Echenique pide a Fachin acabar con "el ping-pong" de acusaciones porque "la gente no lo entiende"

363360.1.644.368.20170812115559
Vídeo de la noticia
Actualizado 12/08/2017 15:58:28 CET

Constata una visión "completamente opuesta" a la de Podem sobre los 'comuns' y diferencias "de matiz o de fondo" sobre el 1-O

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La dirección estatal de Podemos ha pedido a su líder en Cataluña, Albano Dante Fachin, acabar con el "ping-pong" de acusaciones en los medios de comunicación porque sus diferencias "de matiz o de fondo", o incluso sus "visiones completamente opuestas" sobre algunos temas, ya han quedado claras, y "la gente no entiende" la disputa. Por ello, creen que es mejor continuar el debate en los órganos del partido.

Así se lo ha trasladado el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, al secretario general de Podem --la marca catalana del partido morado-- durante la conversación que mantuvieron este miércoles a través la red social Telegram, según ha explicado el dirigente estatal a Europa Press.

CONVERSACIÓN CON FACHIN

"Le mandé algunos mensajes y estuvimos hablando un rato, diciéndole que lo que tengamos que debatir, intentemos debatirlo directamente entre nosotros, y diciéndole que dejemos un poco aparte el cruce de acusaciones en los medios. Creo que ya se han entendido cuáles son las diferencias", ha explicado Echenique.

Estas diferencias tienen que ver, por un lado, con la postura a adoptar ante el referéndum independentista que prepara la Generalitat para el 1 de octubre y, por otro, con la relación que Podemos debe mantener con el nuevo partido de los 'comuns', Catalunya en Comú, impulsado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y liderado por el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech.

En cuanto al primer asunto, Echenique ha reconocido que existen diferencias que pueden ser "de matiz o de fondo" con Podem, que aboga por "apoyar de manera clara la consulta", mientras que en la dirección estatal no lo ven "tan claro". Es decir, discrepan en el grado de apoyo, pero ambas direcciones tienen claro que la del 1-O "no es un referéndum vinculante porque no tiene garantías".

Esas diferencias se transforman en "visiones completamente opuestas" en lo que tiene que ver con la unidad con los 'comuns', que por el momento, Podem rechaza. "Nosotros ya dijimos cuando se rompieron las negociaciones que nos parecía una mala noticia, porque En Comú Podem es un espacio enormemente exitoso que ha ganado dos veces las elecciones generales en Cataluña", ha señalado.

LA UNIDAD CON LOS 'COMUNS', CONDICIÓN "SINE QUA NON"

"Entendemos que en un panorama político tan complicado como es Cataluña, la unidad es prácticamente un 'sine qua non'. No estamos los actores del cambio como para podernos permitir una fragmentación en un espacio político tan complejo y polarizado como es el catalán", ha ahondado.

Estas "dos diferencias básicas" entre la dirección estatal y la catalana ya han quedado claras, según Echenique, y por ello le ha pedido a Fachin continuar este debate en privado, dentro de los órganos del partido, y no a través de acusaciones en los medios que "la gente no entiende" y que "no es lo que piden los votantes de Podem".

Aunque el responsable de Organización ha reconocido que lo ideal sería encontrar una "línea consensuada" y ponerse de acuerdo "en la hoja de ruta hacia el futuro", también ha señalado que su formación defiende la descentralización y cree "en la soberanía de los territorios". Por ello, van a respetar lo que decida la dirección catalana y sus bases en las consultas que Fachin convocará en otoño respecto a estos dos temas.

"LA OPINIÓN DEL TERRITORIO IMPORTA MÁS"

"Creo que es evidente que Podemos es el partido más descentralizado en estos momentos. Eso tiene que ver con que cuando el ámbito estatal tiene una opinión concreta, la opinión del territorio importa más que lo que piense yo, que no vivo en Cataluña y que no estoy inscrito en Podem sino en Podemos", ha enfatizado.

"Ojalá pensáramos lo mismo, y yo creo que sería lo mejor. En este caso no ocurre, sobre el 1-O podemos tener diferencias que pueden ser de matiz o más de fondo, y sobre la unidad con Catalunya en Comú tenemos visiones completamente opuestas", ha resumido.

Eso sí, aunque respetan la opinión y las decisiones de la dirección catalana, y asumen las discrepancias como "diferencias sanas", Echenique ha insistido en defender su visión de que la mejor opción en lo que respecta a la relación con los 'comuns' es la unidad, porque es lo que pide "la ciudadanía".

"Creo que la ciudadanía lo tiene muy claro. Esos debates sobre si nos ponemos o no de acuerdo las fuerzas del cambio solamente se dan en los aparatos o las militancias de los partidos políticos. Afuera de los partidos, la gente lo tiene clarísimo", ha asegurado.

Así, ha puesto de ejemplo la alianza con Izquierda Unida en las pasadas elecciones generales, que generó un intenso debate y reticencias tanto dentro de Podemos como en la coalición de izquierdas, pero que luego fue refrendada con rotundidad por las bases de ambas formaciones.

"Había reticencias me consta en las dos organizaciones y cuando preguntamos, el 'sí' fue abrumador. La manera en la que lo dijo la gente fue increíble. La inmensa mayoría de la gente quería un acuerdo, y yo creo que esto también es así en Cataluña", ha manifestado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies