Pablo Iglesias y sus afines se hacen con el control de la fundación de Podemos

Pablo Iglesias en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 03/04/2017 13:58:52CET

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Podemos ha renovado la dirección de su fundación, el denominado Instituto 25M, y ha confiado la gestión de esta entidad --controlada hasta ahora por afines al exsecretario político, Íñigo Errejón-- al propio secretario general, Pablo Iglesias, y a dirigentes afines a sus tesis, que representan la mayoría del nuevo patronato.

Estos cambios se producen al cumplirse los dos años de vigencia del primer patronato nombrado en su creación --a partir de ahora, la duración de los mandatos se extiende a cuatro años, según los estatutos-- y tras la Asamblea Ciudadana de Vistalegre II de febrero, en la que Iglesias se hizo con la mayoría de la dirección estatal tras imponerse su proyecto al de Errejón.

El propio Iglesias asumirá desde ahora la Presidencia de la fundación del partido morado, un cargo que desde su constitución había recaído en Jorge Lago, sociólogo, editor y dirigente del partido, muy cercano a Errejón --concurrió en su lista en la asamblea de Vistalegre II--.

Dado que el líder del partido tendrá un papel más simbólico, centrado en la representación institucional, la fundación ha creado el nuevo puesto de director, que desde el pasado viernes --cuando se reunió por primera vez el nuevo patronato-- ostenta el sociólogo Federico Severino, quien hasta ahora, en Podemos, ha trabajado en la Secretaría de Relaciones con la Sociedad Civil que dirige Rafael Mayoral.

El nuevo patronato lo componen los dirigentes estatales y regionales 'pablistas' Belén Guerra --la única que conserva su puesto--, Ana Domínguez (diputada), Ione Belarra (portavoz adjunta en el Congreso), Ana Castaño (diputada), Vicenç Navarro, Francis Gil, Manolo Monereo (diputado) y Jesús Montero, la dirigente 'errejonista' Jessica Albiach --la única, por lo tanto, cercana al exsecretario político--, el anticapitalista Manuel Garí, y el luchador antifranquista y exmiembro del PSUC Orencio Osuna.

Todos ellos sustituyen a los cercanos a Errejón Jorge Lago, Segundo González (diputado), Eduardo Maura (diputado), Raquel Huerta (diputada autonómica en Madrid), German Cano, Auxiliadora Honorato (diputada) y Gemma Ubasart (exdirigente) y al estrecho colaborador de Iglesias y miembro de la Ejecutiva Rafael Mayoral, además de Guerra, que permanece --es decir, siete 'errejonistas' y dos 'pablistas'---.

Eso sí, independientemente de las sensibilidades representadas en la dirección --de mayoría 'pablista', con sólo una 'errejonista' y un anticapitalista--, el nuevo director ha asegurado en un desayuno informativo celebrado en La Morada de Madrid --sede social del partido en la capital-- que quieren contar con todo el mundo, y ha puesto de ejemplo al dirigente 'errejonista' y ex responsable de Discurso Jorge Moruno y al cofundador y exdirigente Juan Carlos Monedero.

"No vamos a desperdiciar ni un solo gramo de talento", ha anunciado Severino, quien también ha aprovechado para alabar la gestión que en estos dos años ha realizado Jorge Lago, reconociéndole además la dificultad de haber tenido que trabajar "en soledad", ya que el partido estaba centrado en afrontar hasta siete citas electorales.

PRODUCCIÓN DE MATERIAL INÉDITO

En esta nueva etapa, la nueva dirección de la fundación se ha marcado como retos explorar la producción cultural y de pensamiento, impulsando la creación de materiales audiovisuales y editoriales inéditos, tal y como ha explicado en el desayuno informativo la dirigente y patrona Belén Guerra. "Estamos en disposición de producir material inédito", ha afirmado.

Otro de los pilares será, según ha avanzado Severino, la formación y capacitación "técnico-política- de sus cargos internos y públicos, algo que trabajarán principalmente a través de la Universidad de Verano que cada año organiza Podemos y que este año tendrá lugar en Cádiz, previsiblemente el segundo fin de semana de julio. No obstante, el nuevo director ha afirmado que su intención es darle mayor continuidad a la actividad de la Universidad.

NUEVAS VÍAS DE INGRESOS

Severino también ha explicado que en esta nueva etapa, la fundación prevé aumentar y diversificar las fuentes de ingresos, que principalmente se basan en las subvenciones públicas y también, aunque en menor parte, en donaciones y venta de merchandising, entre otras cosas. En concreto, el Instituto 25M, que en 2016 manejó un presupuesto de casi 400.000 euros, aspira ahora a solicitar nuevas subvenciones en materia, por ejemplo, de cooperación, para desarrollar proyectos en Europa y en América Latina.

En esta nueva fase, la nueva dirección también pretende fomentar la descentralización de la actividad que desarrollan, y repensarán el proyecto de las llamadas moradas, las sedes sociales que de momento sólo han abierto en Madrid, Bilbao y Valencia y a través de las cuales el sector 'errejonista' ha centrado parte de la difusión de sus tesis. Una de las claves a la hora de abrir nuevas 'moradas' será, según Guerra, analizar su sostenibilidad.

También estudiarán cómo trasladar a las actividades de la fundación la apuesta estratégica por desmontar 'la trama' que ha emprendido la nueva dirección del partido, buscando "fórmulas atractivas" para difundir contenidos relacionados, y situarán el feminismo en el centro de su agenda.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies