PSOE avisa a Margallo que no aceptará un "trágala" con la Ley de Servicio Exterior y ve el consenso "en el alero"

juan Moscoso del Prado.
EP/PSN
Actualizado 01/03/2013 20:09:28 CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PSOE considera "improvisado" el anteproyecto de Ley de Servicio Exterior que ha presentado este viernes el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, y le ha advertido de que no va a aceptar "un trágala" y de que su falta de diálogo con la oposición está poniendo en 'el alero' el tradicional consenso en política exterior, uno de los pocos que quedaban entre los dos grandes partidos.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz socialista en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de la Unión Europea, Juan Moscoso, ha indicado que el anteproyecto pone en evidencia las razones por las que García Margallo ha puesto en su contra a la práctica totalidad de los diplomáticos y también a los funcionarios que no forman parte del cuerpo.

En las resoluciones del Debate sobre el estado de la Nación, el PSOE ya pidió formalmente al Gobierno frenar el anteproyecto para abrir una ronda de consultas con la oposición y los colectivos profesionales para poder llegar a un texto de consenso, dada la importancia de la norma. Cuando se abordó la reforma local, recuerda el diputado socialista, hubo un diálogo entre Gobierno y PSOE, aunque al final no se alcanzase un acuerdo.

"Pero el ministro de Exteriores no nos ha hecho caso", se queja Moscoso, quien considera que ahora el consenso en política exterior, que se ha venido manteniendo durante décadas, está "en el alero". "Así no va a contar con apoyo del PSOE porque no estamos dispuestos a aceptar este trágala", ha remachado.

BUSCANDO POLÉMICAS

A su juicio, con esta ley Exteriores da la impresión de estar improvisando pues no es capaz de decir cuantos edificios tiene España en el exterior --pese a la "meticulosidad" del trabajo de sus funcionarios--, discrimina a los a los trabajadores no diplomáticos, y no fija principios sólidos de acción exterior como los derechos humanos o la defensa de la democracia, lo que podría llevar a errores como los cometidos en la guerra de Irak.

Moscoso considera que el ministro ha elegido la acción exterior de las comunidades autónomas como el terreno para crear polémica, "que es lo que le gusta", y tapar las carencias del texto, pero ni siquiera en este tema ha sido capaz de fijar en el anteproyecto cómo coordinarlas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies