El comisario de Interior dice a Eurocámara que registro de pasajeros es necesario para "reforzar seguridad"

Actualizado 28/01/2015 16:01:46 CET

BRUSELAS, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Interior, Dimitris Avramopoulos, ha pedido este miércoles al pleno de la Eurocámara que apruebe un registro europeo de datos de los pasajeros aéreos (PNR, por sus siglas en inglés) alegando que se trata de un instrumento "necesario para reforzar sustancialmente la seguridad de toda la gente que viven en Europa".

Sin embargo, Avramopoulos ha negado que el Ejecutivo comunitario haya preparado ya una nueva propuesta de compromiso revisada, tal y como ha publicado el diario británico 'The Guardian'. Según 'The Guardian', el nuevo plan de Bruselas exigiría recoger 42 datos de cada pasajero que vuela en Europa, incluyendo los detalles de la tarjeta bancaria, la dirección o las preferencias alimentarias, como comida halal. Los datos se guardarían cinco años en una base central accesible para las fuerzas de seguridad.

"Un PNR europeo es necesario para reforzar sustancialmente la seguridad de toda la gente que vive en Europa. Tenemos que garantizar que las fuerzas de seguridad tengan acceso a datos que son necesarios para la prevención de actos terroristas y graves delitos transfronterizos", ha dicho el comisario del Interior a los eurodiputados. Bruselas presentó en 2011 una propuesta legislativa para crear este registro, que la Eurocámara bloquea por considerar que podría vulnerar la privacidad y la protección de datos.

Avramopoulos ha asegurado que la Comisión "no ha adoptado" ninguna decisión sobre una propuesta revisada, salvo el compromiso de trabajar con los Gobiernos y el Parlamento para lograr un compromiso "eficaz y plenamente en línea con los derechos humanos". "La Comisión no ha presentado ninguna propuesta revisada o cualquier otra iniciativa hoy. No estaba previsto", ha indicado el comisario de Interior. "Lo que se ha publicado reflejando supuestamente una posición o decisión oficial de la Comisión es un error", ha resaltado.

El comisario de Interior ha defendido ante los eurodiputados que la seguridad es "esencial" y un "requisito previo para el bienestar de los ciudadanos y el ejercicio de sus derechos". "La libertad y la seguridad son dos caras de la misma moneda y no objetivos en conflicto", ha apuntado.

Avramopoulos ha alegado que, antes de adoptar nuevas medidas, la UE debe aprovechar al máximo los instrumentos existentes. En este sentido, ha reclamado a los Estados miembros que envíen más información a los órganos de coordinación policial y judicial, Europol y Eurojust, y que usen las posibilidades que ya ofrece el código de fronteras Schengen para reforzar los controles en las fronteras exteriores.