García de Cortázar: es una "perfecta tontería" la propuesta de Calvo sobre el lenguaje inclusivo de la Constitución

Fernando García de Cortázar
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/07/2018 16:33:24CET

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El historiador Fernando García de Cortázar ha expresado este jueves que es "una perfecta barbaridad y una perfecta tontería" la propuesta de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, para cambiar la Constitución a un lenguaje 'inclusivo' y ha señalado que la equidad se rige por la "calidad" de la mujer y no por su sexo.

Así lo ha manifestado minutos antes de participar en la ponencia '40 años desde esta España', que se enmarca en el seminario '40 años de la Constitución española: ¿es necesaria su reforma para atender los desafíos de nuestro país?' dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid en San Lorenzo de El Escorial.

"Me parece una perfecta barbaridad y una perfecta tontería las declaraciones de Carmen Calvo, que yo creo que sacarían los colores a cualquiera", ha indicado García de Cortázar, quien ha expresado que la propuesta de Calvo está próxima al "hembrismo", algo que le parece "completamente absurdo", porque "se están traspasando todas las líneas rojas" del idioma.

Asimismo, el historiador ha señalado que, si esta corriente sigue desarrollándose, pronto no se podrá enseñar en las aulas quién fue el novelista Benito Pérez Galdós: "Con este criterio, ya no podremos enseñar a Galdós en clase, porque es un escritor machista y habría que transformarle".

Además, ha invitado a la Real Academia Española (RAE) -que este miércoles ha avisado que no se puede pretender adaptar la realidad del lenguaje a los intereses políticos y ha rechazado la propuesta de la ministra- a que se vuelva a pronunciar "con rectitud y con amplitud", porque el lenguaje "es inclusivo" y la propuesta de Calvo es "grave".

Por su parte, García de Cortázar ha explicado que entiende que "habría que reparar ciertas injusticias respecto a la mujer, pero no a través del lenguaje" ni por medio de "una cuota". En este sentido, ha apuntado que no quiere pensar que, cuando encuentre a una fémina en un alto cargo, sea porque es "está ahí por su condición de mujer" y no por su "calidad intelectual, personal o profesional".