Los Reyes, con escolares en El Prado en el tercer aniversario de la proclamación de Felipe VI

Felipe VI tras recibir el fajín
CASA DEL REY
Publicado 18/06/2017 15:21:37CET

El acto pretende simbolizar la unión de la historia y el patrimonio de España con la educación y el futuro del país

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los Reyes Felipe y Letizia acudirán este lunes, fecha en que se conmemora el tercer aniversario de la proclamación del Rey, al Museo Nacional del Prado, donde compartirán un programa educativo con escolares de entre 10 y 12 años.

Como es habitual desde que Felipe VI fue proclamado jefe de Estado, los Reyes no prevén una celebración específica de este aniversario, pero sí han querido programar para esa fecha un acto con cierto significado, explican fuentes de Zarzuela. En este caso, se trata de identificar su reinado con la cultura y de enlazar la historia y el patrimonio español con la educación y con el futuro que representan los estudiantes.

La oportunidad la brindará el programa "El arte de educar", que patrocina la Fundación La Caixa en el Museo Nacional del Prado. Los Reyes se sumarán, durante una media hora, a alumnos de dos colegios públicos de Madrid, de entre 10 y 12 años, mientras conocen 'Las Meninas' de Velázquez y 'La Anunciación' de El Greco.

Después, a las 12.00 horas, los Reyes presidirán la reunión constitutiva de la Comisión Nacional para la Celebración del II Centenario del Museo del Prado, en la misma sede del museo.

EN 2015 ENTREGÓ CONDECORACIONES AL MÉRITO CIVIL

Felipe VI recuperará así una recién nacida 'tradición' que comenzó en 2015, en el primer aniversario de su proclamación, en el que tampoco hubo celebración pero se programó un acto de significado. En esa ocasión Don Felipe entregó a 39 ciudadanos anónimos condecoraciones al Mérito Civil remarcando que con su "conducta ejemplar" hacen "grande" a España.

La entrega se celebró en el Salón de Columnas del Palacio Real, reservado a actos de gran trascendencia --fue allí donde se firmó el tratado de adhesión de España a la UE o la ley de abdicación de Juan Carlos I-- y estuvo seguido de un almuerzo institucional.

En aquel momento sí hizo un breve balance de su primer año de reinado: "He trabajado con lealtad al juramento que presté, he puesto todo mi empeño en honrar los compromisos asumidos en mi discurso de proclamación y he reafirmado mi vocación de servicio a los españoles", dijo, añadiendo que "aspirar al respeto y merecer la confianza de los ciudadanos es también una obligación para todas las autoridades públicas sin buscar mayor premio que la satisfacción del deber cumplido".

En cambio, en 2016 el aniversario de la proclamación cayó en plena campaña electoral para las generales del 26-J y no hubo más acto que un izado solemne de la bandera nacional en la madrileña Plaza de Colón.

UN TERCER ANIVERSARIO MÁS DESPEJADO

El tercer aniversario llega en un momento de más estabilidad y menos tensión para las instituciones españolas. Hace un año, España tenía un Gobierno en funciones y estaba en vísperas de unas segundas elecciones ante la incapacidad de los partidos de formar gobierno después de las elecciones de noviembre de 2015. Por primera vez en democracia, en 2016 el Rey se vio en la situación de tener que encargar la formación de Gobierno al segundo partido más votado, el PSOE, ya que el candidato del primero, Mariano Rajoy, declinó hacerlo.

Los pronósticos para las elecciones de junio de 2016 apuntaban a un Congreso igualmente dividido y no estaba claro que el panorama político fuese a despejarse. Un año después, sin embargo, España tiene un Gobierno que, aunque en minoría, ha pactado los Presupuestos de 2017 y acaba de superar sin dificultad una moción de censura.

Además, en este último año se ha despejado la sombra del 'caso Nóos' para la hermana del Rey, Cristina de Borbón, que el pasado febrero fue absuelta del delito fiscal que le imputaba la acusación particular, Manos Limpias. Su marido, Iñaki Urdangarin, sí fue condenado a seis años de cárcel por el desvío de más de seis millones de euros de las arcas públicas a través de un entramado societario montado junto a su socio Diego Torres.

En abril se pudo ver a la Infanta Cristina en el Palacio Real por primera vez en cuatro años, asistiendo a la misa funeral por su tía abuela Alicia de Borbón-Parma en uno de los bancos reservados a la familia del Rey. Eso sí, aunque se trataba de un acto oficial, tenía más naturaleza familiar que institucional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies