Errejón descarta aspirar a liderar Podemos si está donde es más útil: "Si soy secretario Político y portavoz, ya está"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Errejón descarta aspirar a liderar Podemos si está donde es más útil: "Si soy secretario Político y portavoz, ya está"

Errejón en el Congreso
EUROPA PRESS
Actualizado 14/10/2016 13:01:01 CET

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario Político de Podemos, Íñigo Errejón, ha afirmado este viernes que no aspirará a liderar Podemos si está donde pueda ser más útil, es decir, desde sus cargos actuales, que incluyen la portavocía parlamentaria.

"Si soy secretario Político y portavoz del grupo, ya está", ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, cuando se le ha preguntado si descarta totalmente postularse para ese liderazgo. "Eso es, estoy donde seré más útil, lo descarto, claro", ha intentado aclarar después.

Errejón ha asegurado que entre Pablo Iglesias y él no existen diferencias estratégicas que justifiquen que él le dispute el liderazgo del partido cuando se celebre la próxima Asamblea. "Hay, en algunos casos, diferencias tácticas, pero hay una coincidencia en el corazón del proyecto y yo con ser secretario Político y portavoz parlamentario voy servido", ha remachado.

El cofundador de Podemos ha subrayado así que entre Iglesias y él no hay diferencias programáticas o ideológicas y que ambos coinciden en sus objetivos y en su lealtad al proyecto. Y aunque admite que hay "diálogo" sobre cómo alcanzar los fines, asegura que no se trata de "opciones dicotómicas", sino que más bien, como en un "buen plato de cocina, la clave es cuánto se pone de cada ingrediente".

Errejón ha admitido que uno de sus temores es que Podemos acabe convertido en un partido "pequeñito y en la esquina izquierda del tablero" pero ha subrayado varias veces que ese no es el camino que persigue Pablo Iglesias. Así, aunque ha reconocido que ese sí sería un motivo de ruptura, ha dejado claro que no se lo plantea ni "como hipótesis".

Con todo, ha advertido de que "ese riesgo existe" y es el de la "autosatisfacción", que se produce cuando "proyectos que nacen para transformar se convierten en proyectos que satisfacen a la capilla, a los ya convencidos" y se limitan a "darse golpes de pecho y conformarse con los que ya están". Es más, ha avisado de que ese tipo de fuerzas les van bien "a los poderosos", porque se quejan pero "tienen poca capacidad de transgredir sus propios límites".

El dirigente 'morado' ha defendido que, si el PSOE se abstiene para permitir un gobierno de Rajoy, se abre un espacio para que Podemos sea la esperanzas mucha gente decepcionada, pero ha avisado: "Si hacemos las cosas bien, no nos va a llover del cielo en absoluto". Hacerlo bien, ha precisado, es demostrar que, aunque gobierne Mariano Rajoy, Podemos puede ser útil mejorando la vida de la gente. "En las instituciones y en la calle, esa polémica es falsa", ha dicho.

A su modo de ver, incluso con Mariano Rajoy como presidente y el Parlamento actual, Podemos puede ser útil si es el "motor" de que se consigan acuerdos parlamentarios para derogar medidas aprobadas por el PP.

De hecho, ha defendido que el acuerdo alcanzado ayer por los partidos de oposición --sin PP y Ciudadanos-- con 180 diputados pidiendo la revalorización de las pensiones, demuestra que había una aritmética posible "con una u otra modalidad" para hacer un gobierno alternativo al PP.

NO SABE SI SÁNCHEZ TENÍA UNA HOJA DE RUTA

Lo que faltó, ha insistido, fue voluntad política, y eso ha quedado claro cuando una parte del PSOE se "cargó" a Pedro Sánchez ante la "mera posibilidad" de que intentase un acuerdo con Podemos, "ya fuese para gobernar o para llegar a elecciones en mejores condiciones". Eso sí, ha afirmado no saber si Pedro Sánchez tenía o no una hoja de ruta clara para gobernar con ellos y los independentistas porque no se la había contado.

En cuanto a Podemos, ha admitido que tal vez no todos los pasos que han dado desde el 20D han sido "idóneos", pero sí cree que su diagnóstico era cierto en lo fundamental: que hay dos modelos de país, el del PP y el de Podemos y que el PSOE tiene que elegir.

Esa elección, ha proseguido, ha sido "traumática" para el PSOE. Según su análisis, la prueba de que el sistema político está en transición es que "va a haber gobierno a cambio de cargarse el bipartidismo", ya que para que pueda gobernar uno de los partidos que tradicionalmente gobernaban ambos tienen que juntarse.

EL PSOE TENDRÁ QUE HACER "EQUILIBRISMOS"

Por último, ha avisado al PSOE de que si finalmente permite gobernar a Rajoy en la Moncloa tendrá que hacer "equilibrismos" para, al mismo tiempo, seguir con gobiernos progresistas en comunidades autónomas y ayuntamientos.

Por eso, cree que los gobiernos autonómicos de izquierdas están "en riesgo, pero porque un Gobierno de Mariano Rajoy los va a asfixiar". Según ha dicho, el mantenimiento de los acuerdos dependerá de las direcciones regionales, en función de su cumplimiento, y la advertencia de Pablo Echenique sobre los Presupuestos en Aragón lo que quiere decir es que hay que negociarlos y que el PSOE no puede dar por hechos los apoyos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies