El SUP celebra la sentencia que obliga a reincorporar a su puesto al comisario Telesforo Rubio

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El SUP celebra la sentencia que obliga a reincorporar a su puesto al comisario Telesforo Rubio

Publicado 10/11/2016 19:29:59CET

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha celebrado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que obliga a la Dirección General de Policía Nacional a reintegrar al comisario principal Telesforo Rubio en su puesto en la Subdirección General de Recursos Humanos, respondiendo así a un recurso interpuesto por este sindicato policial.

El comisario principal del Cuerpo Nacional de Policía Telesforo Rubio fue cesado en junio del año pasado --junto al también comisario Miguel Ángel Santano-- tras mantener una reunión en los aledaños del Congreso con el portavoz del PSOE en la Comisión de Interior, Antonio Trevín. La cita fue publicada en portada por el diario 'La Razón' y la información iba acompañada de varias fotografías del encuentro.

Los dos fueron cesados por el Director Adjunto Operativo (DAO) y destinados a otras labores en la Jefatura Superior de Madrid y en la División Económica y Técnica, dentro de la Subdirección de Logística. El SUP denunció entonces que ambos ceses hay una clara "vulneración de derechos" y exigió el restablecimiento de sus derechos.

En su resolución, el TSJM obliga a la Dirección General de Policía a reintegrar a Telesforo Rubio, que fue comisario general de Información en el Gobierno de José Luis Rodrígez Zapatero, como jefe de área de Auditoría en la Subdirección General de Recursos Humanos, según informa el SUP en un comunicado.

La Sala de lo Contencioso Administrativo, según explica el sindicato policial, señala que el cese por falta de confianza "no se ajusta a derecho" o que "el procedimiento seguido no es conforme al ordenamiento jurídico" y habla de "desviación de poder" por parte de la Administración.

El relevo en su puesto, indica el tribunal, "no obedeció a la necesidad de hacer frente a las necesidades excepcionales a que se refiere la legislación y, por tanto, la atribución temporal de funciones autorizada incurrió en desviación de poder, al haberse apartado del concreto interés general propio de la ordenación de los servicios".

En este sentido, el SUP recuerda la "necesidad inaplazable" de implantar un proceso selectivo y un sistema de provisión para los puestos de trabajo de responsabilidad dentro de la Policía "totalmente transparente, en el que se valoren la experiencia, la capacitación de los aspirantes, méritos exclusivamente profesionales, garantizando acto seguido su permanencia en esos puestos, y evitando su cese inmediatocaso de no seguir directrices 'políticas' o arbitrarias".

"La sentencia pone de manifiesto, más si cabe, la instrumentalización que, por parte del Ministerio de Interior, se realizó a la hora de designar a algunos altos cargos dentro de la estructura de la Dirección General de Policía, a los cuales premiaba o 'corregía' en función de su permeabilidad", concluye el SUP.

EXCESIVA OPACIDAD

El criterio por el que el Ministerio de Interior designa a los comisarios principales ha sido motivo de polémica por lo que fuentes del SUP califican como "excesiva opacidad". Según el escalafón de mando de este Cuerpo, los agentes nombrados como comisarios principales serán los responsables de las jefaturas y de otras unidades de especial relevancia de la Policía en cuestiones tan sensibles como la lucha contra la corrupción.

De hecho, el pasado mes de julio, la Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) emplazó a la Dirección General de la Policía a que explique en sede judicial el proceso por el que designa los comisarios principales, en la resolución de 7 de junio de 2016 con la última convocatoria de plazas de comisarios principales, la máxima categoría de la Policía Nacional.

El pasado 5 de abril, la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados instó al Gobierno en funciones a que paralizase la última promoción de ascenso. La oposición denunció que el objetivo del Ejecutivo de Mariano Rajoy era ejercer un control "en clave ideológica" de la cúpula policial con una convocatoria "en el último minuto".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies