Forn rechaza pasividad de los Mossos y niega haberlos puesto al servicio del independentismo: sería extremadamente grave

El conseller de Interior Joaquim Forn vota
TWITTER
Actualizado 12/01/2018 16:25:58 CET

Se considera una persona "de afable flexibilidad" para buscar el diálogo a la que se ha "satanizado" en los medios y los atestados policiales

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El exconsejero catalán de Interior Joaquim Forn ha insistido este viernes en que "nunca y de ningún modo" puso a los Mossos d'Esquadra al servicio del proyecto independentista del Gobierno de Carles Pugdemont porque esa conducta habría sido "extremadamente grave".

"Pero el conseller supo disociar su compromiso con los impulsos políticos del Govern y las específicas obligaciones" de su cargo, explica el abogado de Forn en el escrito que ha presentado al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena solicitando su puesta en libertad después de más de dos meses en prisión provisional.

En su opinión, no existe "ni remotamente principio de prueba" que permita afirmar que la conducta del imputado fue "tendente a alterar la naturaleza de Policía Judicial de los Mossos" durante la jornada del referéndum independentista del 1 de octubre.

NO DIRIGIÓ EL DISPOSITIVO POLICIAL Y NIEGA "PASIVIDAD"

Sobre ese día, Forn considera que no puede sostenerse que la policía autonómica demostrara "pasividad" ante la votación y que así lo demuestran los "planes de actuación" y "protocolos" elaborados por los altos mandos, donde "constan informes en los que se detallan todas las actuaciones realizadas, la organización del dispositivo, los efectivos desplegados y los recursos utilizados".

Y además, apunta que "no existe constancia" de que fuera el entonces conseller de Interior quien "modulara o atemperara la concreta ejecución de esos planes notificados a la coordinación de fuerzas".

Así, Forn aprovecha para reprochar la "palmaria inexactitud" en que, a su juicio, se ha caído con "predicada pasividad" de los Mossos, un "mantra que no por repetido pasa a ser más cierto". En este sentido, denuncia que "aspectos de cargo" que figuran en la causa del Supremo se han expuesto de forma "tergiversada y unidireccional, sin sujeción a contraste y contradicción".

En su escrito, Forn ha insistido también en lo que ya dijo este jueves al juez Llarena en su declaración en el Supremo: que no volverá a ser consejero de Interior, lo que descarta, a su juicio, la reiteración delictiva que puede alegarse para mantenerle en prisión provisional.

HACER POLÍTICA DENTRO DE LA CONSTITUCIÓN

Asimismo, el escrito recuerda que el investigado ha manifestado "sin ambigüedades, reservas o ambivalencias semánticas que su "convicción y voluntad firme" es hacer política dirigida a la independencia de Cataluña pero "con sujeción al marco y cauces normativos que la Constitución de 1978 y el Estatuto de Autonomía contemplan".

Junto al escrito, el exconseller adjunta un documento suscrito por "un muy relevante conjunto" de funcionarios del Ayuntamiento de Barcelona que, "ante la 'imagen fanatizada e intransigente' proyectada ante la opinión pública de quien fuera durante 18 años concejal" suscriben su "desacuerdo con esta distorsión de la realidad".

Forn, que se considera con "afable flexibilidad en la búsqueda de soluciones de encuentro y diálogo", denuncia en su escrito al juez que tanto los medios de comunicación como los atestados policiales en los que se basan los autos de la causa "distorsionaban y satanizaban su personal perfil".