Rajoy trata de lograr el apoyo del PSOE para gobernar y Hernando le avisa contra el "abrazo del oso"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Rajoy trata de lograr el apoyo del PSOE para gobernar y Hernando le avisa contra el "abrazo del oso"

Antonio Hernando y Mariano Rajoy en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 27/10/2016 11:50:59CET

Pone dos límites al diálogo, recuperación y estabilidad presupuestaria y el dirigente socialista avisa: se harán respetar como oposición

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha tratado de conseguir el apoyo del PSOE durante el debate que ha mantenido con el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando. Mientras el jefe del Ejecutivo apelaba a la responsabilidad del PSOE y de la Cámara para que haya un Gobierno que pueda tomar decisiones y ofrecía diálogo con sólo dos limitaciones --la estabilidad presupuestaria y la recuperación económica--, el dirigente socialista le advertía de que no intentara el "abrazo del oso" y de que su Grupo se va a "hacer respetar como oposición".

Rajoy se ha esforzado por tender puentes hacia el PSOE alegando que aunque no tiene ningún acuerdo con este partido, es consciente de que la "gobernabilidad se gana día a día" y se ha comprometido a "intentar acordar" y a poner "todo" de su parte.

Ha dejado claro que el escenario actual "no es el mejor" para él, pero ha dicho que hará "lo que pueda" para gobernar y ha advertido de que, aunque él tiene la mayor responsabilidad en que el Gobierno tome decisiones, ésta no es la "única" ya que en la Cámara son 350 diputados y "todos tienen su responsabilidad y todos están obligados a cuidar del interés general". Por ello, ha dicho que "la misma responsabilidad por la que algunos se van a abstener el sábado cabe exigirla en el futuro".

En ese intento de acercamiento, el jefe del Ejecutivo en funciones ha pedido "dejar al lado" los esfuerzos para "diferenciarse" del adversario, para ser distintos y colocar al otro en el extremo en el que "no está".

En su opinión, "no es bueno demonizar al adversario" y ha precisado que sus afines no son los partidos independentistas sino que tiene que ver más con el PSOE, que las "ideologías tradicionales" han evolucionado mucho y se han acercado, siendo ahora "menores" las diferencias.

"Coincidimos en muchas cosas", ha insistido Mariano Rajoy y ha citado entre otras, la defensa de la Constitución, la soberanía nacional, la unidad de España, la igualdad de los españoles y "hasta en la pertenencia a la OTAN", las políticas de bienestar como la sanidad, las pensiones y también ha apuntado la necesidad de mejorar el sistema de financiación autonómica. En este punto ha dicho que las diferencias vendrán más de la realidad de cada CCAA que de quien gobierne en ellas.

Y en esos esfuerzos de aproximación y para demostrar que va a "intentar construir" y no se apuntará a "diferenciarse", el candidato a revalidar la presidencia del Gobierno ha explicado que hay cosas en la resolución del Comité Federal del PSOE con las que está de acuerdo y también con otras que ha dicho el portavoz socialista en su intervención.

En esta línea ha señalado que en materia de Educación, además de convocar la subcomisión para llegar a un pacto, la evaluación final de bachillerato no será necesaria para obtener el título. A ello ha añadido su anuncio de ayer de convocar el Pacto de Toledo, el diálogo social, dar un impulso contra la violencia de género o para favorecer la igualdad entre hombres y mujeres.

Rajoy admite que hay muchas cosas que se pueden mejorar pero avisó de que la "buena voluntad no basta", porque lo que es "decisivo" para mejorar muchas políticas son los "recursos". Por ello, ha dejado claro que tiene dos límites en el diálogo que ofrece, que son: no perjudicar la recuperación económica y la creación de empleo y la estabilidad presupuestaria.

El jefe del Ejecutivo también ha recordado los datos macroeconómicos de cuando llegó al Gobierno y la situación actual para exponer la mejoría que ha experimentado la situación económica española. Entre ellos, ha citado los 18,5 millones de ocupados que arroja hoy la Encuesta de Población Activa (EPA), mientras que en el peor momento de la crisis, en el primer trimestre de 2014, no llegaba a los 17 millones.

