El grupo de Brian Currin volverá tras al verano a Euskadi para "facilitar" la paz tras el cese de ETA

 

El grupo de Brian Currin volverá tras al verano a Euskadi para "facilitar" la paz tras el cese de ETA

Brian Currin.
EUROPA PRESS
Actualizado 06/07/2015 9:53:06 CET

BILBAO, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Internacional de Contacto (GIC), dirigido por el facilitador Brian Currin, volverá a visitar Euskadi una vez transcurrido el verano para continuar con sus labores a favor del avance en el proceso de paz, según han informado a Europa Press fuentes cercanas al grupo.

La nueva visita de estos expertos internacionales en resolución de conflictos, que se producirá en otoño, demuestra que, pese a los obstáculos que han encontrado en su camino, no están dispuestos a desistir en su intención de "facilitar" el camino hacia la consolidación de la paz en el País Vasco.

El GIC se trasladará a Euskadi después de que el 16 del pasado mes de julio el exjefe del Gabinete de Tony Blair, Jonhatan Powell, y el viceprimer ministro norirlandés Martin McGuiness, se reunieran con partidos políticos vascos y el Secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, para testar su voluntad de dar pasos antes de que concluya este año, previendo que en 2015, un año electoral, será muy difícil hacerlo.

Tres días después de la visita de Blair y McGuinnes, ETA anunció, en un comunicado fechado el 15 de julio, que había desmantelado "las estructuras logísticas y operativas derivadas de la lucha armada" para realizar "el tránsito del ciclo de la confrontación armada a la confrontación democrática".

El comunicado se hizo público después de que los partidos políticos y el Gobierno vasco dieran por "paralizado" el proceso de desarme y de que los mediadores internacionales les aseguraran que no había "novedad" al respecto.

El Gobierno vasco y distintas formaciones políticas, excepto EH Bildu, mostraron sus temores de que esta nueva declaración pudiera tratarse de una "maniobra propagandística" después del "fiasco" de gesto de desarme del 21 de febrero, considerado "insuficiente" por todas las formaciones.

Los facilitadores internacionales se niegan, por su parte, a desistir de la pretensión de ayudar a que el proceso de paz en Euskadi se consolide y, pese a las dificultades que han observado en su camino, continuarán realizando labores para que se consolide la pacificación, conscientes de que su trabajo será más difícil con la de cercanía de los comicios del próximo 2015.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies