Pedro Sánchez llama a no identificar adoctrinamiento con la enseñanza del catalán

Pedro Sánchez en Bilbao
PSE-EE
Publicado 22/02/2018 13:05:05CET

Subraya que la Generalitat tiene la obligación de promover el catalán y el castellano

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha hecho un llamamiento este jueves a no identificar el uso y enseñanza de la lengua catalana en las aulas de Cataluña con un intento de adoctrinamiento nacionalista de los escolares.

En una entrevista en la televisión pública vasca ETB, recogida por Europa Press, Sánchez ha afirmado que el PSOE, y cualquier partido "con sentido común", estará "siempre enfrente" de cualquier intento de adoctrinamiento, ideologización y politización" del sistema educativo.

Pero "lo que no se puede es identificar adoctrinamiento con el uso de la lengua catalana". "Y no se puede plantear un intento de segregar a los niños y las niñas" en función de si quieres estudiar "en catalán o castellano", ha advertido.

Sánchez ha confirmado que el PSOE está "total, absoluta y radicalmente" de usar la aplicación del artículo 155 en Cataluña para introducir cambios en el modelo educativo catalán, si bien ha señalado que el propio Gobierno, a través de su ministro de Educación, ya ha dicho que el 155 "no es el vehículo" para garantizar la escolarización con más horas lectivas en castellano en la escuela pública catalana.

El secretario general del PSOE ha advertido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que su papel es "resolver problemas" no crear nuevos ni "plantear ocurrencias sobre elementos centrales que definen una sociedad", como el modelo educativo.

Sánchez se ha mostrado radicalmente en contra de darle "un regalo más al independentismo" generando este tipo de polémicas, cuando "la obligación de todas las administraciones, en particular la propia Generalitat, es defender y promover el catalán y el castellano".

LA OLA NEOCONSERVADORA DE PP Y CIUDADANOS

El líder del PSOE ha advertido de la "ola neoconservadora y neocentralizadora" que representa la pugna entre PP y Ciudadanos, y ha presentado a su partido política como el único "rompeolas" capaz de frenar esa corriente representando a "una España autonomista que se reivindica en su diversidad y que defiende derechos y libertades frente a una derecha pura y dura" que busca "recortar derechos y poner en riesgo esa diversidad territorial".

Ciudadados no es la misma formación que pactó con el PSOE en 2016 un acuerdo para investir a Pedro Sánchez, según percibe el líder socialista. "Es el partido de Groucho Marx: estos son mis principios y si no le gustan los cambiamos", ha señalado, recordando cómo en aquel entonces "abogaban por una reforma federal de la Constitución, no ponían en cuestión la inmersión lingüística y hablaban de derogar la prisión permanente revisable".

El PP y Ciudadanos, incide Sánchez, son "dos caras de la misma derecha y la misma cruz para España", mientras que el PSOE es el "unico" partido capaz de "hacer frente a esta ola neoconservadora".

Sobre su ausencia del Congreso de los Diputados --Sánchez renunció a su escaño para no votar la investidura de Rajoy-- el líder le ha intentado restar trascendencia subrayando que se está recorriendo España hablando de los problemas que verdaderamente preocupan a los ciudadanos, y que no tienen que ver con el fugado Carles Puigdemont, sino con las pensiones, la educación, la despoblación de las zonas rurales o la necesaria industrialización del país, entre otros asuntos.