El suplicatorio de Homs se votará en el Pleno y quedará bloqueado en caso de elecciones

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El suplicatorio de Homs se votará en el Pleno y quedará bloqueado en caso de elecciones

Francesc Homs
EUROPA PRESS
Publicado 06/10/2016 18:11:13CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El suplicatorio que el Tribunal Supremo ha acordado pedir al Congreso para poder abrir un procedimiento al portavoz parlamentario de Convergència (CDC), Francesc Homs, deberá ser votado por el Pleno de la Cámara Baja tras escuchar las alegaciones del diputado independentista, pero todo el proceso puede quedar paralizado si finalmente hay terceras elecciones.

El Supremo deberá remitir el escrito al Congreso informando de su intención de investigar a Homs por los presuntos delitos de desobediencia y prevaricación al participar en la preparación de la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014.

Una vez que el presidente del Supremo y del Consejo del Poder Judicial, Carlos Lesmes, haga llegar el escrito al Congreso, su órgano de gobierno, la Mesa que preside Ana Pastor, deberá poner en marcha su tramitación en su próxima reunión.

El primer paso será enviar el suplicatorio a la Comisión del Estatuto de los Diputados, que preside el 'popular' Leopoldo Barreda y que aún no tiene agendada ninguna reunión desde su constitución. Los artículos 13 y 14 del Reglamento del Congreso, que recogen los trámites para la aprobación de los suplicatorios, fijan un máximo de 30 hábiles para que esta comisión parlamentaria decida si avala o no la petición.

PODRÁ PRESENTAR ALEGACIONES EN PERSONA O POR ESCRITO

Y en ese plazo la comisión deberá dar audiencia al diputado del ahora llamado Partit Demòcrata Català (PDC), que tiene la opción de declarar por escrito o bien comparecer a puerta cerrada ante sus compañeros de la comisión.

Una vez concluya su tarea, la comisión deberá remitir su conclusión al Pleno de la Cámara, que al final tendrá que votar. Teniendo en cuenta los plazos, esa votación no se calcula antes de mediados de noviembre.

Todo eso ocurrirá siempre que el 1 de noviembre no se disuelvan las Cortes Generales con motivo de una nueva convocatoria electoral. En ese caso, el suplicatorio de Homs quedaría bloqueado hasta la constitución del nuevo Parlamento.

Con las Cortes disueltas y hasta que se constituyan las nuevas cámaras, sólo mantienen su aforamiento los diputados que forman parte de la Diputación Permanente, y entre ellos Homs en representación del Grupo Mixto.

El dirigente independentista sólo perdería su fuero en caso de que no resultara reelegido diputado o que no se presentara a los comicios, pero nunca antes de enero, que es cuando se calcula la sesión constitutiva si se repiten las elecciones.

YA VAN 30 SUPLICATORIOS

En total, la Cámara cuenta con sesenta días hábiles para completar la tramitación de un suplicatorio que se computan "durante el periodo de sesiones" a partir del día en que el escrito del presidente del Tribuna Supremo llega al Congreso, aunque habitualmente viene empleando entre tres y cuatro semanas. Una vez que el Pleno emite su voto, el presidente del Congreso tiene ocho días para informar al del Tribunal Supremo sobre el resultado.

Hasta ahora el Congreso ha aprobado 30 suplicatorios y ha rechazado 13. Los tres últimos que salieron adelante permitieron juzgar a tres diputados del PP --Vicente Ferrer, Arsenio Pacheco y Nacho Uriarte-- que habían dado positivo al volante y el anterior fue el que dio vía libre a investigar al también 'popular' Jesús Merino por el 'caso Gürtel'.

Además, entre los concedidos destacan los del ex ministro socialista José Barrionuevo por el 'caso GAL' o los de los diputados de Herri Batasuna Jon Idígoras, Francisco Letamendía y Antxón Ibarguren por los incidentes producidos en 1981 en la Casa de Juntas de Guernica, donde varios miembros de esa coalición protagonizaron protestas en un acto que presidían los Reyes.

El último suplicatorio que llegó al Congreso fue el de José Antonio Viera, diputado del PSOE investigado por el Supremo en el caso de los ERE junto a Manuel Chaves y José Antonio Griñán. En su caso, el Pleno no llegó a pronunciarse porque, tras abandonar el Grupo Socialista y pasarse al Grupo Mixto, renunció al escaño un mes antes de que fuera a perder su aforamiento con la convocatoria de las elecciones de diciembre de 2015.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies