Navarro confía en un acuerdo sobre el derecho a decidir

 

Navarro confía en un acuerdo sobre el derecho a decidir

Actualizado 30/10/2012 11:43:36 CET
Pere Navarro y Rubalcaba
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha descartado tajantemente una ruptura entre el PSOE y el partido de los socialistas catalanes y, además, ha confiado en que sea posible un acuerdo sobre el derecho a decidir que defiende el PSC.

   "Estoy seguro de que como tenemos espíritu de diálogo y de acuerdo, vamos a hablar mucho con los compañeros del PSOE y seguro que podemos ponernos de acuerdo en esto y en otras muchas cosas", ha declarado Navarro en un desayuno del Fórum Europa, sentado junto al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

   Navarro ha destacado que al PSOE y al PSC les une "todo" en su "proyecto social, económico y en la necesidad de luchar contra las desigualdades". "Yo no veo que el PSC y el PSOE estén separados ni vayan a separarse. Como primer secretario no pienso renunciar en absoluto a compartir proyecto con el PSOE", ha dicho.

   También ha subrayado que "a la gente no le interesan los temas internos de los partidos", sino que le ofrezcan "alternativa". Eso sí, también ha dejado claro que se siente "apoyado y arropado" por su partido.

   El candidato socialista a la Generalitat ha estado acompañado en el acto por la plana mayor del PSOE, incluida buena parte de la Ejecutiva Federal y también exministros y exdirigentes como José Blanco o Manuel Chaves y 'barones' autonómicos como Ximo Puig o Tomás Gómez. También han acudido números diputados socialistas catalanes, entre ellos el 'expresident' José Montilla y la exministra y exrival de Rubalcaba Carme Chacón, que han compartido mesa con la actual dirección.

   Pese a la expectación mediática, Chacón se ha marchado sin desvelar su opinión sobre el derecho a decidir, alegando que hoy era "el día de los secretarios generales". Tampoco Rubalcaba ha respondido al 'guante' lanzado por Navarro confiando en un acuerdo sobre el derecho a decidir.

   A Rubalcaba le ha tocado ejercer de "telonero" de Navarro pero ha renunciado a la función de "calentar al público", alegando que sobre el debate catalán "el público está ya suficientemente caliente", y confiando más bien en que el debate fuese sosegado. Fiel a esa intención declarada, ha evitado mencionar las discrepancias entre PSOE y PSC sobre el modelo territorial.

   El PSC, ha dicho, "es el que mejor representa en Cataluña las ideas del socialismo democrático", frente al "nacionalismo" y la "tensión insostenible" que representan CiU y el PP. En cambio, ha optado por defender el papel "central", que no "centralista" que tiene en Cataluña el PSC, ya que en él "confluyen" ciudadanos con distintas visiones de la relación "de Cataluña en y con España".

   Sin entrar en lo más polémico, ha admitido que el PSC no eluda el debate territorial pero sólo ha destacado que los socialistas catalanes apuestan por una reforma federal, legal y con diálogo. Así, ha elogiado a Navarro como hombre "dialogante" pero "con ideas firmes", que "respeta las ideas de otros y pide respeto para las suyas y se ha mostrado convencido de que compartirá con él "un largo camino en el futuro".

QUE SE RECONOZCAN LAS NACIONES Y "QUE SE LLAMEN COMO DESEEN"

   Navarro ha expuesto otros puntos de su propuesta de reforma constitucional para un Estado federal, reforma que pasa por "cerrar el Senado" en su concepción actual para convertirlo en Cámara territorial y por permitir "que las naciones que integran España sean reconocidas como tales y puedan denominarse como deseen".

   También ha defendido que todos los federalismos son asimétricos, que el federalismo es "respetar las asimetrías" y administrar las "identidades diversas". El candidato socialista ha presentado su apuesta federal como "tercera vía" entre CiU y el PP, cree que el federalismo es posible si se reforma la Constitución española "en profundidad" y cree también que, dado que Cataluña aprobó con por amplia mayoría la Constitución de 1978, eso le da "más legitimidad" ahora para pedir su reforma.

   A preguntas de los periodistas, Navarro ha justificado su apuesta por el derecho a decidir alegando que la "inmensa mayoría" de los catalanes "quiere decidir sobre su futuro" y el PSC sólo recoge esa petición. Eso sí, cree que "la mayoría quiere decidir que quieren continuar vinculados con España", que es precisamente la posición que defiende el PSC.

"SI NO NOS GUSTA LA LEY, VAMOS A INTENTAR CAMBIARLA"

   Además, ha subrayado que, frente al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que está dispuesto a un referéndum ilegal, el PSC plantea hacer cambios para que la consulta sea legal. "Si no nos gusta la ley vamos a intentar cambiarla democráticamente, pero dentro de la ley y con un acuerdo y con un pacto, es lo que necesita Cataluña y el pueblo español", ha aseverado.

   Según Navarro, defender el derecho a decidir "también tiene que ver con la necesidad de profundizar en la democracia" y en el hecho de que "cada vez la gente quiere decidir, quiere intervenir más en los temas que le afectan en los temas importantes de su vida".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies