El Gobierno avanza que los fondos de la AECID crecerán un 5% si hay PGE ante una oposición que le afea falta de ambición

Fernando García Casas, secretario de Estado de Cooperación Internacional
EUROPA PRESS
Publicado 19/02/2018 19:42:25CET

García Casas asegura que no ha intervenido la Cooperación catalana ni lo hará y que los programas le parecen adecuados

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas, ha avanzado este lunes que, si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) contará con 11 millones de euros adicionales.

García Casas ha respondido así en la Comisión de Cooperación Internacional del Senado, en la que portavoces de PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV y CC le han acusado de haber sacado adelante un V Plan Director de la Cooperación española falto de ambición y, además, sin consenso de las administraciones y de la sociedad civil.

El aumento de 11 millones de euros en el presupuesto de la AECID supondría un aumento del 4,8 por ciento respecto a los 226 millones de euros que las arcas públicas aportaron a su presupuesto para 2017. A esos fondos se sumaron luego 58 millones procedentes de la Unión Europea para ejecutar proyectos de cooperación delegada.

En la comparecencia, los portavoces de PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC y CC han reprochado este lunes al Gobierno que vaya a aprobar un Plan de Cooperación para 2018-2021 sin dotación presupuestaria ni una hoja de ruta clara para que la ayuda oficial al desarrollo alcance el 0,4 por ciento de la Renta Nacional Bruta en 2020. Ciudadanos no ha intervenido en la Comisión.

García Casas ha defendido el documento como "un plan sintético y ágil" y, además, "el más debatido de los últimos 30 años". En todo caso, ha asegurado que seguirá con la mano tendida a todo el sector para intentar llegar a consensos y ha mencionado como "limitación" las "complejidades para la aprobación presupuestaria", en alusión a la falta de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018.

A su modo de ver, el "panorama" también se ha complicado por la crisis de Oxfam UK porque, según ha dicho, él mismo lleva días "apagando muchos fuefos". Con todo, ha asegurado que seguirá "haciendo todos los esfuerzos posibles para dotar adecuadamente la política de cooperación, tan sensible para la sociedad española", ha aseverado.

El V Plan Director incluye 21 países de asociación, entre ellos seis pertenecientes al grupo de los países menos avanzados (PMA: Mauritania, Mali, Niger, Etiopía, Senegal y Haití) y 15 países de renta media (Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Filipinas, Guatemala, Honduras, Marruecos, Nicaragua, Palestina, Paraguay, Peru y República Dominicana).

A ellos se suman Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Panamá, Uruguay, Cabo Verde, Egipto, Guinea Ecuatorial, Túnez y Jordania, como países de "cooperación avanzada". El secretario de Estado ha defendido en todo caso el poder disponer de cierta flexibilidad, subrayando, por ejemplo, la situación que afronta Jordania con la acogida de refugiados sirios.

PODEMOS: LOS CAMPAMENTOS SAHARARUIS NO FIGURAN COMO PAÍS

Tras conocer la lista, la senadora del Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-en Marea Sara Vilà ha reprochado al Gobierno que en ella no estén los campamentos saharuis, y ha defendido que es importante políticamente mantenerlos en la lista --como figuraban en el IV Plan--.

El secretario de Estado le ha replicado que "el drama de la población saharui" figura en la página 56 del Plan, en el enfoque de la ayuda humanitaria --donde ha estado siempre, según fuentes de la AECID--. "Pensamos que están bien ahí, en ese enfoque", ha zanjado.

Por otro lado, García Casas ha rechazado de plano la acusación de la senadora de Podemos, que hizo también la semana pasada el PSOE, de que el plan de cooperación se aprobase en la Comisión Interterritorial del Consejo de Cooperación con el apoyo de Cataluña aprovechando que es el Gobierno central quien controla su administración en virtud del artículo 155 de la Constitución.

Según ha dicho, el director de la Cooperación catalana, Manel Vila, "se mostró contrario a la ruptura del consenso y dijo que no estba acostumbrado a votar contra los planes directores". Además, ha recalcado que él no ha hecho "ni una sola llamada" a los servicios de cooperación catalanes "interviniendo nada". "Ni lo he hecho ni lo voy a hacer, los programas son adecuados", ha dicho.

El plan pasó la semana pasada por la Comisión Interterritorial del Consejo de Cooperación solo con el apoyo de las comunidades gobernadas por el PP y de Cataluña. El viernes, el dictamen del plan fue aprobado por el pleno del Consejo pero solo gracias al voto de calidad de García Casas y con el rechazo de ONG, Universidades, sindicatos y expertos.

"No es el plan director de España, es el del PP", ha dicho el socialista Rafael González Tovar. "Obligan a la mayoría de la sociedad a aprobar un plan en el que no creen", ha espetado Vila.

AYUDA "MUY DISCRETA" A CRUZ ROJA VENEZUELA

A preguntas de la senadora de CC María del Mar Juliós, García Casas ha desvelado que el Gobierno español ha dado "de manera muy discreta" a la Cruz Roja Venezolana un millón de euros para compra de medicinas y que hay un equipo en la frontera entre este país y Colombia.

También ha avanzado que entre los días 12 y 16 de marzo visitará esa zona fronteriza junto al comisario europeo de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, para intentar que ésta no se convierta en una "crisis olvidada".