El PSOE quiere recuperar las ayudas al alquiler para jóvenes del Gobierno Zapatero

Rueda de prensa de Adriana Lastra y Omar Anguita en la sede del PSOE
EUROPA PRESS
Actualizado 19/03/2018 22:24:16 CET

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PSOE apuesta por recuperar la renta básica de emancipación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, las ayudas de un máximo de 210 euros mensuales para el alquiler de vivienda de los jóvenes que cobraban menos de 22.000 euros brutos al año.

Es una de las medidas que contempla su plan de rescate juvenil, una batería de iniciativas y compromisos que el partido ha presentado este lunes centradas en "los auténticos excluidos" en este periodo de salida de la crisis e inicio de la recuperación económica.

En rueda de prensa en la sede del partido en Ferraz, el secretario general de Juventudes Socialistas, Omar Anguita, acompañado de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha denunciado el abandono al que el Gobierno del PP ha sometido a los jóvenes, a quienes arrebató la renta básica de emancipación, subió las matrículas universitarias y redujo las becas.

"El PP pretende complicarnos nuestro futuro" y dificultar aún más el día a día, que ya de por sí es "difícil", ha denunciado Anguita, un joven de 27 años que estudia para piloto y que trabaja al mismo tiempo en una empresa de transportes.

Con el objetivo de revertir esos recortes, los socialistas plantean recuperar las ayudas al alquiler para los jóvenes de entre 18 a 35 años, si bien el detalle de esas ayudas está pendiente de concretar, aunque miran como referencia a la renta básica de emancipación de Zapatero.

También se comprometen a elaborar una Ley de Juventud Estatal que sirva de marco normativo y que obligue a las administraciones a tener siempre presentes los problemas de la juventud y evitar así que "gobiernos insensibles como los del Partido Popular vuelven a olvidar" a los jóvenes, señala el documento de propuestas presentado por el PSOE.

Como otras iniciativas enmarcadas en sus Acuerdos de País, los socialistas llevarán estas propuestas al Parlamento como oposición a partir del segundo semestre de este año y, si no salen adelante, las incluirán en su programa electoral para las próximas generales.

GRATUITAD DE LA PRIMERA MATRÍCULA UNIVERSITARIA

Los socialistas quieren también garantizar la gratuitad de la primera matrícula en la universidad, aumentar las becas, crear una convocatoria específica para que los titulados de grado que estén en paro puedan cursar másteres universitarios, eximiéndoles del pago de la matrícula, y complementar las becas Erasmus para aquellos estudiantes con menos recursos económicos.

También se proponen hacer frente al uso "abusivo" de las prácticas no laborales en las empresas para los jóvenes con titulación, derogando el real decreto 1543/2011 y aprobando un Estatuto del Becario. Asimismo se disponen a potenciar el contrato de relevo como un programa de formación e inserción laboral de los jóvenes que fomente el rejuvenecimiento de las plantillas en las empresas.

SUBVENCIONAR COSTES CONTRATACIÓN POR 9 MESES

Unido a esto, plantean un programa para favorecer una primera experiencia laboral, consistente en subvencionar los costes salariales --incluidas las cotizaciones sociales-- de la contratación de jóvenes con estudios superiores, ciclos de grado medio de formación profesional o con certificados de profesionalidad durante un periodo de 9 meses en un empleo directamente relacionado con sus estudios.

Pensando en los emprendedores, los socialistas abogan por reducir las garantías y la aportación mínima que tienen que hacer los jóvenes en las líneas de crédito de la sociedad estatal ENISA frente al 50 por ciento actual, ampliando el periodo de devolución para emprendedores jóvenes.
También defienden disminuir las cargas fiscales en los primeros años a los fundadores de Startup que tengan entre 18 y 34 años.

El plan de rescate joven, que no viene acompañado por el momento de una memoria económica, propone revisar las actuales políticas de bonificaciones a las empresas para centrarlas en potenciar la contratación indefinida, reduciendo así las altas tasas de temporalidad que sufren los jóvenes. Incluye además un plan para crear 10.000 plazas para investigadores jóvenes.