HERNANDO: LA ABSTENCIÓN ES A LA INVESTIDURA, NO DE LEGISLATURA

El portavoz del Grupo Socialista ha querido dejar claro desde el principio a Mariano Rajoy que la abstención del PSOE será a la investidura, pero no es una abstención de Legislatura y le ha pedido que lo vaya asumiendo.

Ha precisado que su Grupo se va a abstener porque saben que pueden condicionar la política en esta Legislatura y corregir muchos de los errores que cometió el Gobierno popular. Pero le ha insistido en que son muy distintos y le ha advertido de que no intente el "abrazo del oso", una táctica, ha dicho, "muy común".

"Vamos a seguir siendo su oposición, compréndalo", le ha espetado, al tiempo que advertía a Rajoy de que si quiere diálogo "tiene que rectificar" y le ha pedido que no fuera tan "triunfalista" cuando habla de España y los españoles, en referencia a los datos económicos que ha dado el presidente en funciones. Aunque se ha alegrado del empleo creado y de que haya dado un "pequeño paso" con el efecto de las reválidas.

Y para escenificar que "no son iguales", sino "muy distintos" le ha preguntado a Rajoy qué haría si la situación fuera al revés y fuese el PP el que se tuviera que abstener para que gobernara el PSOE. También ha recalcado las diferencias al afirmar que Ley Mordaza, la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la reforma laboral y otras muchas leyes las sacó adelante el PP él sólo. "No nos parecemos en nada", exclamó.

También ha reprochado a Rajoy que esté orgulloso de los resultados económicos de su gobierno y le ha recordado que han mandado un plan presupuestario a Bruselas en el que se dibuja un recorte de 5.500 millones de euros, producto, ha dicho, "de la juerga de los últimos presupuestos para la campaña electoral y de la reducción de impuestos a las rentas más altas".

En este punto, Hernando ha advertido al presidente en funciones de que no cuente con el PSOE para que el recorte se produzca en las espaldas de los que más han sufrido la crisis, sino que tendrá que venir por la vía de los ingresos. Y tampoco podrá contar con el Grupo Socialista, ha recalcado, para conseguir la competitividad de la economía vía bajada de salarios, ni para recortar protección social o seguir deteriorando la calidad de la Educación.

También ha echado en cara a Rajoy que su gobierno vete las iniciativas del Parlamento y en concreto, una de hace unos días en materia de Sanidad, alegando que costaba 2.100 millones de euros.

"Vamos a hacer oposición y lo tiene que aceptar y hacerse a la idea y le pido que no haya artimañas de Gobierno", ha recalcado refiriéndose a los vetos y a gobernar por decretos leyes.

Hernando ha concluido dejando claro que su Grupo se va a "hacer respetar como oposición" tanto por el presidente del Gobierno como por el resto de la Cámara "por respeto a los ciudadanos". Y ha señalado que lo van a hacer "sin gritar, sin aspavientos y con trabajo, trabajo trabajo", como decía Ramón Rubial al que ha citado.

RAJOY: "YA ME GUSTARÍA A MI NO TENER QUE USAR LOS VETOS"

En la réplica, Rajoy le ha precisado que él no pretende "anular" la labor de oposición del PSOE, pero ha insistido en que tienen que entender que él tiene que gobernar y pedir comprensión.

En cuanto a los vetos, ha alegado que están previstos en la legislación y no los usan quienes tienen la mayoría absoluta, pero ha recordado que el anterior gobierno socialista sí los usó y alegó que "seguramente con razón", porque un gobierno debe poder controlar gastos e ingresos. "Ya me gustaría a mi no tener que vetar propuestas de esta Cámara", ha exclamado pero ha advertido de que las fuerzas políticas también tienen una responsabilidad y no proponer cosas que no se pueden llevar a cabo.

Ha rechazado ser "triunfalista" en materia económica, pero ha señalado que su intención era hacer un "juicio ecuánime". Ni tampoco tiene interés, ha dicho, en parecerse al PSOE: "Yo no me voy a hacer socialista".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies