciamientos.

Esa reforma, que implicaría la modificación de la Constitución, la Ley Orgánica del TC y los reglamentos parlamentarios, tendría como objeto, en primer lugar, que las propuestas de nombramiento de los magistrados a cargo del Congreso y del Senado se realice "conforme a una verdadera y eficaz evaluación de la competencia técnica y la idoneidad de los candidatos".

Con ese fin, la proposición no de ley prevé la publicación de una convocatoria pública de las vacantes a cubrir, la elaboración de informes públicos de evaluación de las candidaturas presentadas por una comisión técnica independiente y la celebración de sesiones de audiencia en las correspondientes comisiones de la Cámara Alta y la Cámara Baja, donde los candidatos se someterán al escrutinio de diputados y senadores.

Ciudadanos plantea también endurecer el sistema de incompatibilidades, de forma que no puedan presentarse como candidatos aquellas personas que "en los últimos años" hayan sido cargos electos, miembros del Gobierno o de los Gobiernos autonómicos, altos cargos de las Administraciones Públicas, de partidos políticos y de sindicatos. Según Girauta, Cs aspira a una "prohibición estricta de las puertas giratorias".

DOCE AÑOS DE MANDATO Y JUBILACIÓN A LOS 75

Además, solo podrían ser propuestos como candidatos aquellos juristas que posean una "reconocida competencia" y con, al menos, 25 años de ejercicio profesional, en lugar de 15. También se propone que los miembros del TC sean designados por un periodo de doce años --frente a los nueve que fija la legislación vigente-- y que la edad de jubilación de los magistrados se eleve a los 75 años.

El portavoz parlamentario de Ciudadanos ha abogado por "extraer lo mejor" de los modelos que existen en otros países donde los cargos son vitalicios, para intentar evitar que quienes formen parte del TC estén pensando en "jugar a las puertas giratorias o cobrarse favores" una vez que abandonen el cargo. Aunque el partido liderado por Albert Rivera no propone cargos vitalicios en el TC, tampoco se cierra a ello, según Girauta.

Por último, Cs apuesta por establecer mecanismos eficaces de cumplimiento de los plazos máximos fijados para que el tribunal se pronuncie sobre los asuntos a resolver y, en particular, prever uno reducido cuando estuviesen afectados derechos fundamentales.

Con su proposición no de ley, Ciudadanos aspira a acabar con la designación partidista, opaca" y sometida "especialmente a la afinidad ideológica" de los candidatos y a garantizar la independencia y la profesionalidad de sus miembros para así restablecer el prestigio del Tribunal Constitucional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies