Urquizu (PSOE) dice que "ojalá" lograran una "candidatura consensuada" pero cree que los militantes quieren votar

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Urquizu (PSOE) dice que "ojalá" lograran una "candidatura consensuada" pero cree que los militantes quieren votar

Entrevista con el diputado aragonés del PSOE Ignacio Urquizu
EUROPA PRESS
Publicado 27/11/2016 11:24:37CET

Considera que el problema del PSOE es de "credibilidad" pero admite que lleva tiempo demostrar que son "mejores" que Podemos y ERC

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El diputado del PSOE por Teruel e integrante del grupo designado por la Gestora para ir preparando el debate político del próximo Congreso, Ignacio Urquizu, dice que "ojalá" lograran una "candidatura consensuada" para el próximo congreso del partido, pero cree que los militantes quieren votar y no se pueden poner "puertas al campo".

En su opinión, el problema del PSOE es de "credibilidad" y propone resolverlo "ordenando las ideas" del partido. Para ello, piensa que deben proponer al país un documento "potente" en el que se resuelvan los cinco retos que en su opinión tiene España y que marque la agenda del debate en los próximos años y, al mismo tiempo, lograr un equipo que "sepa de lo que habla y crea en lo que dice".

En una entrevista concedida a Europa Press, el diputado socialista explica, al ser preguntado por el deseo de otros dirigentes del partido de que haya una candidatura única al próximo Congreso, que "ojalá" se pudiera lograr una "candidatura consensuada" entre todas las partes porque eso, argumenta, significaría que el partido está "unido antes de la votación, no después".

Pero dice tener la "sensación" de que "los militantes quieren votar" y además, explica que le gusta la democracia y que no van a "poner puertas al campo". "Si alguien se cree capacitado que se presente y que la gente vote", recalca.

Urquizu también refrenda la afirmación de Miquel Iceta de que hay que evaluar a los candidatos por su capacidad para unir al partido. Pero explica que eso es lo que piensan "todos los líderes regionales y casi todos los militantes: de esto saldremos mejor si salimos todos juntos, efectivamente tendremos que elegir al más capaz de unir a todos, lo diga Iceta, Puig o quien quiera, es una obviedad".

Pero no se moja al ser preguntado si Pedro Sánchez o Susana Díaz serían capaces de unir al partido. Asegura que "todo el mundo es capaz si es generoso" y dice que él "no excluiría a nadie" porque están en una situación tan difícil que no es como para dejar a "compañeros por el camino". "O lo sacamos entre todos o no saldrá", recalca al tiempo que dice asumir que sus compañeros "van a tener generosidad" para sacar adelante el partido. "Dirá la militancia quién es más capaz", remacha.

"YO NO SOY EL TAPADO DE NADA"

Sobre si puede haber algún "tapado" o si él puede tener la opción de presentarse asegura no ser el "tapado de nada" y dice estar sólo "ayudando". "Me pidieron que fuera a los medios y voy, que hiciera ponencia y estoy, no estoy en nada más, ni en nada extraño", se defiende y añade que él estará en el "equipo que pueda resolver mejor los problemas del PSOE".

En su opinión, el problema de su partido es de "credibilidad" y por ello, considera que tienen que ser capaces de formar un equipo con personas que conciten dos características: que sepan de lo que hablan y que crean en lo que dicen. "Sólo nos creerán si la gente se da cuenta de que sabemos de qué hablamos y creemos en lo que decimos", exclama.

Admite que su partido tiene un problema con los jóvenes desde el punto de vista electoral. Pero alega que por el hecho de que haya jóvenes en los partidos "no se soluciona nada". En este sentido explica que se ha "pecado" de cierto exceso al valorar a la juventud por el mero hecho de ser jóvenes, cuando en su opinión, hay que valorar lo que se hace porque "la experiencia también es positiva".

MAS TRANQUILIDAD DESPUÉS DEL DESGARRO

Según Ignacio Urquizu, las cosas está ahora "más tranquilas" después del "desgarro" que ha sufrido el partido, que califica de "más emocional" que "racional". Pero admite que hace falta que vaya pasando el tiempo para que la gente se vaya tranquilizando.

Resta importancia al debate de esta semana pasada en la reunión del Grupo Parlamentario y lo atribuye a los cambios que se han producido. Pero cree que todo el mundo tiene que ser consciente de que a veces pierdes la confianza y a veces la vuelves a ganar y de que "esto funciona así" porque la política tiene mucho que ver con la "confianza".

Además, argumenta que tras el Congreso del partido es posible que vuelva a "haber cambios" porque la nueva dirección "querrá tener un Grupo en el que pueda confiar".

Sobre la actuación de la Gestora y el enfado que algunas personas tienen con ella, admite que "todo se puede hacer de otra manera" y que si hay gente enfadada será porque "alguna cosa se habrá hecho mal". "Todo se puede hacer mejor y todo es mejorable, pero por todas las partes", exclama y argumenta, en este sentido, que también, por la otra parte, se utilizaron "argumentos demasiado contundentes".

En su opinión, este debate en torno a la ruptura de la disciplina de voto "ya se va cerrando" y cree que a partir de enero se va a abrir otro debate que tiene que ver con el papel de la socialdemocracia española en el país. Según Urquizu, el problema no es de ideas. "No tenemos que volver a inventar la socialdemocracia", alega.

ORDENAR LAS IDEAS, FIJAR RETOS Y MARCAR LA AGENDA

Pero sí cree que el PSOE tiene que "ordenar un poco las ideas" y "fijar los retos" que tiene este país. Según él son cinco: la cohesión social después del aumento de la pobreza y de la diferencia de renta que hay entre unas personas y otras; la cohesión territorial, para la que plantea una reforma constitucional que mejore la cooperación entre las CCAA, camibe el sistema de financiación y "hasta los afectos respecto a Cataluña"; la calidad de la democracia, haciendo que se pueda participar más y luchando contra la corrupción; volver a mirar hacia Europa y modernizar la economía, incluido el mercado laboral.

Para el diputado socialista por Teruel, el partido debe resolver todos estos asuntos en un documento que tiene que ser "potente" y "manejar la agenda del debate" en España en los próximos años. A partir de ahí, precisa, "llegarán las personas". Pero este, concluye, "es el último debate".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies